Ainia-Tecnoalimentalia

Reutilización de aguas depuradas en las industrias agroalimentarias

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 20/02/2019 - 18:24

Las aguas residuales de las industrias agroalimentarias son habitualmente conducidas a una estación depuradora de aguas residuales industriales (EDARI) donde son tratadas en diferentes fases antes de ser vertidas a la red de alcantarillado municipal o al dominio público hidráulico. Sin embargo, cada vez es más habitual su reutilización y todo apunta a que en el futuro, el agua regenerada será mucho más utilizada.

¿Qué es la reutilización de agua?

La reutilización de agua es el proceso que permite volver a utilizar el agua tratada en las depuradoras. Para poder ofrecer este segundo uso es necesario aplicar un tratamiento adicional al tratamiento convencional de depuración. Las aguas tratadas para su reutilización se denominan aguas regeneradas.

El RD 1620/2007, que establece el régimen jurídico de la reutilización de las aguas residuales, permite cinco usos para las aguas regeneradas: urbanos, agrícolas, industriales, recreativos y ambientales.

Para las industrias de alimentación y bebidas son frecuentes los usos agrícolas (riego de cultivos), industriales (torres de refrigeración o condensadores evaporativos) o urbanos (lavado industrial de vehículos), entre otros. Para poder hacer uso de aguas regeneradas se deberá obtener permiso, así como una aprobación previa de las autoridades sanitarias.

Para que su reutilización sea posible deben recibir tratamientos adicionales de regeneración. Estos tratamientos pueden usar distintos procesos tecnológicos o la combinación de varios de ellos. La elección de éstos depende de factores como contaminantes específicos, cantidad o calidad de aguas residuales entrantes, el uso posterior previsto del agua, los costes y otros factores como el uso de energía y las opciones disponibles para la eliminación de los desechos.

Procesos y tecnologías para la reutilización de agua

Según la Asociación Española de Desalación y Reutilización, actualmente se pueden clasificar los procesos de reutilización más comunes en 4 tipos:

  • Reutilización básica: está basada en tratamientos biológicos secundarios para la reducción de materias en suspensión y la eliminación de nutrientes como el nitrógeno y el fósforo.
  • Tratamientos terciarios: son los tratamientos en los que además de la reutilización básica, se añade un proceso de filtración para eliminar mayor cantidad de materias en suspensión y posteriormente se realiza un proceso de desinfección. En este tipo de proceso también podríamos incluir los Reactores Biológicos de Membranas (MBR, en inglés) que combinan el tratamiento biológico y la filtración en la misma etapa de tratamiento.
  • Tratamientos terciarios avanzados: son los tratamientos que además de incluir los dos anteriores, añaden también Procesos de Oxidación Avanzada (AOP, en inglés) y posteriormente una etapa de adsorción de los subproductos generados.
  • Tratamientos multi-barrera, multi-membrana o triple-barrera: estos tratamientos de reutilización incluyen etapas de Micro o Ultra-Filtración, Nano-Filtración u Ósmosis Inversa, seguidas de una Desinfección o AOP.
Uso eficiente del recurso hídrico: caso de éxito de J. García Carrión

El uso de aguas residuales depuradas para la agricultura ya está aportando sustanciosos beneficios en materia de gestión hídrica a determinadas industrias agroalimentarias españolas.

La reutilización de agua favorece el objetivo de “vertido cero” de J. García Carrión en la planta del grupo situada en Andévalo (Huelva), donde se ha alcanzado el consumo neto nulo de agua. El 100% del volumen de agua empleada en el proceso de fabricación del zumo se usa posteriormente para el riego de las 1.500 hectáreas de naranjos que la propia empresa cultiva alrededor de la fábrica.

La planta de zumo de J. García Carrión usa 500.000 m3 de agua al año en sus instalaciones industriales y 5 Hm3 para el riego de su plantación de naranjos. La aplicación de un sistema de tratamiento multi-etapa que incluye anaerobio de alta carga, MBR y desinfección con hipoclorito ha permitido a la empresa reutilizar la totalidad del agua consumida en fábrica para riego cumpliendo con el RD 1620/2007.

Si quiere saber más sobre el tema, le animamos a que asista al III seminario técnico internacional “Economía Circular en la Gestión del Agua de las Industrias Agroalimentarias” que tendrá lugar en AINIA el próximo 9 de abril.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Jornada de Innovación: Tendencias en nuevas fuentes proteicas

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 20/02/2019 - 17:03

Barritas con insectos, análogos cárnicos elaborados con proteína vegetal, hummus de leguminosas, pesto con cáñamo, snacks de algas… son algunos de los ejemplos de nuevas fuentes de proteína que se mostrarán en la jornada de Innovación “Proteínas 2030: diseñando nuevos alimentos sostenibles” que celebramos el próximo 28 de marzo en AINIA.

Conocer cuál es el marco actual y las estrategias de innovación a nivel europeo en la innovación en productos proteicos en alimentación; identificar cuáles están siendo las principales tendencias en la demanda de estos productos; cuáles son las nuevas fuentes de proteínas capaces de ofrecer alternativas reales y cuál es el papel de la tecnología para poder transformar dichas fuentes en nuevos ingredientes capaces de garantizar una cadena de suministro más sostenible son los objetivos centrales de la jornada que tendrá lugar en AINIA el próximo día 28.

Según Naciones Unidas, la población en 2030 alcanzará los 8.600 millones de personas. Ante este escenario, la industria alimentaria, a través de diferentes líneas de investigación I+D, ha de buscar soluciones sostenibles y procesos más eficientes alternativos a la proteína de origen animal.En la actualidad la principal fuente de proteínas tiene un origen animal. Según el informe “The rising popularity of plant proteins: hie 2018” de Mintel, el consumo de alimentos ricos en proteína va en aumento.

El máximo impulsor de este aumento de la demanda es el crecimiento demográfico mundial, aunque se espera que este crecimiento se ralentice y lleguemos a ser 8,6 millones de habitantes en 2030. De todos modos, en los países emergentes es donde se dará el gran crecimiento, mientras que en la zona de la Unión Europea, Japón o Rusia, bajará.

En España la franja de edad que más apuesta por consumir más proteína son los jóvenes de entre 16 a 24 años. Esta misma fuente señala que, como respuesta, la industria alimentaria lanza al mercado cada vez más nuevos productos cuya formulación presenta un mayor porcentaje de proteína.

Con 8.600 millones de personas en el mundo en el 2030 y una estimación de 9.000 millones de población mundial en el 2050, una concentración urbana sin precedentes (se espera un crecimiento mundial de la población urbana de un 1,84% anual hasta 2020 y de un 1,63% hasta 2050) e incrementándose la esperanza de vida mundial hasta los 77 años en 2045-2050 (en el periodo 2010-2015 la esperanza media de vida mundial era de 62 años), el escenario de la presión demográfica queda descrito.

Pero, además, tengamos en cuenta que el poder adquisitivo y a renta per cápita seguirán creciendo, especialmente en Asia. Debido a esto, la demanda de alimentos crecerá a unas cotas muy superiores a las actuales.

Por ejemplo, se estima un aumento en el consumo de productos cárnicos de un 40% en los próximos 20 años. Por ello, se hace necesario de asegurar la sostenibilidad de la cadena alimentaria, no solo a través de procesos más eficientes, sino también identificando nuevas fuentes proteicas para el desarrollo de una economía más competitiva, sostenible e integradora (estrategia europea 2020).

Con ello se pretende satisfacer la demanda del consumidor en cuanto a nutrientes proteicos de alta calidad y aumentar la disponibilidad de productos ricos en proteína a un coste más competitivo. Y para lograrlo, a través de la innovación, la industria alimentaria ha de buscar nuevas fuentes de proteína saludables, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Las proteínas de origen vegetal como alternativa

Además, conviene no olvidar el notable crecimiento de desarrollo de nuevos ingredientes y productos lanzados con proteína vegetal, cada vez más en boga por la tendencia que apuesta por lo vegetal y las formulaciones veganas.

En nuestro país, según el informe  The Green Revolution elaborado por la consultora Lantern, el 6,3% de los consumidores son flexitarianos, el 1,3% vegetariano y el 0,2% se inclina por la dieta vegana. Juntos suman cerca de 3,6 millones de españoles.

Pero no es sólo este nicho de mercado. Según Mintel, los consumidores, motivados por aspectos como la salud, el medio ambiente y el bienestar animal, tratan de reducir en su dieta el consumo de proteína de origen animal. Así lo afirma el 41% de los consumidores de carne procesada de Reino Unido. Y lo mismo ocurre en Italia con los productos lácteos. El 32% de los consumidores lácteos también han disminuido el consumo diario.

Actualmente la principal fuente de proteína vegetal es la soja, aunque cada vez se introducen nuevas fuentes de otras legumbres (garbanzos, lentejas, judías…), algas, guisantes, cáñamo, chía y quinoa… son las más frecuentes.

La clave está en comunicar al consumidor una imagen del alimento natural rico en proteína, mínimamente procesado, con ingredientes reales que sean saludables y nutritivos, respetuoso con el medio ambiente y sostenible. Por ello, se hace necesario, a través de la tecnología, hallar nuevas fuentes de proteínas para responder a un consumidor que sí cree en la calidad nutricional de la proteína de origen vegetal, biotecnológica, de origen animal (insectos) e incluso fuentes más incipientes como los cultivos celulares.

Jornada de Innovación Proteínas 2030: diseñando nuevos alimentos sostenibles

En este contexto, y para dar respuesta a los desafíos pincelados, AINIA ha programado para el próximo 28 de marzo una jornada de innovación donde diferentes expertos abordarán posibles soluciones de cómo la industria alimentaria ha de responder y se presentarán distintos nuevos alimentos

La jornada se divide en 4 grandes bloques temáticos: estrategias y tendencias, nuevas fuentes de proteína, avances tecnológicos para obtención de nuevos ingredientes y consumidor. Además la sesión se complementa con una visita a las instalaciones de AINIA donde se realizarán distintos demostrativos en planta piloto y una exposición y degustación de productos innovadores con proteínas de diversas fuentes alternativas a las convencionales.

El primer bloque es una mesa redonda moderada por Miguel Blasco, Subdirector de AINIA. En ella participa José Manuel González Vicente Delegado para el desafío social en bioeconomía en el horizonte 2020 (CDTi), quien analizará la situación actual y estrategias europeas alineadas en la búsqueda de nuevas fuentes de proteínas; y Marta Carneiro, de Mintel, quien expondrá cuales son las tendencias actuales en cuanto demanda de proteínas.

A continuación María García Adán, departamento de I+D+i de FIAB moderará un enriquecedor debate acerca de nuevas fuentes de proteína. En el participará Ana Torrejón de AINIA para hablar de procesos  biotecnológicos aplicados a distintas fuentes orgánicas; Alfredo Rodrigo, también de nuestro instituto, quien explicará el potencial de la planta acuática Lemna Comun; y por último, un representante de INSECFIT hablará de insectos como fuente de proteína y presentará barritas alimentarias elaboradas a partir de los mismos.

También se presentarán avances tecnológicos para la obtención de nuevos ingredientes proteicos. De la mano de Mariana Valverde y Lidia Tomás, ambas técnicos de AINIA, conoceremos distintas técnicas para el diseño y funcionalización de nuevos ingredientes y alimentos y cómo caracterizar y evaluar la funcionalidad de estos.

Cerrarán la jornada Grupo La Caña, Ecoiberope, DACSA y DeLaViuda, quienes desde la perspectiva del consumidor, presentarán casos de éxito de alimentos proteínicos con algas, harinas de leguminosa, análogos cárnicos y snakcs enriquecidos.

Esta jornada, en la cual colabora CDTi y Food for Life Spai,  se celebrará en las instalaciones de AINIA en Parque Tecnológico de Paterna (Valencia). Si desea asistir, tan sólo tiene que inscribirse a través de nuestra página web de formación. Además, recuerde que la asistencia es gratuita para todas las empresas asociadas de AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

¿Caminamos hacia una estrategia europea en materia de proteínas vegetales?

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 20/02/2019 - 17:01

 La Comisión ha confirmado su intención de revisar la situación de la oferta y la demanda de proteínas vegetales en la Unión Europea y de considerar la posibilidad de desarrollar una «estrategia europea en materia de proteínas vegetales», con el fin de «fomentar la producción de proteínas vegetales en la Unión en un entorno económico y medioambientalmente seguro». Comentamos algunos de los aspectos más relevantes que conectan las proteínas vegetales y el derecho alimentario en la Unión Europea.

Las proteínas vegetales están de actualidad en el ámbito agroalimentario, una buena muestra de ello es lo que se indica por parte de la Comisión Europea en su nota de prensa del pasado 22 de noviembre de 2018 como continuación de los trabajos desarrollados en esta línea y también de lo regulado a través del Reglamento (UE) 2017/2393 que, en relación con las cuestiones sobre la política agrícola común, planteaba expresamente la necesidad de un «Plan de proteínas.

Apuesta de la Unión Europea por el desarrollo de proteínas vegetales

Teniendo en cuenta la situación actual y los resultados del informe sobre el desarrollo de proteínas vegetales en la UE, se ha constatado la necesidad para cubrir la demanda de proteínas vegetales, tanto destinadas al consumo humano, como para la alimentación animal.

La UE abre diferentes vías para potenciar la producción de las proteínas vegetales, entre las distintas alternativas que se facilitan destaca especialmente lo relacionado con el programa Horizonte Europa 2021-2027 al duplicar el presupuesto y contribuir al incremento de la competitividad a través de la investigación e innovación.

De forma más inmediata, la Comisión también ha considerado para el año 2019 ayudas a los programas de promoción sobre los beneficios de las proteínas vegetales en relación con la nutrición, salud y aspectos ambientales, planteando ayudas cercanas a los 200 mill. de €.

Contexto actual de las proteínas vegetales en la UE

La Unión Europea tiene un déficit en la producción de proteínas vegetales, en los últimos años ha importado unos diecisiete millones de toneladas de proteína bruta al año. Por tanto, necesita generar más proteína vegetal para el uso alimentario y ganadero.

El mayor porcentaje de producción y consumo está dedicado a la alimentación animal (93 %). No obstante, existe una demanda creciente en por parte del mercado alimentario para las proteínas vegetales, en particular para plantear alternativas a la carne y a los productos lácteos.

Interacción del Derecho Alimentario de la UE y el desarrollo de proteínas vegetales

El punto de partida para la producción de proteínas vegetal en el ámbito agroalimentario es el mismo que para otros alimentos o materias primas, no hay especificidades concretas.

Ahora bien, como consecuencia de la investigación para la obtención de nuevas proteínas vegetales es muy probable que nos aplique la regulación sobre nuevos alimentos, en concreto el Reglamento 2283/2015 y que ante esta situación lo más recomendable en el caso de un trabajo de investigación es que hagamos uso de la opción que nos otorga el Reglamento de Ejecución (UE) 2018/456 de la Comisión de 19 de marzo de 2018 sobre las fases del proceso de consulta para determinar la condición de nuevo alimento de conformidad con el Reglamento (UE) 2015/2283 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a los nuevos alimentos.

