Ainia-Tecnoalimentalia

Cómo innovar a través del análisis sensorial

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 24/04/2019 - 16:37

Conocer cuáles son los aspectos sensoriales que más valoran los consumidores es clave para la innovación de nuevos productos en sectores de bienes de consumo como el alimentario y cosmético.  Adelantamos algunas tendencias sobre los aspectos sensoriales de los productos indulgentes y avanzamos el programa del curso online: La Innovación de producto a través del análisis sensorial y la investigación del consumidor.

En un entorno de vertiginoso cambio, las empresas son conscientes de la necesidad de innovar para ser competitivas en el mercado. Diversificar producto, dar mejores soluciones a las necesidades de los consumidores, diferenciarse de la competencia, etc. son poderosos motivos por los que la innovación se convierte en una necesidad para el sector alimentario.

Para ello, las empresas cuentan con las herramientas de investigación sensorial como un valioso aliando. Estas técnicas han demostrado ser herramientas claves para el éxito de la innovación de nuevos productos, ayudando a maximizar el éxito de un producto en el lineal.

Gracias a su empleo podemos comprender cuáles son las percepciones que los consumidores y las consumidoras tienen sobre nuestro producto y el grado en el que éstas influyen en sus decisiones de compra. Conociéndolas, también sabemos la posición que nuestro producto ocupa respecto a la competencia y descubrimos cómo despertar el interés ante el mismo, adaptando el producto innovador  a la realidad del mercado, no sólo durante el lanzamiento, sino también  a lo largo de toda su vida comercial.

Textura, sabor, color, olor: La experiencia sensorial es clave

Según diferentes estudios de tendencias en alimentación, buscamos en los alimentos que consumimos una experiencia sensorial. De ahí que demandemos productos que involucren los sentidos: lo visual, el aroma o la textura. Como respuesta, la industria opta en algunos casos por incluir en sus productos ingredientes que aporten colores y aromas que llamen la atención. En otros, se inclina por envases más atractivos o por una textura singular.

Los sabores tradiciones y ahumados marcan tendencia

El sabor es la variable sensorial que más influye en las decisiones que toman los consumidores con respecto los alimentos que consumen.

Según el informe de Mintel Multi-sensory foods that leave a lasting impression de enero de 2019, los consumidores buscan en el sabor nuevas experiencias. Es el caso de los consumidores españoles. Según este estudio, el 31% de los consumidores de nuestro país buscan productos salados con sabor ahumado. Por su parte, los italianos apuestan por aquellos sabores que les recuerdan su infancia.

Nuevas texturas: la opción preferente

Según esta misma fuente, en el Reino Unido gustan más (43%) los productos que combinan distintas texturas. Ejemplo de ello lo encontramos en algunos productos de bollería y snacks, que combinan texturas crujientes con cremosas. En esta línea, la empresa SNICKERS ha lanzado un cremoso helado con trozos de barritas crujientes.

En lo referente las bebidas, uno de cada cuatro consumidores de Reino Unido valoran positivamente que algunas nuevas referencias de productos incorpore ingredientes como la pulpa que modifican la textura original.

La importancia del atractivo visual como elemento diferenciador

El aspecto constituye la parte central de nuestra experiencia visual del alimento ya que nos proporciona pistas sobre si ese alimento es comestible o no y sobre la identidad e intensidad del sabor. Por ello, en muchos casos se ha comprobado que el color puede jugar un papel decisivo influyendo en nuestra experiencia sobre el sabor de los alimentos que consumimos.

A ello se suma la cada vez mayor tendencia por fotografiar y publicar en redes sociales aquello que comemos, especialmente en Instagram. En España, el 38% de los jóvenes realizan esta práctica. Ello hace que la industria alimentaria se asegure que los productos son atractivos visualmente, tanto en el aspecto que presentan en sí mismo como en el packaging.

Un ejemplo de este tipo de productos lo encontramos en la industria de las bebidas espirituosas, en concreto, las ginebras. Algunas marcas han innovado creando bebidas que cambian de color al mezclarse con tónica. Un efecto que sin duda capta el interés de aquellos consumidores que buscan “lo visual” como experiencia de consumo y también de presencia en las redes sociales.

La preferencia por los aromas naturales

El aroma también está presente en la innovación de producto. Éste afecta directamente a la percepción del sabor y como consecuencia, las percepciones olfativas son un importante impulsor de las preferencias de los consumidores.

Los aromas naturales de origen botánico son los preferidos por el consumidor. Así lo asegura Mintel en su informe Flavouring Ingredient and Flavour Trends. Un ejemplo claro lo vemos el porcentaje de lanzamientos de bebidas (el sector más propenso a la utilización de aromatizantes)  que incluyen aromas naturales de hierbas y que ha pasado de un 13% registrado entre junio de 2011 y mayo de 2012 a un 17% registrado de junio 2016 a mayo de 2017.

Curso Online: La Innovación de producto a través del análisis sensorial y la investigación del consumidor

La investigación sensorial y del consumidor ha sido reconocida como una disciplina clave para las empresas, abarcando diferentes metodologías para guiar el proceso de innovación y hacer más fácil la comunicación y la interacción entre las diferentes áreas de la empresa (calidad, marketing, I + D). La información sensorial es clave desde un punto de vista estratégico y de negocio cuando se obtiene y se comunica de manera adecuada.

Conscientes de que el área de las ciencias sensoriales y del consumidor es todavía una tarea pendiente para muchas empresas del sector, principalmente pymes, AINIA ha programado una formación online cuyo objetivo es dotar a los profesionales de las empresas del sector agroalimentario de conocimientos y habilidades en el área de las ciencias sensoriales y del consumidor directamente aplicables en su contexto de trabajo. Este conocimiento permitirá a las empresas orientar las innovaciones de producto minimizando el riesgo.

El programa del curso aborda los fundamentos de la percepción sensorial y los factores que afectan a la medida sensorial:

  • Planificación y diseño de estudios sensoriales.
  • Metodologías y aplicaciones en control de calidad en el desarrollo de productos.
  • Análisis de datos.

Incluye, además, la realización de casos prácticos que reflejan la problemática real de la empresa y su resolución de manera operativa.

Esta formación se divide en 9 módulos formativos:

  • Módulo 1. Atributos sensoriales y la forma en la que los percibimos.
  • Módulo 2. Factores que afectan a las medidas sensoriales.
  • Módulo 3. Introducción al control de calidad, innovación de producto y test de consumidores.
  • Módulo 4. Métodos con jueces analíticos.
  • Módulo 5. Métodos con consumidores.
  • Módulo 6. Bases del análisis sensorial (muestras y ambiente).
  • Módulo 7. Planificando un estudio sensorial.
  • Módulo 8. Tratamiento de datos y análisis de resultados.
  • Módulo 9: Poniendo en práctica el análisis sensorial.

Si quiere conocer con mayor detalle el temario que se abordará en cada uno de los módulos, le invitamos a consultar el programa completo.

Esta formación está dirigida por María Mar Lorente, especialista en análisis sensorial de AINIA.

Cuenta con 20 años de experiencia investigación del consumidor y análisis sensorial. Ha participado y coordinado diversos proyectos de control de calidad y desarrollo de nuevos productos poniendo al consumidor en el centro de la innovación.

Ya puede inscribirse. Además, recuerde que si su empresa es asociada a AINIA, cuenta con beneficios especiales.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Desafío a la I+D+i del plástico: ¿Qué entorno legal propone la UE?

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 24/04/2019 - 14:25

En poco más de 10 años el objetivo de la UE es que todos los envases de plásticos sean reciclables y por tanto generen un menor impacto ecológico, aquí radica el gran reto para la I+D+i del plástico. Además del reto tecnológico, también habrá que abordar la situación del marco legal para que las diversas propuestas de la UE faciliten los objetivos previstos. Comentamos en el artículo algunos de los elementos más relevantes de los distintos movimientos en el entorno legal en esta materia.