Si las proteínas vegetales se desarrollan para la alimentación animal, en este caso lo que debemos tener muy presente es lo establece el Reglamento (CE) 767/2009 sobre la comercialización y la utilización de los piensos y el Reglamento (UE) nº 68/2013 relativo al Catálogo de materias primas para piensos.

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico de aplicación a las proteínas vegetales u otros temas de índole técnica. También puede asistir a la jornada de innovación sobre proteínas que hemos organizado el próximo 28 de marzo en AINIA

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

iDRONE, avances en agricultura de precisión para una alimentación más sostenible

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 20/02/2019 - 14:28

En el artículo contamos los avances del proyecto iDRONE, en el que colaboran AVA-ASAJA y ANECOOP, y en el que estamos desarrollando un piloto demostrativo que posibilite la identificación, captura, análisis e interpretación inteligente de los parámetros de influencia en el sector agrícola, con el objetivo último de mejorar el rendimiento de las explotaciones agrarias.

Uno de los avances con mayor capacidad de transformación del sector agroalimentario es sin duda la Agricultura de precisión, entendida como la aplicación de tecnologías avanzadas para la identificación, captura, y análisis de los parámetros de influencia en la producción agrícola (medioambientales, agronómicos, …) y el estudio de su variabilidad (espacial, temporal y de lotes) encaminada a facilitar la toma de decisiones para su optimización.

La agricultura de precisión pone el foco en la optimización de la producción agrícola a partir del análisis y comprensión de la variabilidad en los factores que condicionan la explotación del cultivo, facilitando el descubrimiento de información hasta ahora oculta a los responsables de dichas explotaciones, para configurar sistemas de información expertos de soporte a la decisión que proporcionan un auténtico valor diferencial.

Es un área de investigación tan amplia como lo son las distintas tipologías de cultivo (frutas, hortalizas,…) y las problemáticas particulares de cada uno de ellos (control de humedad, maduración del fruto, detección de plagas, fertilizantes,…), y exige un conocimiento multidisciplinar de gran amplitud, no sólo en materia de tecnologías de la información, sensórica, visión artificial o Big Data, sino también en el ámbito agronómico, medioambiental, bioquímico y geológico, entre otros.

Un conocimiento que, en sinergia, proporciona una visión integradora del campo de estudio completamente necesaria para la actividad investigadora y el desarrollo de soluciones integrales de valor para el sector.

Proyecto iDrone: Un modelo innovador de analítica descriptiva y predictiva

El proyecto iDrone – hyperspectral analytics – se centra en la aplicación de las últimas tecnologías de visión artificial (hiperespectral) acoplada a dispositivos en vuelo no tripulado (Drones y robots autónomos) y técnicas de Inteligencia artificial y Big data analytics, para diseñar un modelo demostrativo de Agricultura de Precisión que posibilite la identificación, captura, análisis e interpretación inteligente de los parámetros de influencia en la producción agrícola (agronómicos, medioambientales y económicos), con el objetivo de facilitar su comprensión desde una visión integradora y dirigida a la optimización del rendimiento de las explotaciones agrarias.

Un modelo innovador que amplía las actuales capacidades en materia de analítica descriptiva (identificación del estado actual de los parámetros clave de un cultivo) y, muy especialmente, analítica predictiva (predicción de evolución de un cultivo en base a la dependencia-influencia de sus parámetros).

El proyecto iDrone, implementado en colaboración con los principales agentes (AVA-ASAJA) y empresas del sector (ANECOOP) en la Comunidad Valenciana, está avanzando en el desarrollo de un piloto demostrativo de Agricultura de Precisión que salve las limitaciones tecnológicas actuales y posibilite su transferencia, permitiendo analizar, comprender y valorar las ventajas de su aplicación en la optimización de la productividad agrícola.

Resultados del primer año del Proyecto iDrone

Tras el primer año del proyecto, se han definido las necesidades en materia de optimización de la producción agrícola para los cultivos seleccionados (cítricos, viñero y tomate), así como los parámetros de influencia en la producción agrícola. Se han diseñado los demostradores basados en drones y robots móviles sensorizados para la captura de datos procedentes de cultivos anteriormente mencionados.

Del mismo modo, se ha iniciado la puesta en marcha de una infraestructura de computación de altas prestaciones y servicios de tecnologías de la información cloud con alta seguridad que garantice la privacidad de los datos e integre todas las fuentes de interés en el análisis del cultivo.

 

Nuevas aplicaciones y avances: Hacia el desarrollo de soluciones sencillas

Aunque el sector primario está cada vez más profesionalizado, los agricultores no se pueden convertir en expertos en el manejo de las nuevas tecnologías de un día para otro. Por tanto, resulta clave dirigir los esfuerzos a la creación y el desarrollo de soluciones sencillas, asequibles y robustas que se conviertan en una ayuda en la toma de decisiones y que tengan un claro reflejo en el rendimiento de las explotaciones agrícolas.

Para lograr con éxito la transformación de la industria agrícola española, la tendencia actual se dirige hacia el desarrollo de nuevos servicios de interés para la gestión de explotaciones que sean de aplicación en los cultivos de ciclo largo cuyo fruto va destinado a un producto de mayor valor en el mercado: frutales, olivos, viñedos, etc.

Las principales aplicaciones y avances en los que se está trabajando en la actualidad son:

  • Gestión del cultivo con el seguimiento de los costes de explotación, ingresos y beneficio por parcela.
  • Optimización del aporte de nutrientes mediante mapas de evolución vegetativa y estrés hídrico para aplicar las dosis adecuadas según las necesidades de cada planta.
  • Detección de enfermedades y plagas y optimización de la aplicación de tratamientos fitosanitarios reduciendo el consumo y el impacto medioambiental.
  • Planificación de la cosecha en función de mapas de madurez del fruto y teniendo en cuenta las previsiones meteorológicas, la demanda y el precio en los mercados objetivos.
  • Identificación de alertas tempranas para el agricultor, que permita anticiparse a problemas en campo como plagas, riesgos medioambientales, etc, y que el sistema proponga acciones correctivas y preventivas a modo de sistema de apoyo a la decisión.

Para que este tipo de aplicaciones llegue lo antes posible a los agricultores y se extienda su uso y aceptación por parte de los mismos, es necesario fomentar la participación en proyectos de investigación, desarrollo y transferencia en los que participen todos los agentes del sector agroindustrial, universidades y centros de investigación, empresas de tecnologías y maquinaria y productores agrícolas, de modo que las nuevas tecnologías se integren en servicios y equipos que sean validados por las empresas de producción.

El proyecto iDRONE, que cuenta con apoyo de IVACE y Fondos FEDER, responde a estas necesidades y es un ejemplo de esta apuesta por una I+D colaborativa. Si su empresa necesita avanzar en temas relacionados con Agricultura de Precisión, contáctenos, nuestra misión es cooperar y colaborar con las empresas para la mejora de su competitividad con I+D+i.

 

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Materiales en contacto con los alimentos, ¿hacia dónde vamos?

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 13/02/2019 - 17:24

Los materiales en contacto con los alimentos (MCA) son un eslabón fundamental en la actividad agroalimentaria, tanto por la fabricación de los envases y otros materiales de acondicionamiento, como por ser elemento fundamental para los equipos y máquinas dedicadas a la producción. Por ello es fundamental considerar las cuestiones legales que les atañen. En el artículo comentamos la situación actual y la previsible evolución.

Situación actual para los materiales en contacto con los alimentos

De acuerdo con la legislación alimentaria aplicable en la Unión Europea a los MCA, quedan comprendidos todos los envases alimentarios, así como los utensilios de cocina, de mesa y otros artículos como cubiertos, tazas, platos, cuencos, etc. Además, debemos tener en consideración otros objetos que en principio no van a estar en contacto directo con los alimentos, pero que pueden estarlo, en tal situación se encuentran las servilletas de papel por ejemplo.

Como decíamos en la introducción del artículo los MCA tienen un papel primordial como materiales utilizados en la fabricación equipos y máquinas, desde las cintas transportadoras de cualquier alimento hasta los camiones cisterna que transportan alimentos en estado líquido.

El Reglamento 1935/2004 contempla hasta 17 tipos de materiales, tales como los plásticos, papel, caucho, metales y vidrio, pero también adhesivos, tintas de impresión y recubrimientos utilizados en el acabado de los artículos, así como materiales compuestos.

La legislación alimentaria de la Unión Europea aplicable a estos materiales establece obligaciones para los operadores que fabrican estos materiales, de forma que para un uso razonable de los materiales no se generen situaciones que:

  • No se ponga en peligro la salud humana
  • No provoquen una modificación inaceptable de la composición de las propiedades organolépticas de los alimentos (sabor y olor, por ejemplo)

 El Reglamento 1935/2004 se centró en los aspectos conectados con la seguridad alimentaria de los MCA sin abordar otras cuestiones más específicas para cada tipo de material. Cuando se aprobó, el legislador preveía el desarrollo de regulación en la UE para todos los materiales, algo que en la actualidad no se ha producido.

Ante esta situación en los últimos años la Comisión está trabajando en el desarrollo y mejora de la regulación aplicable para los materiales en contacto con los alimentos y la muestra más reciente y evidente de ello es la consulta pública que se ha abierto para que en los próximos meses (hasta mayo 2019) todos los agentes y partes interesadas (desde los ciudadanos particulares hasta las autoridades competentes en cada uno de los Estados miembros) puedan exponer su opinión sobre cómo debería enfocarse la evolución legislativa de los materiales en contacto con los alimentos.

¿Qué pretende la Comisión Europea con la regulación de los materiales en contacto con alimentos?

Teniendo en cuenta que la legislación relativa a los materiales en contacto con los alimentos proporciona un marco jurídico armonizado de la Unión Europea y fija los principios generales de seguridad de estos materiales, así como normas en materia de etiquetado, documentación de cumplimiento y trazabilidad, es previsible que se constate la necesidad de un mayor desarrollo legislativo y adecuación del marco legal a la actividad agroalimentaria del siglo XXI (Economía Circular, mayores posibilidades para reciclar o reutilizar materiales entre otros).

Situación en sectores afines: Cosmético y Farmacéutico

Si la situación legislativa que se da en los productos agroalimentarios es complicada ante la falta de desarrollo regulatorio para todos los materiales, qué podemos decir de otros sectores como el de productos cosméticos o productos sanitarios.

En estos sectores consideramos que la situación legislativa es claramente peor que en el ámbito agroalimentario, dado que no se ha establecido una regulación «ad hoc» para los materiales de envasado o acondicionamiento de estos productos. Por tanto, en el caso de los cosméticos, es necesario que se desarrolle en esa línea el Reglamento 1223/2009 y el Real Decreto 85/2018.

Lo mismo sucede en el caso de los productos sanitarios, donde el Real Decreto 1591/2009 tampoco ha desarrollado esta cuestión, más allá de lo indicado en lo relativo al diseño/fabricación y la elección de los materiales más adecuados e idóneos.

Reflexiones para un adecuado desarrollo legal de materiales en contacto con alimentos

Los operadores agroalimentarios y los fabricantes de materiales deben trasladar sus inquietudes al legislador comunitario, desde una legislación más específica que por ejemplo desarrolle la regulación aplicable a las tintas de imprenta, pasando por una armonización de las declaraciones de conformidad en todo tipo de materiales. En una palabra, se trata de pasar a la acción y dar retorno al legislador para que proceda en consecuencia. Ahora tenemos una buena oportunidad para ello valorando la consulta pública abierta.

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico aplicable a los materiales en contacto con los alimentos u otros temas de índole técnica. También contamos con laboratorios especializados en ensayos de migraciones y otros necesarios para controlar estos materiales en el ámbito agroalimentario.

También puede comentar este artículo en el grupo de legislación alimentaria en Linkedin.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Iniciativa BTSF: AINIA intensifica su colaboración con CHAFEA

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 13/02/2019 - 15:32

Better Training for Safer (BTSF) es el mayor programa del mundo en formación en legislación y seguridad alimentaria de la UE. La iniciativa, que se enmarca en las actividades de CHAFEA (Agencia Ejecutiva de Consumidores, Salud, Agricultura y Alimentación de la Unión Europea) ha supuesto desde sus inicios la “formación de formadores” más intensa a nivel mundial, con más de 41.000 profesionales de todo el mundo formados en sesiones teórico-prácticas que les permiten a su vez difundir el conocimiento y la experiencia en sus respectivos países y entornos.

AINIA es uno de los agentes colaboradores más implicados en esta iniciativa de la UE. En los dos últimos ejercicios hemos realizado para BTSF once actividades formativas por diferentes países europeos en las que han participado 250 profesionales técnicos procedentes de más de cuarenta países distintos y que han supuesto 300 horas de formación técnica especializada de alto nivel. En 2019 intensificamos nuestra colaboración con CHAFEA.

Estos días estamos celebrando en AINIA uno de estos programas formativos de BTSF de “formación para formadores”. En esta ocasión, tenemos en nuestro centro a 23 profesionales procedentes de 17 países recibiendo una formación teórico-práctica sobre materiales en contacto con alimentos.

Además de recibir el conocimiento y la experiencia de 30 años de AINIA en estas materias, contamos con la participación de cinco expertos internacionales en la materia con un programa de visitas técnicas a empresas como Grupo Alimentario Citrus y CAIBA, además de nuestras plantas piloto y laboratorios.

A esta acción se suma otra celebrada la semana pasada en Lisboa, en la que se formaron otros 30 profesionales procedentes de 23 países en composición de los alimentos e información al consumidor.

Con anterioridad, a lo largo de 2018 y 2017 formamos en temas tan variados y técnicos como calibración de equipamiento profesional para el uso de plaguicidas en agricultura, en diversos temas de la higiene en plantas de producción de alimentos del sector primario, así como en métodos de análisis de riesgos en seguridad alimentaria. Budapest, Bolonia, Montpellier, Barcelona, Eden-Wageningen….son algunos de los lugares elegidos para estas actividades.

Los programas de formación que en el marco de la iniciativa BTSF tenemos en marcha actualmente, con diferentes socios españoles y organizaciones europeas son:

  • Control of food contact materials, their use and marketing
  • Food information and composition
  • Legislation and control of food improvement agents in the EU
  • Principles and methods of food safety risk análisis

En 2019 vamos a continuar nuestra colaboración con CHAFEA en el marco del programa BTSF y en breve pondremos en marcha nuevos programas en:

  • Food Hygiene in Primary Production
  • Inspection and calibration of plant protection product application equipment in compliance with the provisions of Directive 2009/128/EC

Este último, que ya fue ejecutado entre 2016-2018, liderado desde AINIA y que se desarrolla en colaboración AETS y UPC (Universidad Politécnica de Cataluña) arrancará de nuevo en este ejercicio con un nuevo proyecto con contenidos y metodologías totalmente actualizados.

BTSF, estrategia común de formación UE

La Iniciativa Better Training for Safer Food de la Comisión Europea (DG SANTE), gestionada a través de CHAFEA (Consumers, Health, Agriculture and Food Executive Agency) nacía en 2005 proporcionando una estrategia común de formación en las áreas de legislación relativa a alimentos, piensos, sanidad y bienestar animal y sanidad vegetal cuyos principales objetivos son:

  • Promover que en todos los estados miembros los controles se realizan de manera adecuada, uniforme y objetiva
  • Asegurar y mantener el máximo nivel de protección de consumidores, salud y bienestar animal y sanidad vegetal
  • Asegurar un nivel común parar todos los operadores del sector
  • Potenciar la comercialización de alimentos seguros
  • Asegurar el adecuado mercado con países terceros, especialmente países en desarrollo

A través de esta iniciativa, que ha hecho posible la formación de miles de profesionales de administraciones competentes de los diferentes estados miembros (EM), multitud de áreas temáticas relevantes y estratégicas han sido abordadas bajo diferente tipología de acciones tanto presenciales como on line.

En definitiva y desde su nacimiento en 2005, estos programas han permitido la formación de mas de 41.000 profesionales. Si además tenemos en cuenta que la formación recibida se desarrolla bajo un modelo de “formación de formadores” en el que todos los participantes reciben herramientas y metodología teórico-práctica que les permite difundir el conocimiento y experiencia adquirida a sus respectivos entornos y, por otra parte, que las actividades tienen lugar en multitud de países de la UE y también de países candidatos y países terceros, podremos llegar a comprender el impacto obtenido por esta Iniciativa de la Comisión Europea.

En la siguiente gráfica puede apreciarse el origen de los participantes en las iniciativas BTSF

Fuente: CHAFEA

En este marco global, diferentes organizaciones y empresas desarrollan proyectos formativos validados previamente por CHAFEA. Desde AINIA, y en colaboración con diferentes socios españoles y europeos, vamos a continuar colaborando y apoyando esta iniciativa, porque consideramos que es pieza básica actual para avanzar en el sistema de seguridad alimentaria de la UE que, no lo olvidemos, es referencia mundial y modelo que siguen otros.

Dada nuestra amplia experiencia y conocimiento en actividades formativas en la Unión Europea, con profesorado y asistentes de diversas nacionalidades y perfiles, si su empresa está internacionalizada y necesita una formación en legislación alimentaria de la UE, higiene, calidad o seguridad alimentaria, o en cualquier otro aspecto especializado a medida, cuente con AINIA, podemos ser su partner en formación para el global de sus colaboradores, proveedores… y en general de su cadena de valor. Si quiere conocer más sobre nuestra actividad formativa, también puede visitar el portal de formación de AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Evaluaciones nutricionales y marketing alimentario, la batalla por la diferenciación

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 13/02/2019 - 12:33

Las evaluaciones nutricionales adquieren una importancia creciente en el marketing alimentario. En el artículo contamos los casos más frecuentes en los que las evaluaciones nutricionales adquieren importancia crítica para el éxito del lanzamiento o diferenciación de una marca o producto en el lineal y los elementos claves a tener en cuenta para contar con una evaluación nutricional rigurosa realizada por expertos independientes.

Si estás en un departamento de marketing de una empresa de alimentación o bebidas habrás tenido que familiarizarte con términos técnicos y con elementos que diferencian el marketing de estas empresas. Las evaluaciones nutricionales son un ejemplo.

La información nutricional es un elemento obligatorio de acuerdo con la legislación vigente en la Unión Europea desde el 13 de diciembre de 2016. Hace algo más de año y medio se aplicó lo previsto en el Reglamento 1169 y podemos encontrar en las etiquetas los datos sobre el valor energético, las grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal.

Evaluación nutricional es la mejor manera de diferenciar la calidad nutricional de un producto respecto a otros que compiten con él. Y todo ello se refleja en la etiqueta, además del refuerzo de otros elementos como las campañas de marketing y comunicación.

Los casos más frecuentes en que la evaluación nutricional se convierte en una aliada de las estrategias de marca y diferenciación de producto son:

  • Sellos de calidad con el objetivo de resaltar el valor diferencial de determinados productos frente a otros de su competencia, por ejemplo, productos con procedencias distintas o de variedades distintas (ejemplo productos frescos con denominación de origen frente a otros productos frescos procedentes de países emergentes y de otras variedades).
  • Alimentos naturales, donde la evaluación nutricional permite identificar los beneficios de esos alimentos frente a otros y marcar los claims de valor en su estrategia comercial y de marketing.
  • Alimentos en los que interesa destacar alegaciones nutricionales para poder ser validados por las Autoridades competentes previo a su comercialización.
Cómo realizar una evaluación nutricional rigurosa

Los elementos que debemos encontrar en el etiquetado nutricional comprenden los siguientes parámetros:

  • Valor energético (expresado en Kilojulios -kJ- y Kilocalorías -kcal-)
  • Cantidades de grasas
  • Grasas saturadas
  • Hidratos de carbono
  • Azúcares
  • Proteínas
  • Sal

A lo anterior, que son los elementos obligatorios, se pueden añadir elementos voluntarios o complementarios, que son:

  • Grasas monoinsaturadas
  • Grasas poliinsaturadas
  • Polialcoholes
  • Almidón
  • Fibra alimentaria
  • Vitaminas y minerales (presentes en cantidades significativas).

Teniendo claro que estos son los elementos clave que, según la legislación de la UE, deben aparecer en el etiquetado nutricional (para aquellos que deseen más información, sugerimos la lectura del artículo “Etiquetado nutricional, aspectos clave a considerar”), los pasos a la hora de acometer un proyecto de evaluación nutricional son:

  • Definición clara del alimento o la bebida a evaluar y objetivos clave de los elementos nutricionales del mismo que queremos analizar.
  • Revisión bibliográfica de los nutrientes y otros compuestos de interés clave en ese producto.

Por ejemplo, no es lo mismo los nutrientes de interés a analizar en un pescado (generalmente centraremos los ensayos en analizar ácidos grasos y proteínas), que en verduras y frutas frescas (donde el tema de la fibra, vitaminas e hidratos de carbono estarán más presentes).

  • Caracterización química y nutricional de los productos en estudio, detallando claramente el número de muestras y ensayos a realizar, así como la tipología de estos últimos.

También en esta etapa es importante revisar la logística necesaria (recogida de muestras y estado de las mismas, facilitando el contacto del y punto de adquisición de las distintas variedades y procedencias, métodos de preparación de muestras, etc).

  • Análisis de resultados y comparación de los posibles beneficios identificados.

Cuando analicemos resultados, es importante incluir una interpretación legislativa de los  mismos, para lo que es recomendable contar con expertos en los aspectos normativos del etiquetado nutricional o, en su caso, de los temas jurídicos relacionados con las alegaciones nutricionales de interés para la empresa y el producto, de manera que se adecúen a la legislación alimentaria vigente.

Por otro lado, se calculará el porcentaje del Valor de Referencia de Nutrientes (VRN) de aquellos micronutrientes de interés para poder incorporarlo en el etiquetado.

En la batalla por la diferenciación, ganarse la confianza de un consumidor exigente, al ofrecer, además, datos rigurosos sobre de calidad del producto, su seguridad alimentaria y otros elementos de valor añadido como la frescura, proximidad o el valor nutricional; todos ellos hoy elementos indispensable para formar parte de la elección de compra final y el recuerdo de marca.

En AINIA contamos con:

Aportamos soluciones integrales que pueden ayudar a los departamentos técnicos de las empresas (calidad, I+D, producción) y a las áreas más comerciales y estratégicas (comercial, marketing y comunicación) en identificar el valor nutricional diferencial de sus productos. Contacte con nosotros. Podemos ayudarle en su labor de identificar los atributos de valor de sus productos de alimentación y bebidas a través de una evaluación nutricional rigurosa, realizada por profesionales especializados y acreditados.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Green technologies: hacia una economía sostenible

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 13/02/2019 - 11:11

Los actuales y futuros desequilibrios entre la balanza de demanda de recursos alimentarios y la capacidad de producción hace necesario un cambio en los modelos de negocio de cara a reducir el uso de materias primas y/o maximizar su aprovechamiento. En este contexto, a través de nuevas tecnologías es posible obtener compuestos de alto valor añadido a partir de las microalgas o los residuos biomásicos provenientes del procesado de fruta. Veamos algunos ejemplos.

Estamos pasando de una Economía Lineal a una Economía Circular en la que el valor de los productos, los materiales y los recursos se debe mantener durante el mayor tiempo posible, reduciendo al mínimo la generación de residuos alimentarios. Así, el uso eficiente de los recursos es uno de los objetivos por el que trabaja la estrategia Europa 2020.

El empleo de nuevas tecnologías abre las posibilidades al uso de numerosos subproductos actualmente generados en procesos agroalimentarios, para la obtención de compuestos de alto valor añadido con aplicación en el sector de nutrición, salud y/o cosmético. De igual modo, este cambio hacia una óptica de Economía Circular obliga a plantear procesos que promuevan un aprovechamiento más eficiente de las materias primas (sean o no considerados subproductos).

En AINIA llevamos varios años colaborando con empresas sensibles a este cambio, participando en proyectos en donde aportamos nuestro know-how en ámbitos tecnológicos más innovadores. Los proyectos INGENIA y Algae for Healty Word son dos de ellos.

Ingredientes bioactivos a partir de residuos biomásicos: Proyecto Ingenia

Un ejemplo de aprovechamiento más eficiente de las materias primas es el proyecto “Valorización de subproductos de frutas para el desarrollo de Ingredientes Eficientes y Naturales para la Industria Alimentaria” (INGENIA), aprobado recientemente en la convocatoria Innterconecta 2018 (Subvencionado por el CDTI y cofinanciado con Fondos Feder).

Este proyecto en cooperación entre Zukán, Agroindustrial Kimitec y Dulces y Conservas Helios, persigue valorizar los residuos biomásicos provenientes del procesado de fruta (destríos, huesos, condensados,…) para desarrollar ingredientes bioactivos (pectinas, fracciones aromáticas, compuestos antioxidantes,…) 100% naturales de alto valor añadido que puedan ser utilizados en el desarrollo de bioproductos saludables para la alimentación humana.

Biocompuestos de microalgas con aplicaciones alimentarias: Proyecto Algae for Healty Word

Otro ejemplo es el proyecto “Algae for Healty World” (A4HW). Un consorcio para producir biocompuestos de microalgas con aplicaciones alimentarias.

Por ello, 7 empresas, – AINIA Centro Tecnológico, Centro de Investigaciones Biológicas (CSIC-CIB), Endesa, Mar Cristal Marilum, Neoalgae Micro Seaweeds Products, Novatec – , y liderados por Endesa y con la Universidad de Cádiz como coordinador técnico, están finalizando las investigaciones sobre la utilización de las microalgas en la captura de CO2 por su alta capacidad de absorción y para producir a escala industrial distintos tipos de microalgas de las que extraer azúcares, aceites vegetales sustitutivos de las grasas trans, colorantes naturales y compuestos capaces de iluminar los platos, copiando los procesos del plancton marino a precios competitivos.

Además, también se ha avanzado en el desarrollo de herramientas biotecnológicas necesarias para mejorar y optimizar la producción de biomasa y de producción de pigmentos -antioxidantes principalmente-, y otras fracciones de valor añadido, a partir de diferentes microalgas, focalizando sus desarrollos en diferentes cepas de Spirulina, Nannochloropsis gaditana y Pyrocistis.

En ambos proyectos, el objetivo no es sólo mejorar el aprovechamiento de los actuales recursos o encontrar nuevas fuentes de alimentación para una población mundial en aumento, sino también obtener productos de alto valor añadido que se utilicen en la industria agroalimentaria, farmacéutica o gastronómica.

Obtención de fracciones de alto valor mediante fluídos supercríticos

El grupo de trabajo de Fluidos Supercríticos de AINIA dispone de las capacidades y know-how en la tecnología de extracción mediante fluidos supercríticos para la obtención de fracciones de alto valor añadido a partir de diferentes sustratos. Trabajos que son necesarios para sentar las bases técnicas de futuros conceptos de biorrefinería, dado que las eficiencias de extracción mediante SC-CO2 dependen en gran medida de la naturaleza de las materias primas de partida estudiadas, ya que cada materia prima tiene diferentes composiciones en compuestos bioactivos (ácidos grasos y lípidos; carotenoides, tocoferoles,…).

Se tiene en cuenta además otros aspectos de relevancia en los rendimientos totales de extracción que se obtienen, al considerar el efecto del pretratamiento de las materias primas. En ese sentido, tratamientos de estabilización mediante secado por atomización aseguran la estabilidad y menor degradación de los sustratos de partida.

Soluciones tecnológicas para la obtención de nuevos alimentos

En AINIA ofrecemos a las empresas soluciones tecnológicas para la formulación de nuevos productos a partir de la obtención de materias primas mediante fluidos supercríticos que aporten un valor nutricional superior, respondiendo así a la demanda de los consumidores, cada vez más informados y preocupados por la calidad y seguridad de los productos que consumen. Si es su caso, contáctenos. Podemos ayudarle.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Fruit Logística 2019: Lo que viene en innovación en productos hortofrutícolas

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 06/02/2019 - 14:58

Hoy se celebra FRUIT LOGISTICA 2019  en Berlín. Es la feria líder del comercio hortofrutícola en Europa, donde se presentan las principales novedades en el sector. En este artículo queremos adelantar algunas de las líneas de innovación que marcan tendencia, así como las tecnologías que dan soporte a un mercado tan importante para los productores españoles.

Europa es uno de los mercados más importantes para el sector de las frutas y verduras.

En 2018, se produjeron en Europa 47 millones de toneladas de fruta y 56 millones de toneladas de verdura, un total de 103 millones de toneladas, de los cuales, el 42 por ciento procedían de España e Italia, los dos países productores europeos más importantes.

Un sector en auge ya que se espera que el gasto del consumidor a nivel mundial en fruta y verdura se aproxime a los cinco trillones de euros para el año 20130. Esta cifra, divulgada en el Informe de Tendencias de Fruit Logística 2018, representa más del doble de los 2.1 trillones de euros en ventas registrados en el año 2015.

Por todo ello, conviene conocer cuáles son las palancas que marcarán la hoja de ruta en ese sector, tanto en los procesos de producción como en desarrollo de producto.

Agricultura de precisión, protagonista en Fruit Logística 2019

La transformación digital que está experimentando el sector será uno de los puntos que se traten en esta feria bajo el lema  “Disrupt Agriculture“. Supone un nuevo reto para las empresas. Su aplicación es sinónimo de procesos productivos más rentables, seguros y competitivos.

Nunca antes un avance tecnológico había generado cambios tan acelerados y disruptivos en las empresas. Y la transformación digital no ha hecho más que empezar. Este cambio de paradigma implica a todas las empresas por igual, independientemente de su tamaño, estructura o ámbito.

Conceptos como blockchain y sistemas inteligentes de la robótica son sólo dos de los más innovadores que enriquecen y cambian la industria hortofrutícola en la actualidad.

Para lograrlo, debemos poner el foco en cuatro elementos clave, que tienen que ver con la Agricultura de Precisión, que engloba todo lo que es Industria 4.0 pero incide además y sobre todo en los modelos de gestión y de negocio:

  • La flexibilización de procesos.
  • Integración vertical y horizontal de la empresa.
  • Nuevos canales de interacción con el entorno en un mundo hiperconectado.
  • Los datos como activo estratégico y nuevas fuentes de negocio.
Explosión de nuevas variedades y snacks de IV Gama

Como ya viene siendo tradición en la feria, FRUIT LOGISTICA es un escaparate de innovaciones en nuevas variedades de frutas y hortalizas, desde cebollas a kiwis, pero también en snacks y nuevas líneas de IV Gama, categoría que año tras año sigue marcando enteros de crecimiento.

Tal y como recoge la feria en su comunicado de prensa oficial: “Los modernos supermercados de hoy en día ofrecen de 400 a 600 tipos de frutas y verduras diferentes, una oferta variada nunca vista hasta hoy. Los arándanos y aguacates marcan la pauta a nivel mundial”.

La biotecnología agroalimentaria es una constante, tanto en nuevas soluciones para los tratamientos más naturales a plantas y cosechas, como en el desarrollo de nuevas variedades y funcionalidades de producto.

En este campo, y complementando lo que estamos viendo en esta gran cita internacional, hay innovaciones que comienzan a aspirar a ocupar nuevos nichos, sobre todo de consumidores concienciados por el medio ambiente, de ahí gamas nuevas de IV y V Gama creadas a partir de productos frescos “imperfectos” presentadas en envases más sostenibles e innovadores, que alargan la vida útil del producto, dan respuesta a la necesidad “on the go” del público al que van dirigidos pero, a su vez, intentan minimizar su impacto ambiental y minimizan el desperdicio.

Fuera de feria, por no citar ejemplos presentados por las marcas expositoras, una conocida cadena de supermercados británica ha lanzado una gama de zumos y licuados elaborados a partir de frutas y verduras no aptas para la venta directa por su aspecto, con un más que cuidado packaging.

Packaging, cada vez más presente

Equipo de AINIA en FruitAtraction

Según Mintel, para el 57% de los consumidores de Reino Unido es importante guardar los alimentos en su packaging, alargar su vida útil y conservarlos frescos.  Sin embargo, hoy día son pocos los productos vegetales que responden a ello. Tan sólo los embolsados para ensalada. Por tanto, la industria del packaging tiene ante sí un gran reto, pero también una gran oportunidad. En Fruit Logística estamos viendo ya avances en esta línea.

Entre las más de 80 novedades presentadas en expositores procedentes de 18 países distintos, en el ámbito del packaging hemos visto innovadores envases ecológicos, biodegradables y reciclables, dando respuesta ya a la nueva directriz europea hacia la Economía Circular.

Innovadores sistemas de personalización de etiquetas, maquinaria de envasado más sostenible y con nuevas funcionalidades, así como el boom de envases con funcionalidades de lo más diversas para hacer posible la conveniencia y el “on the go” siguen siendo, un año más, una constante.

Desde el punto de vista del consumo, abundan los envases que muestran el producto y que transmiten sensación de frescura y naturalidad, factor muy importante en el momento de decisión de compra.

Ejemplos de envases de IV Gama “convenience” lo encontramos en envases para verduras cocinadas al vapor y recubiertas con diversas salsas, acompañadas con otros ingredientes saludables, listo todo para calentar en el microondas. Hemos visto también fruta 100% natural ya preparada para ser preparada como smothie. Sólo es necesario añadir el agua.

Otra de las innovaciones que nos han llamado la atención son films o láminas superiores que pueden volverse a sellar sin etiquetas para recipientes de plástico, cartón y celulosa. De este modo, el producto envasado permanece fresco y crujiente hasta el último bocado.

Brexit, cambio climático y exportaciones

En lo relativo al comercio con terceros países, se importan 47 millones de toneladas y se exportan 37 millones de toneladas de frutas y verduras. La conclusión es que la balanza comercial es de 12 millones de euros negativos.

En terceros países, la mirada hay que dirigirla hacia Asia. Los dos países más poblados, India y China, son mercados muy atractivos para la comercialización. Sin embargo, especialmente en China, las regulaciones de importación, principalmente en el campo fitosanitario, dificultan el acceso al mercado para los productos europeos. Las asociaciones europeas trabajan a toda marcha con el apoyo de la política, para abrirse a interesantes mercados asiáticos a los que pertenecen, además de China, Vietnam, Corea del Sur y Taiwán, así señala el Manual Europeo de Estadísticas 2019 (European Statistics Handbook), que se publica coincidiendo con FRUIT LOGISTICA.

En general, el clima está en boca de todos. Los efectos del cambio climático se debaten acaloradamente, porque casi ninguna otra industria depende tanto del clima como el negocio de las frutas y hortalizas. Esto no solo se aplica a los cultivos, las temperaturas también afectan el consumo.

La seguridad alimentaria es un tema constante. Todo el sector está preocupado porque todo esté controlado a nivel analítico según legislaciones en cada país, sobre todo en cuestiones clave como el control de plaguicidas.

Si consideramos los volúmenes de compra por hogar, según el informe citado, en la mayoría de los países de la UE, la manzana ocupa el puesto número 1 en la clasificación de frutas, mientras que el tomate encabeza las verduras. En Alemania, el plátano fue la fruta más popular en 2018, al igual que para los británicos. Si bien los alemanes siguen la tendencia europea de los vegetales y prefieren especialmente los tomates, hay una excepción en el Reino Unido. En el Reino Unido, las zanahorias son las verduras más consumidas.

A pesar de que nadie sabe cómo se regulará el próximo Brexit, un vistazo al Manual Europeo de Estadísticas ofrece un anticipo del impacto que podría tener en el comercio de frutas. El mercado de importación más importante en la EU es, con diferencia, el alemán. En 2018 se importaron 5,3 millones de toneladas de fruta y 3,2 millones de verduras. Con una tasa de autosuficiencia del 38 por ciento para las verduras y del 15 por ciento para las frutas, Alemania depende en gran medida de las importaciones.

Si su empresa es productora de frutas y hortalizas o de productos alimenticios derivados en las mismas, en AINIA tiene un partner para su innovación, tanto en el control analítico, el desarrollo de producto, el envase o el análisis de mercado y consumidor. Contacte con nosotros, podemos aportar la solución a sus necesidades de innovación y tecnología.

Formación en innovación de producto a través del análisis sensorial, sus 9 pilares fundamentales

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 06/02/2019 - 14:50

El próximo 24 de abril iniciamos un curso de 70 horas para formarse en cómo testar con consumidores y consumidoras, a través del análisis sensorial, la innovación de producto en alimentación. En esta cuarta edición se incluyen nueve módulos que permitirán a los profesionales de industrias agroalimentarias adquirir habilidades y conocimientos en ciencias sensoriales y aplicarlos de forma práctica en su trabajo. En el artículo damos las claves.

Entre el 80%-90% de los nuevos productos alimenticios que se lanzan al mercado cada año fracasa. Las técnicas de análisis y percepción sensorial integran las demandas de los consumidores en el diseño de nuevos productos alimenticios para garantizar su éxito en el mercado.

También en el momento de medir el grado de aceptación y preferencias o a la hora de medir el lugar que ocupa nuestro producto respecto a la competencia, de manera que podamos adaptarlo a la realidad de mercado a lo largo de su vida comercial.

Desde este amplio espectro de aplicaciones, los contenidos de este curso online: “La Innovación de producto a través del análisis sensorial y la investigación del consumidor. 4ª Edición” están divididos en nueve módulos temáticos que son:

  • Módulo 1: Atributos sensoriales y la manera en que los percibimos
  • Módulo 2: Factores que afectan a las medidas sensoriales
  • Módulo 3: Introducción al control de calidad, evaluación de la vida útil e innovación de producto
  • Módulo 4: Métodos con jueces analíticos
  • Módulo 5: Métodos con consumidores
  • Módulo 6: Bases del análisis sensorial (jueces, muestras y ambiente)
  • Módulo 7: Planificando un estudio sensorial
  • Módulo 8: Tratamiento de datos y análisis de resultados
  • Módulo 9: Poniendo en práctica el análisis sensorial
El curso incluye la realización de casos prácticos que reflejan la problemática real de la empresa y su resolución de manera operativa. A quién va dirigido este curso

Los test sensoriales con consumidores son de gran utilidad para la empresa en tres grandes ámbitos:

  • Sirven a los equipos de I+D como indicadores del camino a seguir a la hora de definir y adaptar el producto y  seleccionar los prototipos de mayor potencial. Además, ayudan a acortar el tiempo de desarrollo y ajustar éste a las capacidades técnicas de la compañía.
  • Apoyan a la toma de decisiones del departamento de calidad, de manera que puedan conferir al producto una calidad homogénea de acuerdo con su estándar.
  • El área de marketing se beneficia de la información que las técnicas de análisis sensorial ofrecen, para basar sobre ella la planificación del lanzamiento y mantenimiento del producto en el mercado e incluso el desarrollo y validación de claims
¿Cómo planificar un análisis sensorial en alimentos?

Un factor clave es la importancia de la definición del problema a resolver. Esto ayuda al investigador sensorial a diagnosticar y seleccionar las metodologías o combinación de ellas más adecuadas (enfoque analítico, enfoque consumidor, o ambos).

La investigación con consumidores puede tener diferentes objetivos dependiendo del ciclo de vida del producto:

  • Nuevo posicionamiento del producto.
  • Mejora de la calidad del producto.
  • Selección, entre varias opciones, del mejor proveedor.
  • Reducción de costes.
  • Benchmark competitivo frente al líder del mercado.
  • Reformulación de producto para que este sea más saludable.
  • Validación de un claim sensorial.
  • Validación de una nueva línea de producción o planta.

En el curso se analizarán ejemplos y casos de los distintos objetivos y el enfoque más adecuado metodológicamente para abordarlo, de manera que el alumno tenga una guía de cómo enfocar distintos casos en su contexto de empresa.

La metodología online que utilizamos permite mejorar la eficiencia de la formación. A través de nuestra plataforma de e-learning los alumnos pueden adaptar sus horarios a su medida, adaptándolos a su propia actividad y tiempos.

Aquellos profesionales que deseen asistir y pertenezcan a empresas asociadas a AINIA, recuerden que tienen precios especiales y otros beneficios. El plazo de matriculación está abierto. Anímese y reserve su plaza.

Etiquetado e información al consumidor, la evolución del Reglamento 1169/2011

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 06/02/2019 - 14:32

Las cuestiones vinculadas con el etiquetado y la información al consumidor de productos alimenticios son fuente de constante actualidad, tanto por las demandas sociales de más información sobre los alimentos, como por la evolución del Reglamento 1169/2011 a la hora de legislar otros aspectos o elementos directamente relacionados con el etiquetado de los alimentos. En el artículo reflexionamos sobre estas cuestiones relacionadas con la publicidad y la información al consumidor en los alimentos.

Origen de los ingredientes

Recientemente ha comenzado a aplicarse el Real Decreto 1181/2018 que establece distintas obligaciones relativas al origen de leche que se incorpora a los alimentos, se trata de la última medida aprobada, pero todavía veremos más medidas.

La miel parece que va a ser el siguiente ingrediente para el que se va a actualizar la legislación de forma que se puede conocer mejor el origen y su procedencia. En este momento estamos a la espera de la aprobación del proyecto de real decreto para revisar estas cuestiones. No obstante, debemos ver si se modifica lo previsto, dado que el retorno por parte del sector ante la propuesta parece que no ha sido demasiado positivo.

Alimentos para vegetarianos y su etiquetado

Otra iniciativa actualmente en marcha es la que se ha promovido para tratar de regular el etiquetado de los productos destinados a los vegetarianos. Se trata de una acción en el ámbito de la Unión Europea denominada Iniciativa ciudadana europea sobre etiquetado para vegetarianos. El objetivo pretendido es lograr que para grupos de población con dietas vegetarianas se disponga de un etiquetado obligatorio que informe sobre si los productos que consumen son aptos o no para los vegetarianos.

Bebidas alcohólicas, desarrollo del etiquetado obligatorio

En el caso de las bebidas alcohólicas, siguiendo con el planteamiento derivado del Reglamento 1169/2011 estamos a la espera de ver si fructifica el sistema de autorregulación que se propone desde el sector y que la Comisión contempla.

La incorporación en las bebidas alcohólicas de la lista de ingredientes y la información nutricional es un primer paso para facilitar desarrollar el etiquetado de estos productos. En estos momentos estamos a la espera de que las iniciativas de autorregulación de la industria sean evaluadas por la Comisión y dependiendo del resultado sigan adelante o se contemplen otras alternativas para desarrollar la legislación en materia de información al consumidor.

Reflexiones para un desarrollo sostenible de la información al consumidor

Si leemos la prensa especializada del sector agroalimentario vemos que cada vez más se promueven medidas para aportar más información sobre los alimentos que se comercializan. Esta situación en sí es positiva, ahora bien, debemos tener en cuenta que todas las actuaciones que vayan a desarrollar o complementar la información que se transmite han de respetar los criterios básicos que emanan del Reglamento 1169/2011:

  • No se inducirá a error al consumidor,
  • La información voluntaria no será ambigua ni confusa para los consumidores, y
  • Los datos aportados se basarán, según proceda, en los datos científicos pertinentes.

Además de considerar los criterios básicos, desde mi punto de vista todas las posibles revisiones de la legislación aplicable en materia de etiquetado e información al consumidor deben contar con un diagnóstico previo en el que sopese la oportunidad y efectos, tanto positivos como negativos que pueden estos cambios.

No descubro nada nuevo al indicar que en muchas ocasiones los consumidores, la sociedad en general, demandan más información sobre los productos alimenticios que consumen, aunque después cuando se verifica si las medidas implantadas han tenido éxito, los resultados evidencian que los consumidores no están consultando esa información ampliada.

Por tanto, antes de incorporar o solicitar más cambios, conviene reflexionar sobre algunas cuestiones:

  • ¿El concepto o elemento adicional, ha sido definido legalmente en el ámbito del Derecho Alimentario?
  • ¿Un consumidor medio comprenderá la información adicional que se incorpora en el etiquetado o por el contrario puede llegar interpretarla de forma confusa?
  • ¿La medida planteada, puede ser una forma de proteccionismo o nacionalismo alimentario?

Estas son algunas cuestiones que tenemos que plantearnos todos los agentes de la cadena agroalimentaria, desde la producción primaria hasta el consumidor, pasando por las autoridades competentes. Es muy importante que consideremos el alcance que tendrán esas medidas en todos los ámbitos y niveles afectados al generar nuevas obligaciones en materia de etiquetado e información al consumidor.

Ahora que estamos en un momento de reflexión sobre si en España podrá funcionar el sistema voluntario Nutri-Score que en otros países como Francia ya está en marcha, estas cuestiones deberían planteárselas todos los agentes implicados a la hora de fijar estos sistemas de información voluntaria.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

5 tendencias en productos de cosmética según los insights del consumidor

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 30/01/2019 - 16:06

Según apuntan los últimos estudios de tendencias de la industria cosmética, los consumidores, a la hora de elegir un producto u otro, toman su decisión en función de los aspectos saludables, éticos y medio ambientales del producto o la marca. También apuestan por una cosmética natural y con probióticos. Esto obliga a la industria a estar en un proceso de innovación y mejora de forma continua, reformulando  e innovando.

Según un estudio llevado a cabo por ainiaforward cuyo principal objetivo es identificar oportunidades futuras para la industria cosmética a partir de las necesidades actuales de los consumidores; la cosmética natural y sostenible, personalizada, con probióticos y la cosmética coreana son tendencia.

Cosmética natural y sostenible

Los productos cosméticos naturales son aquellos que contienen ingredientes obtenidos a partir de fuentes naturales, están libres de productos químicos o plaguicidas y son percibidos como más saludables, mejor tolerados por la piel, producidos bajo una mayor conciencia ética y ecológica e incluyen materias primas más sostenibles y económicas.

Las razones de estas preferencias están alineadas principalmente con los valores y preocupaciones actuales de un consumidor cada vez más concienciado. Sin embargo, su precio es un hándicap a la hora de añadirlos a la cesta de compra.

Esta tendencia también se ha hecho extensiva a la demanda de los productos de higiene capilar. Se demandan champús o mascarillas sin parabenos, siliconas y valora los aromas frutales. Como consecuencia, han surgido soluciones naturales, e incluso veganas, desarrolladas a través de procesos sostenibles.

A la tendencia por los productos naturales se suma la tendencia por la sostenibilidad. Los ingredientes ecológicos, libres de químicos y las formulaciones sostenibles son la base sobre la que actualmente se apoya la innovación cosmética.

Los consumidores exigen pruebas que certifiquen que bajo los claims de eficacia, sostenibilidad y orgánico se encuentran productos seguros y comprometidos con estos valores, más allá de la etiqueta “verde”.

La clave para dar respuesta a ambas tendencia, natural y sostenible, está en la innovación tecnológica. Se precisa una tecnología limpia que permita niveles de pureza muy elevados. Estas capacidades son posibles de alcanzar aplicando la tecnología de extracción con CO2 supercrítico, también llamada extracción con fluidos supercríticos.

Esta tecnología permite obtener sustancias activas naturales libres de trazas y contaminantes, aptas para la industria cosmética mediante procesos sostenibles, ecoeficientes y seguros. Además, es inocua, respetuosa con el medio ambiente y rentable.

Con ella se consiguen, entre otros, sustancias y principios activos naturales de aplicación cosmética como aceites a partir de frutos secos y otros vegetales, aceites esenciales y extractos botánicos.

En este sentido, los extractos vegetales son un recurso renovable y sostenible de gran importancia para el sector. Ello es debido a que ahora es primordial el fomento del uso sostenible de recursos biológicos, la conservación de la biodiversidad y el abastecimiento de ingredientes y materias primas sostenibles y respetuosas con el medioambiente. Un ejemplo de estos extractos es el aceite de café verde (GCO). Si quiere saber más acerca del potencial de este extracto en cosmética, le invitamos a leer el artículo ”Extracto de café verde como ingrediente natural para cosmética”.

Cosmética con Probióticos

Los productos probióticos, además de naturales, ofrecen una alta tolerancia y al ser concebidos como saludables, son entendidos como la vanguardia en innovación cosmética y están posicionados en la mente del consumidor por su alta efectividad en la protección de la piel y por sus capacidades hidratantes.

Su uso ha aumentado con las consiguientes mejoras para la salud y el bienestar general. Según publica Alimarket, “en EE.UU. aproximadamente cuatro de cada diez jóvenes millennials consumen probióticos, y un porcentaje similar de ellos están dispuestos a probar productos de cuidado facial con probióticos.”

Permitirá a la industria cosmética desarrollar productos con propiedades y funcionalidades avanzadas más eficaces, seguras y saludables, así como abaratar costes de los procesos industriales.

K-Beauty cosmetics

La cosmética coreana  ha irrumpido con fuerza entre las principales tendencias del sector de la cosmética de la mano de valores como la facilidad de uso. Se posiciona como una solución que ofrece un aspecto de piel sana a través de texturas ligeras y refrescantes. Sin embargo, su desconocimiento por parte de los consumidores hace que su penetración en el mercado sea aún menor.

Según un informe de Mintel, “Las marcas surcoreanas están diseñando y comercializando productos que combinan elementos propios del bienestar cultural de los consumidores occidentales con nuevos elementos sugerentes y novedosos, capaces de estimular los sentidos. Apelan al deseo de experimentar de los jóvenes, y consiguen que el cuidado de la piel deje de ser un proceso rutinario y se convierta en una experiencia interesante y placentera.”

Cosmética personalizada

Podríamos decir que la tendencia más significativa del momento es la cosmética personalizada. Sirve de nexo de unión con respecto al resto de tendencias. El consumidor demanda cosméticos naturales, pero también personalizados, a la carta y muy ajustados a sus propias necesidades. Para éste, hablar de cosmética personalizada es hablar de cosmética altamente efectiva, de calidad y tecnológicamente innovadora, además de novedosa y única.

Ejemplo de ello lo encontramos en los productos “anti-edad”. Según varios informes consultados, la mitad de los jóvenes de entre 16 y 24 años de los principales países de la UE prefieren mantener unas pautas de cuidado facial sencillas para no maltratar su piel. Además, consideran innecesarias las soluciones anti-edad.  Sin embargo, se decantan por un discurso pro salud.

La microencapsulación es una tecnología clave para la personalización de producto y su mejora funcional.  Ha supuesto una revolución en los últimos años, ya que ha permitido desarrollar productos mucho más eficaces en el cuidado facial o corporal (cremas enriquecidas con vitaminas o minerales, desodorantes con acción prolongada, probióticos en cremas faciales, etc.). Si quiere profundizar, le invitamos a leer el artículo “Cosméticos personalizados y naturales gracias a la microencapsulación avanzada”.

Las experiencias sensoriales en el mercado de limpieza y cuidado del hogar

A pesar de su madurez, el mercado de limpieza y cuidado del hogar asiste desde hace unos meses a la aparición en nuestro país de una nueva categoría: los llamados “perfumes o fragancias” para tejidos, de uso en lavadora.  Para se hace necesario investigar fórmulas más eficaces, y buscar también experiencias “sensoriales” y diferenciadoras como la fragancia, el packaging o el formato.

Un ejemplo de solución en productos para ropa lo presenta la empresa Sensient Fragances. Ha aprovechado el potencial de la tecnología de microencapsulación para innovar en fragancias para detergentes. A través de esta tecnología ha sido posible encapsular fragancias para que, posteriormente, se liberen e impregnen el textil en un momento concreto y dure el mayor tiempo posible.

 

Las tecnologías de microencapsulación y de extracción supercrítica están demostrando ser de una importancia vital de cara a la innovación en productos cosméticos.

En AINIA ofrecemos a las empresas de la industria cosmética las principales tecnologías de microencapsulación y extracción supercrítica, con soluciones multifuncionales en todo el proceso de creación de nuevos productos, así como en la validación de la biodisponibilidad de los compuestos activos con los que se enriquecen los productos. Si su empresa quiere aprovechar todas las potencialidades de estas tecnologías para desarrollar nuevos productos de alimentación, cosmética, farmacia o nutraceuticos, contáctenos. Podemos ayudarle.

Si quiere colocar al consumidor en el centro de su proceso de innovación y apostar por un marketing de experiencias, en AINIA somos especialistas en impulsar el crecimiento del valor diferencial de productos y marcas mediante la comprensión del mercado y consumidor. Nuestra misión es cooperar con las empresas, le podemos ayudar.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Curso Derecho Alimentario Internacional, 3 razones para asistir

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 30/01/2019 - 16:04

La actualidad agroalimentaria en el ámbito internacional viene marcada por cuestiones de impacto global como el BREXIT (con acuerdo o sin el) u otros temas más «locales» como los problemas de los cítricos y las importaciones de Sudáfrica o los movimientos que pueden producirse en otros países, por ejemplo, Rusia. En todos estos supuestos la regulación aplicable en el comercio de los alimentos tiene cada vez más importancia para nuestro sector, año tras año se superan los datos de las exportaciones agroalimentarias.

Afrontamos la 5ª Edición del curso “Internacionalización y Legislación Alimentaria: Obligados a entenderse”, que tendrá lugar en Valencia los próximos 7 y 8 de marzo.

En el curso abordaremos diferentes aspectos aplicables en el comercio internacional de alimentos, desde el etiquetado de los productos hasta las cuestiones aduaneras o aspectos relacionados con la financiación de operaciones internacionales.

Derecho alimentario y contexto global

El entorno en el que se desarrolla el comercio de alimentos está en proceso de cambio constante, algunos datos que ilustran esta evolución:

  • Presión demográfica, en 2020 seremos 8.000 millones de habitantes y para 2050 se prevé que alcancemos los 9.000 millones, estamos ante una concentración urbana sin precedentes.
  • El poder adquisitivo y la renta per cápita seguirá creciendo, especialmente en Asia. Debido a esto, la demanda de alimentos se incrementará con unas cotas muy superiores a las actuales en algunas áreas del mundo.
  • Desafío social y medioambiental en un entorno geopolítico incierto.

Estos elementos actúan e intervendrán con total seguridad en la evolución del marco legal aplicable a los alimentos que se comercializan en todo el mundo, por tanto, es importante que tengamos una perspectiva global para visualizar mejor los distintos condicionantes legales y los potenciales riesgos que se puedan generar en el ámbito alimentario.

Marco regulatorio alimentario, los principales mercados internacionales

El objetivo del curso es dar una aproximación global a los profesionales del sector sobre el marco regulatorio alimentario en algunos de los principales mercados internacionales, tales como Estados Unidos, Rusia, Canadá, China, Sudeste de Asia o América Latina para acceder a estos mercados con la mayor seguridad jurídica en sus operaciones comerciales.

El planteamiento propuesto consta de dos bloques; el primero centrado en los aspectos legales que afectan directamente a los alimentos (etiquetado, límites de plaguicidas, empleo de aditivos, etc.), en el que abordaremos estos elementos para los distintos países representados en el curso: Estados Unidos, Rusia, Canadá, China, Sudeste de Asia o América Latina.

En el curso contaremos con reputados especialistas en materia de legislación alimentaria para las distintas áreas geográficas:

  • Desde el Departamento de Derecho Alimentario de AINIA, se abordarán los aspectos vinculados con la legislación de la UE y en particular la situación que va a generar el BREXIT.
  • Contaremos con un representante de la Embajada de España en Rusia que nos hablará sobre los aspectos más relevantes de la Legislación Alimentaria para exportar productos a RUSIA
  • La Legislación Alimentaria en China será el tema abordado por Daniel de Prado, Foreign Legal Counsel de HFG, Law & Intellectual Property.
  • Intervendrán especialistas en Derecho Alimentario procedentes de EE.UU., Canadá y América Latina

Para concluir el primer bloque de contenidos, contamos con la experiencia de Luis González-Vaqué, especialista en Derecho Alimentario de la UE, donde ocupó diversos cargos durante más de treinta años, además de presidente de la Asociación Iberoamericana de Derecho Alimentario.

Contratación mercantil, aduanas y financiación internacional, elementos clave

El segundo bloque de contenidos se centra en cuestiones generales que afectan al comercio internacional de alimentos:

  • Contratación mercantil de alimentos y sus implicaciones en el comercio internacional, intervención a cargo de Laura Herráez, abogada del departamento de Derecho Alimentario de AINIA, que nos hablará sobre los elementos más relevantes para incrementar la seguridad de las operaciones.
  • Aduanas y los requerimientos que es necesario contemplar en el comercio internacional, entre ellos la gestión de los envíos en exportación e importación y el análisis de riesgos aduaneros, para lo que contaremos con Carlos Arola, CEO de Arola.
  • Herramientas Bancarias de Negocio Internacional, a cargo de Adrián Árgiles, Director territorial negocio internacional Valencia-Murcia del Banco Santander.

Este curso, que está dirigido a técnicos y profesionales de industrias del sector agroalimentario y afines, entre los que se encuentran los responsables de asuntos regulatorios, profesionales que desarrollan su labor profesional en el área de marketing o aquellos cuya labor esté directamente relacionada con la exportación e importación de materias primas y productos elaborados, así como a profesionales de organismos públicos.

Esperamos que la 5ª Edición del curso “Internacionalización y Legislación Alimentaria: Obligados a entenderse” continúe aportando el conocimiento necesario para que las industrias alimentarias puedan anticiparse y resolver las diferentes situaciones que se generan en las actividades en el ámbito internacional. Si desea aprovecharlas, contacte con nosotros para conocer el programa.

Asimismo, le animamos a que se sume al grupo sobre Legislación Alimentaria en LinkedIn y a que lea los artículos de nuestro blog de Derecho Alimentario, le ayudará a conocer los diferentes temas de valor para garantizar su seguridad alimentaria y también su seguridad jurídica, ambas necesarias en el complejo entorno global donde se desenvuelven las empresas de alimentación y bebidas.

 

 

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Novedades en los límites máximos de residuos de plaguicidas en la Unión Europea

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 30/01/2019 - 06:46

La regulación sobre los límites máximos de residuos de plaguicidas (LMR’s) está en constante evolución. Una buena muestra de la actividad permanente la podemos observar a través de las modificaciones aprobadas durante el primer mes de 2019. En el artículo analizamos los elementos de mayor relevancia de los cambios que ha sufrido el Reglamento 396/2005 a través de estas modificaciones.

Acetamiprid, límites revisados y ampliados

Los límites máximos para el acetamiprid han sido revisados y ampliados a otros productos (cebada y avena) de acuerdo con las solicitudes efectuadas y la valoración de EFSA.

En el caso de algunos productos (manzanas, peras, melocotones, repollos, col china, berza, lechugas, escarolas, espinacas, verdolagas, acelgas y apios) desde EFSA se pidió a los Estados miembros la identificación de buenas prácticas agrícolas (BPA), algo que se constató para casi todos los productos.

Las únicas excepciones se produjeron para la col china, la berza, los apios y las escarolas, que han sido de distinta forma en el reglamento aprobado.

Los límites para el acetamiprid serán aplicables a partir del 13 de agosto de 2019, con la excepción de las aceitunas para aceite, aceitunas de mesa, cebada y avena, en esos casos desde el 13 de febrero de 2019.
Bromadiolona, etofenprox, paclobutrazol y penconazol
  • Bromadiolona, únicamente podrá ser empleado como rodenticida y no para su aplicación directa en los cultivos comestibles. El LMR que se establece es de determinación por defecto.
  • Etofenprox, se recomendó disminuir los LMR en las castañas, las avellanas, las manzanas, las peras, los albaricoques, las cerezas (dulces), las ciruelas, las uvas, las fresas, las zarzamoras, las frambuesas (rojas y amarillas), los mirtilos gigantes, las grosellas (rojas, negras o blancas), las grosellas espinosas (verdes, rojas y amarillas) los higos, los caquis o palosantos, las granadas, las patatas, los ajos, las cebollas, los tomates, los pimientos, las berenjenas, las coles de Bruselas, los repollos, las judías (con vaina), las judías (sin vaina), los altramuces (secos), los cereales, las raíces de remolacha azucarera, el porcino (músculo, hígado y riñón), el bovino (músculo, hígado y riñón), el ovino (músculo, hígado y riñón), el caprino (músculo, hígado y riñón), el equino (músculo, hígado y riñón), otros animales de granja terrestres (músculo, hígado y riñón) y la leche (de oveja y de cabra).
  • Paclobutrazol, se ha modificado la definición del residuo, ahora se identifica como «paclobutrazol (suma de los isómeros constituyentes)» y se reducen los LMR’s para manzanas, peras, membrillos, nísperos, nísperos del Japón, albaricoques, melocotones, ciruelas, uvas, aceitunas de mesa, semillas de lino, semillas de sésamo, semillas de colza, semillas de mostaza, semillas de borraja, semillas de camelina, semillas de cáñamo, aceitunas para aceite, bovinos (músculo, tejido graso, hígado y riñón) y equinos (músculo, tejido graso, hígado y riñón).
  • Penconazol, se ha revisado la definición pasando a ser «penconazol (suma de isómeros constituyentes)». En cuanto a los LMR’s se reducen los de almendras, avellanas, nueces, manzanas, peras, membrillos, nísperos, nísperos del Japón, albaricoques, fresas, grosellas (negras, rojas y blancas), pepinos, pepinillos, calabacines, guisantes (con y sin vaina), alcachofas, lúpulo, bovinos (músculo, tejido graso, hígado y riñón), equinos (músculo, tejido graso, hígado y riñón), aves de corral (músculo, tejido graso, hígado y riñón), leche y huevos de ave.

Las medidas previstas en todos ellos serán aplicables a partir del 13 de agosto de 2019.

Bromuconazol, carboxina, óxido de fenbutaestán y piridabeno
  • Carboxina, se recomienda la reducción de los LMR’s y se sigue estudiando la sustancia para valorar una posible modificación de la definición. En función de los datos disponibles en los próximos dos años se revisará.
  • Óxido de fenbutaestán, las autorizaciones vigentes se han revocado y por tanto se suprimen los límites establecidos y EFSA recomendó reducir los LMR para los productos vegetales y animales a los LD pertinentes.
  • Piridabeno, en este caso se han reducido los LMR’s en pomelos, naranjas, limones, limas, mandarinas y fresas y se mantienen para pepinos, pepinillos y calabacines.

Las medidas previstas en todos ellos serán aplicables a partir del 13 de agosto de 2019.

Buprofezina, diflubenzurón, etoxisulfurón, ioxinil, molinato, picoxistrobina y tepraloxidim

En el caso de estas sustancias (buprofezina, diflubenzurón, etoxisulfurón, ioxinil, molinato y tepraloxidim), como consecuencia de restricciones en la aprobación o finalización de la fecha de autorización sin renovación, da lugar a que se supriman los límites fijados en los anexos II y III, quedando reguladas por el anexo V de acuerdo al límite de determinación correspondiente.

Las medidas previstas serán aplicables a partir del 13 de agosto de 2019.

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico aplicable a los plaguicidas, además le ofrecemos un servicio analítico completo a través de nuestros laboratorios físico-químicos. También puede comentar este artículo en el grupo de Legislación Alimentaria de AINIA en Linkedin.

 

Para una lectura detallada de las modificaciones del Reglamento 396/2005, puede consultar los siguientes enlaces:

 

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Riesgos emergentes de residuos veterinarios, ¿cómo identificarlos?

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 30/01/2019 - 06:26

En el último cuatrimestre de 2018 se han registrado en el RASFF 29 notificaciones/incidencias vinculables a residuos de medicamentos y residuos de medicamentos veterinarios. Ante el incremento de microorganismos patógenos que presentan resistencia a los antibióticos, AINIA ha continuado en 2018 apostando por una línea de I+D propia que ha permitido desarrollar tres nuevos métodos de análisis multiresiduo para la cuantificación de diferentes familias de compuestos de actividad farmacológica. En el artículo realizamos un análisis de los riesgos emergentes de residuos veterinarios y nuestros avances en nuevos métodos de control.

En las últimas décadas, los mayores avances en el tratamiento de las enfermedades infecciosas son, en gran medida, directamente vinculables a los avances realizados en el desarrollo de fármacos, destacando entre ellos los medicamentos con efectos antimicrobianos (los antibióticos)[i]. El descubrimiento y desarrollo de dicho tipo de sustancias ha permitido mejorar la salud de los humanos y facilitar el desarrollo de la ganadería intensiva.

De hecho, el inicio del uso de antimicrobianos para la prevención, control y tratamiento de enfermedades infecciosas en animales se remonta a la década de los 40, habiéndose empleado desde entonces en dosis bajas y subterapeúticas para mejorar la eficiencia de los piensos, promover el crecimiento de los animales y prevenir y controlar enfermedades[ii].

Por un lado, es incuestionable que el uso de medicamentos veterinarios juega un papel importante en la producción intensiva de animales, si bien su uso en exceso ha dado lugar al desarrollo de fenómenos de riesgo global, como es la resistencia a los medicamentos desarrollada por ciertos microorganismos, por ejemplo: la “resistencia bacteriana” y la “resistencia antihelmíntica”.

Resistencia bacteriana

El fenómeno de la resistencia a los antibióticos (“resistencia bacteriana”) detectado en entornos de agricultura, ganadería, acuicultura y en humanos, pese a ser conocido desde hace años, sigue siendo preocupante[iii]. De hecho, Gran Bretaña ya tomó medidas al respecto en 1969 y la Comunidad Europea (CE) comenzó a solicitar la retirada de ciertos antibióticos utilizados para facilitar el crecimiento de los animales en 19732.

Pese a las medidas tomadas a lo largo de las últimas décadas, el problema está considerado en la actualidad como una amenaza para la salud a nivel mundial. Tanto es así, que organizaciones como el CDC (Centro Americano para el Control y Prevención de Enfermedades), ECDC (El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades) y WHO (La Organización Mundial de la Salud) consideran las infecciones causadas por bacterias resistentes como una enfermedad global emergente y un problema de salud de primer nivel.

De hecho, el número de microorganismos patógenos que presentan resistencia a los antibióticos aumenta de forma alarmante, ya sea por mutaciones del material genético de las bacterias o por la adquisición de genes resistentes[iv]. Así mismo, el uso cada vez mayor de antibióticos de amplio espectro para tratar dichas enfermedades facilita la proliferación de microorganismos resistentes, con lo que el problema crece de forma exponencial.

Resistencia antihelmíntica

En la misma línea se han detectado fenómenos de “resistencia antihelmíntica”. Los medicamentos antihelmínticos son aquellas sustancias químicas que permiten el control de los parásitos gastrointestinales como, por ejemplo: la tenia. La fenotiazina, considerado como el primer antihelmíntico moderno fue descubierto en 1938[v], si bien el uso de esta tipología de medicamentos se extendió con desarrollo de antiparasitarios de alta eficiencia y amplio espectro, como el tiabendazol.

Desde entonces y gracias al desarrollo de nuevos compuestos, existen tres familias de antihelmínticos de amplio espectro que son de uso común. De forma paralela a la resistencia antibacteriana, pocos años después del inicio del uso generalizado de antihelmínticos de amplio espectro, se detectó que algunas especies de nematodos intestinales evadían los efectos letales de determinados compuestos.

En la actualidad, los ganaderos han de enfrentarse a la resistencia a los antihelmínticos en pequeños rumiantes, siendo un problema que afecta a los productores y a los veterinarios a nivel mundial[vi].

Ante los casos detectados, las autoridades de control siguen desarrollando acciones encaminadas a frenar el uso de sustancias con efectos farmacológicos en los casos en los que no esté justificado. Por ejemplo, es destacable que

la EFSA (La Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria) sigue desarrollando acciones relacionadas con el control del uso de medicamentos veterinarios

Así consta en el resumen de las actividades realizadas por el centro en relación con riesgos emergentes durante 2017 (publicación en noviembre de 2018)[vii].

Marco legislativo para los medicamentos veterinarios

Así mismo, la Unión Europea gestiona de forma continua la legislación aplicable a este tipo de compuestos. A modo ilustrativo, en la siguiente tabla se refleja la legislación en vigor tras la publicación (DOUE 07-01-19) de las siguientes disposiciones.

Es destacable que los tres reglamentos han actualizado el marco legislativo para los medicamentos veterinarios y los piensos medicamentosos. Si bien, el nuevo escenario seguirá asegurando la salud pública y la sanidad animal, el bienestar de los animales, la seguridad alimentaria y el medio ambiente mediante los siguientes objetivos: aumentar la disponibilidad de medicamentos veterinarios en la UE, mejorar el funcionamiento del mercado de la Unión y reducir las cargas administrativas y promover la innovación.

Legislación alimentaria relativa a medicamentos veterinarios en la Unión Europea. Tabla AINIA, elaboración propia.

Acciones de las entidades de control para la detección de sustancias prohibidas

Así mismo, son destacables las acciones realizadas por la EFSA y entidades de control encaminadas a la detección de sustancias prohibidas o sustancias presentes en concentraciones superiores a las admitidas según la legislación vigente. Como ejemplo, en el último cuatrimestre de 2018, según los datos aportados por el RASFF (el Sistema de Alerta Rápida para alimentos y piensos de la Unión Europea), se han detectado 972 notificaciones/incidencias, siendo un 41 % de ellas vinculables a agentes químicos.

En el último cuatrimestre de 2018 se han registrado 29 notificaciones/incidencias vinculables a residuos de medicamentos y residuos de medicamentos veterinarios.

El control de residuos veterinarios está estrictamente regulado y se lleva a cabo en los laboratorios de control, empleando técnicas de análisis físico-químico. Dichos métodos deben dar la máxima cobertura posible en el número de compuestos analizados y llegar a detectar de forma inequívoca concentraciones muy bajas de los compuestos.

Así mismo, los métodos de análisis deben facilitar tiempos de respuesta lo más cortos posibles y utilizar los métodos oficiales de control, con el objetivo de evitar falsos positivos[i].

Métodos de cribado vs métodos cromatográficos rápidos

Tradicionalmente, en el control analítico de residuos veterinarios se han utilizado métodos de cribado. Dichos métodos no requieren equipamiento sofisticado y algunos son muy conocidos, por ejemplo, los métodos microbiológicos de inhibición del crecimiento bacteriano o los Test ELISA. Los métodos de cribado permiten tratar un elevado número de muestras en busca de posibles resultados no conformes. Si bien, si se sospecha que un resultado es “no conforme”, se debe confirmar mediante un método de confirmación.

En este sentido, los métodos de confirmación proporcionan información total o complementaria que permite identificar y, en su caso, cuantificar de manera inequívoca, la sustancia de interés. Por lo tanto, incluyen información sobre la estructura química del analito.

Los métodos de confirmación se basan en métodos cromatográficos rápidos como la espectrometría de masas (LC-MS/MS, cromatografía de líquidos con espectrometría de masas en tándem) y suponen un avance técnico significativo porque permiten:

  • una elevada especificidad,
  • son altamente sensibles,
  • son rápidos,
  • permiten el análisis de varios compuestos a la vez (métodos multiresiduos),
  • y posibilitan la detección- cuantificación- confirmación en un único paso.

Nuevos métodos de análisis multirresiduo: avances en la i+D propia de AINIA

En esta línea de trabajo y dentro del marco del proyecto EMRISKS que cuenta con el apoyo del IVACE, AINIA ha desarrollado tres métodos de análisis multiresiduo que permiten la detección y cuantificación de diferentes familias de compuestos con actividad farmacológica.

El desarrollo se ha realizado empleando LC-MS/MS, lo que ha permitido ampliar las herramientas disponibles para el control de Riesgos Emergentes relacionados con el uso indiscriminado de medicamentos veterinarios.

En la siguiente tabla se muestran los compuestos incluidos en cada uno de los métodos de análisis multiresiduos que han sido puestos a punto en el Laboratorio de Análisis Químico de AINIA

Tabla 2. Métodos de análisis multiresiduo para el análisis de residuos veterinarios desarrollados en AINIA en el proyecto EMRISKS 2018. Fuente: Elaboración propia

 

El desarrollo realizado en el marco del proyecto EMRISKS facilita a las empresas poder cuantificar, de forma rápida y segura:

  • Cefalosporinas. Grupo de antibióticos de la familia de la b-lactama, similares a la penicilina, pero con comportamientos farmacocinéticos y antibacterianos diferentes.
  • Aminoglucósidos. Son bactericidas de acción rápida que interfieren en la síntesis proteica de la bacteria.
  • Antihelmínticos. Son compuestos que se utilizan para combatir infecciones por parásitos.

Estos métodos se suman a los ya existentes en AINIA y facilitan el control de 27 nuevos compuestos relacionados con los riesgos emergentes relativos a la presencia de residuos veterinarios. Ya son más de 145 sustancias diferentes las que se pueden analizar en los laboratorios de AINIA, sin considerar los plaguicidas, y que comprenden diferentes familias de residuos veterinarios.

Las diferentes familias de residuos veterinarios contemplados son:

  • Antibióticos: anfenicoles, metabolitos de nitrofuranos, nitroimidazoles, sulfonamidas, tetraciclinas, quinolonas, penicilinas, macrólidos, cefaloporinas, aminoglucósidos lincomicina y trimetroprim.
  • b agonistas (estimuladores del sistema nervioso simpático).
  • Hormonas: estilbenos, esteroides, lactonas del ácido resorcílico y corticoides.
  • Tirostáticos
  • Antinflamatorios no esteriodeos (AINEs)
  • Coccidiostatos
  • Antihelmínticos
  • Acaricidas

Es destacable que los métodos de análisis de AINIA facilitan el análisis de más del 85 % de las sustancias incluidas en el Plan de control PNIR. Si desea conocer más sobre nuestros ensayos de control de Residuos Veterinarios, contacte con nosotros.

 

Referencias bibliográficas:

[i] https://www.ainia.es/tecnoalimentalia/tecnologia/laboratorios-de-control-de-residuos-veterinarios-en-alimentos-avances-tecnicos-en-deteccion/

[i] Alanis, A.J. Resistance to antibiotics: Are we in the post-antibiotic era? (2005) Archives of Medical Research, 36 (6), pp. 697-705.

[ii] Hao, H., Cheng, G., Iqbal, Z., Ai, X., Hussain, H.I., Huang, L., Dai, M., Wang, Y., Liu, Z., Yuan, Z. Benefits and risks of antimicrobial use in food-producing animals (2014) Frontiers in Microbiology, 5 (JUN), art. no. 288.

[iii] Marianne Frieri, Krishan Kumar, Anthony Boutin, Antibiotic resistance, Journal of Infection and Public Health, Volume 10, Issue 4,2017, Pages 369-378.

[iv] I. Roca, M. Akova, F. Baquero, J. Carlet, M. Cavaleri, S. Coenen, J. Cohen, D. Findlay, I. Gyssens, O.E. Heure, G. Kahlmeter, H. Kruse, R. Laxminarayan, E. Liébana, L. López-Cerero, A. MacGowan, M. Martins, J. Rodríguez-Baño, J.-M. Rolain, C. Segovia, B. Sigauque, E. Tacconelli, E. Wellington, J. Vila, The global threat of antimicrobial resistance: science for intervention, New Microbes and New Infections, Volume 6, 2015, Pages 22-29.

[v] Gordon, H.McL The anthelmintic efficiency of phenothiazine (1939). Australian Veterinary Journal, 15 (6), pp. 245-251.

[vi] Resistencia a los antihelmínticos en nematodos de rumiantes y estrategias para su control. Dido Márquez Lara, Ed. Produmedios, Bogotá, 2007.

[vii] EFSA (European Food Safety Authority), Afonso A, Garcia Matas R, Maggiore A, Merten C, Rortais A nd Robinson T, 2019. Technical report on EFSA’s activities on emerging risks in 2017. EFSA supporting publication 2019: EN-1522. 59 pp.

 

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Ingredientes saciantes, nuevas líneas de investigación

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 23/01/2019 - 15:27

Fibras con alta viscosidad, polifenoles como inhibidores de enzimas digestivas, probióticos con efectos funcionales sobre la microbiota intestinal, fibras que retrasan la absorción de hidratos de carbono y de lípidos en el intestino… los ingredientes saciantes abren un abanico de posibilidades para el desarrollo de alimentos saludables. Cuestión de oportunidad. La industria avanza en nuevas propuestas de valor que impulsen el consumo.

Productos cárnicos, purés, snacks, bebidas, confitería, pescados, productos apícolas… el campo de aplicaciones de los ingredientes con propiedades saciantes es muy amplio. En alimentación se están convirtiendo en un nuevo campo de interés.

La posibilidad de integrar en matrices alimentarias de consumo habitual ingredientes que puedan tener un efecto saciante abre una puerta al desarrollo de diversas gamas de productos destinadas a la mejora de la salud de diferentes sectores de la población.

La obtención de alimentos enriquecidos con ingredientes saciantes responde a los nuevos requisitos y exigencias de un amplio espectro de consumidores y consumidoras que buscan ayudas para el control de peso y, consecuentemente, prevenir la obesidad, y a las que les resulta difícil adherirse a dietas hipocalóricas debido a la aparición de sensaciones de hambre.

Paralelamente, para otro nicho importante de públicos preocupados por la salud (aunque no necesariamente con problemas de obesidad) poder contar con este tipo de alimentos que resultan saciantes minimiza la costumbre de “picar” entre comidas de forma poco saludable (“unhealthy snacking”).

Pese a la demanda creciente, no existe una amplia oferta en el mercado de alimentos con alta capacidad saciante, aunque en España hemos visto las primeras incursiones en algunos productos. Aunque en el canal farmacéutico y parafarmacéutico, existen preparados y complementos alimenticios con este fin, un nuevo nicho de innovación seria la formulación de alimentos de consumo generalizado con efecto saciante.

Sensación de saciedad e innovación

La sensación de saciedad no está basada únicamente en la cantidad de alimentos ingeridos, sino también en su composición y estructura. Algunos alimentos son capaces ralentizar la digestión manteniéndose más tiempo en el estómago y provocando la sensación de “estar lleno”, y otros modifican la liberación de hormonas digestivas que regulan la saciedad y en el apetito.

Otro factor que afecta la cantidad de alimentos ingeridos es su densidad calórica, el tamaño de las porciones, su valor hedónico, y la variedad disponible de alimentos. Otras razones de por qué las personas comen aún sin hambre incluyen la presión social y el aburrimiento.

Si realmente queremos incidir en los hábitos de consumo, todos estos elementos deberán ser tenidos en cuenta a la hora de abordar el desarrollo de propuestas de valor para dar respuesta a esta necesidad.

SATISFOOD, desarrollo y validación de alimentos saciantes mediante la integración de señales pre y postingestivas

AINIA está colaborando en el proyecto SATISFOOD, un macroproyecto promovido por un consorcio privado que involucra a ocho socios empresariales junto a siete centros de investigación, propiciando la colaboración multidisciplinar de empresas privadas y centros de investigación de distintas áreas (agroalimentaria y biomédica). El proyecto cuenta con apoyo del CDTI a través del Programa Estratégico de Consorcios de Investigación Empresarial (CIEN).

El objetivo principal del proyecto SATISFOOD es diseñar, obtener y validar (con métodos in vitro e in vivo) alimentos saciantes mediante diversas estrategias que integren señales pre y postingestivas. Para el desarrollo de alimentos saciantes de consumo habitual, las distintas estrategias planteadas en el proyecto están basadas en las acciones específicas de determinados ingredientes: fibras con alta viscosidad, fibras que retrasen la absorción de hidratos de carbono y/o lípidos en el intestino, incremento del contenido en proteínas, limitación de la absorción intestinal de nutrientes utilizando polifenoles como inhibidores de la acción de enzimas digestivas y modificación de la microbiota intestinal por efecto de los polifenoles, probióticos o fibras.

El consorcio de SATISFOOD está formado por Grupo Carinsa (coordinador), Hórreo Healthy Food, Primo Mendoza, Biopartner, Bodegas Matarromera, Go Fruselva, Friobas Basilio, Viscofan, IATA-CSIC, Universidad de Navarra, ANFACO-CECOPESCA, Instituto de Investigación Sanitaria IdiPAZ, Universidad Miguel Hernández de Elche, LEITAT y AINIA.

Investigación y desarrollo tecnológico aplicado a la innovación en alimentos saciantes

El equipo investigador de AINIA que participa en este proyecto está formado por especialistas en diferentes áreas, concretamente investigadores especializados en el campo de la mejora de nuevos productos y procesos agroalimentarios, asi como en el área de la nutrición y salud.

El grupo de investigación en nutrición y salud de AINIA lleva trabajando desde hace más de quince años en la mejora saludable de alimentos como método de prevención de enfermedades, así como en el estudio de la resistencia al tracto gastrointestinal, estudio de la bioaccesibilidad y biodisponibilidad de compuestos alimentarios, de fermentación colónica de diferentes compuestos activos, tales como fibras, proteínas, polifenoles, probióticos, etc. y estudios in vitro de efecto saludable mediante modelos celulares y biomarcadores específicos.

Por su parte, el equipo de ingeniería y procesos tiene un know how de más de doce años en el análisis y mejora continua de procesos industriales, tecnología de extrusión, microencapsulación y nanoencapsulación, en su traslado e implantación a escala industrial, asi como en el diseño de equipamiento específico para procesos concretos y técnicas de conservación de productos.

La desaceleración de las tasas de crecimiento real del consumo medio por habitante de alimentos y bebidas en nuestro país, unido al envejecimiento de la población, con un consumidor cada día más concienciado, preparado y exigente, obligan a una diferenciación por valor a la industria.

Superado el ciclo negativo de la crisis, donde el factor precio marcó la tónica del consumo, se recupera tímidamente la apuesta por la innovación y diferenciación de producto en un contexto más positivo, donde lo sano, sostenible y convenience son los atributos del éxito en el lineal.

Si quiere que le ayudemos a identificar, extraer, formular o validar ingredientes con diferentes funcionalidades en alimentos o bebidas, también en cosméticos, contacte con nosotros, tenemos experiencia y podemos ayudarle.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Prospectiva de envases plásticos, un periscopio necesario

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 23/01/2019 - 15:16

El packaging está viviendo una revolución silenciosa. Los envases plásticos tradicionales dejan paso a nuevos materiales con sorprendentes funcionalidades capaces de mejorar la vida. Pero se impone también el desafío de la sostenibilidad. La innovación se convierte en la clave hacia un ecosistema sostenible de envase plástico alimentario. En un entorno de cambios y transformación, los profesionales necesitan dotar su toma de decisiones en información rigurosa; una visión 360º de la situación actual de mercado y los escenarios futuros.

Como señalábamos en el artículo: “Las claves del éxito en el packaging: Desafíos para la innovación”, la Unión Europea obliga a una progresiva reciclabilidad de los materiales de envase durante los próximos. Así pues, oportunidades como nunca pero también incertidumbres y riesgos. Y sin duda la evolución y transformación de toda una cadena de valor, la de los materiales, el packaging y usuarios de envases, desde procesos lineales a procesos interconectados y circulares de gestión.

Las claves de la innovación en envase plástico alimentario

La innovación se convierte en la clave para orientarse hacia un ecosistema del envase plástico alimentario más sostenible. Hay seis grandes temas que afectarán al envase plástico en los próximos años:

  • Ecodiseño para mejorar la reusabilidad y reciclabilidad
  • Uso de material reciclado
  • Uso y etiquetado de plásticos compostables y biodegradables
  • Mejora de la separación selectiva de los residuos plásticos
  • Reducción de plásticos de un solo uso y de los microplásticos
  • Impulsar la innovación hacia soluciones circulares
Prospectiva de envases plásticos: Un periscopio necesario

En un entorno de cambios y transformación, los profesionales necesitan dotar su toma de decisiones en información rigurosa y probabilística.

La prospectiva tecnológica y la inteligencia de mercado juntas ayudan a realizar un ejercicio colaborativo de análisis y comunicación para proporcionar sintetizada información útil en la toma de decisiones; una información que permita hacer frente a un futuro incierto debido a la celeridad de los cambios (tecnológicos, económicos, sociales…) y la reducción constante de los ciclos de vida de los productos.

Como un periscopio, obtener una visión 360º de la situación actual de mercado y los escenarios futuros, recogiendo información de bases de datos de publicaciones científicas y tecnológicas; de la normativa vigente y futura; la información de fabricantes de envases y entrevistas con recicladores y otros agentes del sector… es condición imprescindible para poner foco e identificar, entre tanto ruido, aquellos campos en los que a nuestra empresa más le interesa invertir o dónde mejor no estar.

Prospectiva Estratégica. Envases Plásticos y Economía Circular

Ante la demanda del sector, AINIA está abordando la realización de un estudio de prospectiva estratégica para facilitar a las empresas que decidan colaborar en el mismo un aorientación para su negocio ante el reto de la Economía Circular y el horizonte H2030. El estudio consta de dos bloques, reciclaridad y biomateriales (plásticos biodegradables, compostables y biobasados) y en cada uno de ellos se analiza:

Reciclabilidad
  • Estrategia europea hacia una economía circular
  • Posibilidades de reciclado. Barreras y soluciones tecnológicas actuales.
  • Materiales reciclados y su actual uso. Procesos autorizados.
  • Casos de éxito y tendencias.
Biomateriales
  • Características de biomateriales disponibles vs potenciales aplicaciones.
  • Análisis de la seguridad de estos materiales en contacto con alimentos
  • Gestión de los residuos generados.
  • Obtención de bioplásticos a partir de subproductos.
Resultados de la Prospectiva Estratégica

Aquellas empresas que colaboren obtendrán:

  • Informes de Prospectiva Estratégica. Conocimiento sobre la situación actual (tecnológica, legal y mercado)
  • Participación en foros propios de networking. Eventos en los que, a partir de las conclusiones de la prospectiva, se fomentará la generación nuevas ideas.
  • Desarrollo de iniciativas de innovación empresarial (individuales y/o colaborativas)
Proyecto colaborativo

La inversión en las prospectivas estratégicas es compartida por todas las empresas participantes (respetando la confidencialidad en la participación), lo que llega a suponer hasta un 90% de ahorro para su empresa. A lo que se suma la posibilidad de iniciar nuevas iniciativas de colaboración con agentes de toda la cadena de valor.

Más de veinte empresas, entre las que se encuentran marcas como Ulma, Kp Films, RNB o Hapece y otros fabricantes de materiales y envases, fabricantes de alimentos y distribución que desean mantener su anonimato, ya han decidido participar. Si su empresa está interesada, contacte con nosotros, ya que el proyecto acaba de iniciarse.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

5 citas de gran interés para los profesionales de la industria alimentaria y farmacéutica

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 23/01/2019 - 14:58

Durante los próximos meses AINIA participa de forma activa en distintos eventos que se celebran en nuestro país de gran interés para la industria. Cinco oportunidades para transferir conocimiento en innovaciones tecnológicas y crear sinergias empresariales.

Polusólidos 2019, 12 – 14 de febrero

Este evento que se celebra en Barcelona es la única feria de Europa especializada en sistemas de filtrado, sistemas de captación y separación de partículas metálicas y no metálicas y sistemas de captación de nano partículas (aerosoles, gases y vahos).

AINIA participa en este evento en la Jornada sobre Normativas que inciden en la captación y filtración de los procesos productivos. En concreto, José María Ferrer, Jefe del Departamento de Legislación Alimentaria, pronunciará a las 9.30 la conferencia Nueva normativa europea sobre los materiales que se usan en los procesos productivos y que están en contacto con las materias primas con las que se elaboran los alimentos (actualmente FDA 2011).

Por su parte, también ese mismo día, Ricardo Díaz, Jefe del Departamento de Instrumentación y Automática de AINIA, impartirá una conferencia sobre Sensores avanzados para el control de sólidos: La visión hiperespectral. Si quiere saber más acerca de esta tecnología, le invitamos a leer el artículo “Investigan técnicas más rápidas, automatizadas y económicas para mejorar el control de la contaminación de alimentos”.

Esta participación se realiza en el marco del convenio de colaboración que AINIA mantiene con nuestro asociado Techsolids, organizador del evento. Nuestros asociados cuentan con beneficios especiales. Por nuestra parte, también estaremos en el stand E260.

Transfiere, 13- 14 de febrero

Del 13 al 14 de febrero, se celebra en Málaga Transfiere, un espacio donde crear sinergia entre grupos de innovación y empresas a través de la innovación, la investigación y la transferencia de conocimiento en los diferentes sectores estratégicos de la economía, además de contribuir a mejorar la competitividad del sector empresarial.

AINIA Centro Tecnológico será uno de los agentes que participen activamente en este evento, transfiriendo su conocimiento a todas aquellas empresas de alimentación, bebidas, de la industria farmacéutica o del plástico que quieran mejorar sus competitividades a través de la innovación.

Si quiere saber más de este evento, le invitamos a visitar su página web transfiere.malaga.eu.

Nutraceuticals Europe, 27 – 28 febrero

Del 27 al 28 de febrero se celebra en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid Nutraceuticals, un evento que cuenta, como en anteriores ocasiones, con el apoyo de AINIA Centro Tecnológico.

Este evento ha desarrollado un amplio programa de conferencias que permite a los asistentes conocer los últimos avances científicos en el desarrollo de productos nutracéuticos y las tendencias internacionales del sector. Habrá también debates sobre la evolución de los mercados y la opinión de los consumidores de la mano de los profesionales más reconocidos del sector.

En el foro sobre el desarrollo científico en el ámbito empresarial (NTC Next Conferences) participamos el 28 de febrero, a las 10, para hablar de la extracción con FSC de ingredientes con funcionalidades saludables para productos nutraceuticos.

Si quieres saber más acerca del programa, puede hacerlo a través de la página web del evento www.nutraceuticalseurope.com.

Además, atenderemos a todos los profesionales del sector farmacéutico que quieran saber más acerca de los proyectos llevados a cabo por AINIA de gran valor para la industria farmacéutica.

FLUCOMP – EMSF,  8 -11 de abril

Señalar también nuestra participación en 17th European Meeting on Supercritical Fluids (EMSF) que en 2019 se celebrará en Ciudad Real.

Este evento, organizado por Flucomp (la Asociación de Expertos en Fluidos Comprimidos),  es un foro de discusión europeo sobre el estado actual de las tecnologías de fluidos comprimidos  y los avances que se están llevando a cabo en este campo.

AINIA Centro Tecnológico estará presente con un stand e impartiendo una ponencia sobre el potencial de los Fluidos Supercríticos y su escalado industrial para dar soluciones de mercado en diversos sectores como el de ingredientes y aditivos, alimentación, farmacia, cosmética, materiales y packaging…

Si quiere saber más, le invitamos a visitar la página web de la jornada.

Murcia Food Brokerage Event 2019. 14 y 15 de mayo.

AINIA Centro Tecnológico, al igual que en las últimas ediciones, somos co-organizadores como miembros de la EEN de este evento que tendrá lugar en Murcia los días 14 y 15 de mayo.

Esta jornada presentará las últimas creaciones en el campo de la tecnología de los alimentos, brindando a las empresas de diferentes países europeos una excelente oportunidad para celebrar reuniones bilaterales destinadas a establecer acuerdos de cooperación tecnológica. Este año también con especial énfasis en la búsqueda de socios para proyectos de consorcios de Horizonte 2020.

Entre las distintas temáticas, se abordará los avances tecnológicos en diseño higiénico en la Industria Alimentaria, Economía Circular, la automatización y control en los procesos de producción y los nuevos productos a partir de prebióticos o ingredientes funcionales.

Además, de la participación en estas jornadas, AINIA  ha programado una amplia oferta formativa presencial y online  y tiene previtas jornadas de innovación a lo largo de todo el año. Si quiere conocer con más detalle la agenda de eventos y formación, le invitamos a visitar nuestro portal de formación.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Los riesgos de un Brexit sin acuerdo: Análisis de los puntos calientes en el Derecho Alimentario

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 23/01/2019 - 13:56

En el supuesto menos deseable de una ruptura sin acuerdo, la Unión Europea y el Reino Unido se enfrentan a un escenario lleno de incertidumbres que puede conllevar la pérdida de bienestar de los ciudadanos y un tremendo impacto negativo para las economías de ambas partes. En el artículo analizamos los puntos calientes desde la perspectiva del Derecho Alimentario.

Parecía que no iba a llegar nunca, pero marzo de 2019 ya está a la vuelta de la esquina y Reino Unido y la Unión Europea todavía no han concretado cómo se va a producir el «BREXIT». Ante esta incertidumbre el sector agroalimentario debe valorar seriamente la posibilidad de un «BREXIT» sin acuerdo y establecer potenciales planes de contingencia.

Desde la perspectiva del Derecho Alimentario, existen tres puntos calientes que su análisis detenido debería llevar a que se hagan todos los esfuerzos posibles por llegar a puntos de consenso, de lo contrario las consecuencias podrán ser muy negativas y retroceder en cuestiones que estaban bien resueltas y funcionaban.

Controles oficiales de alimentos

En este supuesto nos podemos encontrar con un panorama desalentador, dado que por una parte la Unión Europea exigirá a los productos del Reino Unido el cumplimiento de sus límites en residuos de plaguicidas, contaminantes, parámetros microbiológicos, etc.

Y, por la otra parte el Reino Unido puede plantear sus propias exigencias dando lugar a un enfrentamiento comercial a cuenta de los parámetros que se exijan a un lado y otro del Canal de la Mancha.

Habrá un alteración de la logística de distribución y transporte; nuevos trámites y aranceles en Sanidad Exterior, Sanidad Vegetal, Calidad Comercial…

Los perjudicados: Sin lugar a dudas la industria, a una y otra parte, y sobre todo los ciudadanos.

Calidad diferenciada, alimentos con D.O.P. / I.G.P.

En el supuesto menos deseable de una ruptura sin acuerdo el Reino Unido podrá obviar el particular régimen jurídico que los alimentos con Denominación de Origen Protegida o Indicación Geográfica tienen en el seno de la Unión Europea y aplicar las mismas reglas que a los productos «normales», lo que supondrá un grave perjuicio para estos alimentos.

Es previsible la imposición de medidas proteccionistas y aranceles que encarecerán algunos productos y limitarán la capacidad exportadora de algunos sectores claves agroalimentarios en nuestro país.

Etiquetado e información a los consumidores

Todo lo ganada y armonizado hasta este momento desde la aprobación del Reglamento 1169/2011 se puede ir al traste.

Las autoridades británicas en caso de desacuerdo con la UE podrán proponer legislación específica en materia de etiquetado y esto dará lugar a una dificultad importante a la hora de exportar alimentos al Reino Unido.

En esta hipótesis está por ver si optarían por un sistema parecido al actual de la UE o propondrían una regulación en la línea de otros países anglosajones como los Estados Unidos.

Plan de Contingencia del Gobierno

Ante este escenario nada halagüeño el Gobierno ha previsto un Plan de Contingencia. En el ámbito agroalimentario, desde el Ministerio de Agricultura se indica la firme voluntad de defender los intereses de la flota española y comunitaria, así como estar muy pendiente de posibles distorsiones en los intercambios comerciales entre España y Reino Unido, reforzar el apoyo a los sectores exportadores, reforzar la promoción de nuestros productos y seguir manteniendo también las ayudas de la PAC. En definitiva, que la factura de la salida del Reino Unido no la paguen los agricultores y ganaderos.

Tenemos que confiar en que al final tengamos un «BREXIT» con acuerdo, puesto que en ese escenario todo resultará más sencillo. Si hay acuerdo, se mantendrá el actual «estatus quo» a la hora de aplicar la legislación alimentaria, facilitando de este modo la desconexión del Reino Unido y la Unión Europea.

¿Problema u oportunidad? Qué duda cabe que el Brexit ha sido un elemento distorsionador y nos guste más o menos va a cambiar el escenario de Derecho Alimentario en la Unión Europea. Como antena en estos asuntos, desde AINIA seguiremos aportándoles una información valiosa, una opinión fundada y amparada con jurisprudencia y un asesoramiento legal en todos aquellos temas que se vean afectados.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Olor, aspecto y sabor, factores que determinan el desperdicio de alimentos en los hogares

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 16/01/2019 - 17:21

La FAO  estima que un tercio de la producción mundial de alimentos se pierde o desperdicia cada año en el mundo. En la Unión Europea se estima que entre el 30% y el 50% de los alimentos se pierden o desperdician antes de llegar al consumidor. Por su parte, España es el sexto país que más desperdicia, con 7,7 millones de toneladas, según datos del MAPAMA. En este artículo exponemos cómo percibe el consumidor el desperdicio de alimentos, a partir de un estudio con consumidores de AINIA. También aportamos diferentes soluciones de innovación y tecnología para minimizarlo.

¿Cómo perciben los ciudadanos el desperdicio de alimentos?

Según un informe “Foodwaste: Hábitos de aprovechamiento de la alimentación en los españoles”, elaborado por AECOC, el consumidor se guía a la hora de desechar un alimento por el olor, en carnes, pescado, productos lácteos o salsas; el aspecto, en frutas y verduras; y, por último, el sabor. Según AECOC, el consumidor considera que con un cambio de hábitos sería posible minimizar del desperdicio, pero hay motivos que lo impiden (falta de planificación en la compra, falta del tiempo para el “reaprovechamiento” o de información).

En AINIA, nuestro centro especializado Consumolab ha realizado un estudio sobre el desperdicio de alimentos en el que han participado 2.287 consumidores. Acorde al mismo, los motivos por los que se desperdician alimentos en los hogares españoles son:

“No se aprovechan las sobras que se dejan y acaban en la basura” es el principal motivo por el que los consumidores creen que se desperdician alimentos en el hogar”.

Entre las principales acciones que los consumidores llevan a cabo en sus hogares para evitar el desperdicio, según una investigación de AINIAForward, las tres principales son:

 

Priorizar el consumo de alimentos que estén próximos a caducar, aprovechar los restos de comidas sobrantes e ir a la compra con una lista de los alimentos que son necesarios son las acciones principales que llevan a cabo los consumidores para evitar el desperdicio.

Las frutas y las verduras son el producto que más se desperdicia en los hogares. En la misma línea apunta el estudio de AECOC, según el cual la categoría de “frutas y verduras” y los productos que quedan inacabados en la nevera son los que más se desechan en el hogar. En concreto, lo que más se tira es la fruta (el 78% lo tira por deterioro o maduración), el pan (el 59% lo tira porque se ha hecho duro) y comidas preparadas (el 42% porque sobra). Le siguen carnes, lácteos y pescados.

Como medidas más importantes para los consumidores que se pueden llevar a cabo para evitar el desperdicio de alimentos en los hogares son “congelar los alimentos ya cocinados que sobran, aprovechar las sobras de las comidas o no comprar más de lo necesario planificando la compra”.

Desperdicio alimentario: un reto para todas las fases de la cadena

Pero no sólo se genera el desperdicio en el momento “consumo”. Está presente en todas las fases de la cadena. En un ranking de lugares donde más desperdicio se produce, según el estudio de nuestro centro Consumolab, lo que se percibe es:

  • Un 78,81% de los consumidores sitúa en una de las tres primeras posiciones a la agricultura y la pesca
  • Un 76,13% sitúa en una de las tres primeras posiciones a los hogares
  • Un 70,62% sitúa en una de las tres primeras posiciones a la industria alimentaria durante la fabricación de alimentos

Desde una visión holística del problema, se hace necesario que todos los agentes adopten medidas, especialmente en la prevención,  puesto que las ventajas de evitar el desperdicio superan el coste de solucionar el problema más tarde.

Pero además el desperdicio de alimentos plantea un impacto ambiental en términos de cantidad de recursos naturales finitos, como agua, tierra y recursos. Según MAPAMA, el desperdicio alimentario supone en nuestro país el empleo del 30% de la superficie agrícola del planeta (unos 1.400 millones de hectáreas) y de 250 millones de metros cúbicos de agua (casi 75 veces el consumo anual de España). Y al descomponerse producen una huella de carbono de 3.300 millones de toneladas de CO2, sólo superado por las emisiones de EEUU y China.

En aras de buscar soluciones, cada vez más países toman en consideración este concepto en sus políticas alimentarias. La reducción del desperdicio y de la pérdida de alimentos está incluida entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, ya que se pretende “en el año 2030, reducir a la mitad el desperdicio de alimentos por habitante correspondiente a los niveles de la venta al por menor y el consumidor y reducir la pérdida de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro”.

En el estudio “Canales cortos de comercialización en el sector agroalimentario” se vio que el acortar las cadenas de suministro de alimentos puede contribuir a la reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos, ya que en los canales cortos la manipulación es mínima y la conservación del producto una vez en casa es superior.

10 soluciones de innovación y tecnología para minimizar el desperdicio de alimentos

La mejor estrategia para combatir el derroche de alimentos es la aplicación de ideas innovadoras que aseguren la calidad y la seguridad en todas las fases de un alimento, permitiendo alargar la vida útil de los alimentos que consumimos. A continuación aportamos 12 líneas de trabajo en investigación llevadas a cabo en AINIA Centro Tecnológico.

  1. Lograr una mayor vida útil del alimento a través del desarrollo de nuevas formulaciones y aditivos alimentarios.
  2. Innovar en el diseño de envases que tengan en cuenta elementos como la porcionabilidad, mejores sellados o recerrables.
  3. Producción a través de la utilización de nuevas tecnologías limpias en procesos y actividades auxiliares que reduzcan la generación de mermas.
  4. Control de calidad mediante la implantación de sistemas de inspección avanzada para la identificación de defectos y fallos en el envasado.
  5. Industria conectada y cadena de valor: en el marco de la tranformación digital y la industria 4.0, el desarrollo de sistemas de fabricación y logística conectada para la generación de redes y cadenas de colaboración orientadas a facilitar la transparencia y la disminución de mermas en el aprovisionamiento, fabricación, almacenaje y distribución de productos alimenticios.
  6. Digestión anaerobia de residuos alimentarios para la obtención de biometano para uso vehícular.
  7. Obtención de bioplásticos, biomateriales y químicos biobasados a partir de residuos orgánicos urbanos a través de bioprocesos.
  8. Obtención de biocombustibles de segunda generación a partir de residuos orgánicos generados en el ámbito doméstico.
  9. Análisis de ciclo de vida de alimentos y bebidas como herramienta para evaluar y reducir el desperdicio alimentario.
  10. Consumidor digital e hiperconectado, economía colaborativa e innovación social: generación de mecanismos digitales para establecer nuevas fórmulas de compra, conservación y consumo de alimentos a través de la conectividad de los consumidores entre sí y con los fabricantes y retailers y la generación de asistentes personales digitales inteligentes que orienten al consumidor a mejorar estos procesos.

Si como nosotros considera necesario trabajar en la minimización del desperdicio de alimentos y quiere activar líneas de trabajo en esta dirección en su empresa, póngase en contacto con nosotros, podemos ayudarle.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Páginas