Objetivo 2030: Directivas sobre residuos y residuos de envases

Para llegar al objetivo 2030, todos estos movimientos de la Unión Europea alrededor de los plásticos y su papel en el sector agroalimentario, desde el Libro verde sobre una estrategia europea frente a los residuos de plásticos, pasando por varias Comunicaciones de la Comisión Europea, hasta llegar a la propuesta de Directiva que en breve se aprobará y prohibirá los plásticos de un solo uso el campo de juego ha evolucionado en pro de una economía circular del plástico sostenible.

  • Revisión de las Directivas sobre residuos y residuos de envases en relación con la gestión de residuos plásticos, para fomentar la reducción, la reutilización y el reciclado de los envases. La puesta en práctica de estas medidas deberá verse en la transposición al ordenamiento jurídico de los Estados miembros a más tardar el 5 de julio de 2020.
  • Propuesta para la aprobación de la Directiva que prohíbe la comercialización de determinados plásticos de un solo uso y de los envases alimentarios hechos de poliestireno expandido en la Unión Europea. Estamos a la espera de su publicación en el DOUE (previsto para mayo 2019), cuando se abrirá un plazo de dos años para que los Estados miembros la incorporen a sus ordenamientos jurídicos.
  • Plásticos biodegradables y los bioplásticos, aquí la situación está menos desarrollada, si bien existe un creciente interés por potenciar estas soluciones, no es menos cierto que todavía no contamos con propuestas legislativas en la UE que den cobertura a estos materiales.

A la vista de lo anterior, a pesar de que la Comisión Europea ha promocionado los plásticos biodegradables y bioplásticos, tanto en su Estrategia en materia de bioeconomía como en su Estrategia para una Economía Circular en Europa, no se han adoptado medidas específicas para estos materiales.

El uso de estos productos cuenta con un amplio respaldo de los políticos, la opinión pública y la industria, por lo que, en el panorama próximo se dan las circunstancias para que, previsiblemente, se elaboren disposiciones ad hoc que regulen los plásticos biodegradables y bioplásticos.

Últimas novedades legales en materia de plásticos en España

En línea con las estrategias e iniciativas comentadas anteriormente se encuentra el Real Decreto 293/2018 sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores, que incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva (UE) 2015/720.

La legislación aprobada en 2018 ha establecido las siguientes medidas:

  • Se ha prohibido la entrega gratuita a los consumidores de bolsas de plástico en los puntos de venta de bienes o productos, a excepción de las bolsas de plástico muy ligeras y de las bolsas de plástico con espesor igual o superior a 50 micras con un porcentaje igual o mayor al 70% de plástico reciclado. Desde el 01/07/18.
  • Cobro de una cantidad por cada bolsa de plástico que se facilite al consumidor. Desde el 01/07/18.
  • Se prohíbe la entrega a los consumidores, en los puntos de venta de bienes o productos, de bolsas de plástico fragmentables. A partir del 01/01/20.
  • Las bolsas de plástico de espesor igual o superior a 50 micras contendrán un porcentaje mínimo del 50 % de plástico reciclado. A partir del 01/01/20.
  • Desde el 01/01/21, se prohíbe la entrega de bolsas de plástico ligeras y muy ligeras al consumidor en los puntos de venta de bienes o productos, excepto si son de plástico compostable.
Algunos ejemplos de CCAA y sus políticas en relación con el plástico

En esta cuestión como sucede con otros temas cada CCAA lleva su propia velocidad, entre las más adelantadas tenemos a las Islas Baleares y Navarra que han promovido ya sus propias iniciativas para la economía circular y han establecido disposiciones legales que regulan los plásticos de un solo uso.

Islas Baleares

Las Islas Baleares han regulado sobre esta materia a través de la Ley 8/2018, de 19 de febrero, de residuos y suelos contaminados de las Islas Baleares, que entre otros aspectos pretende limitar el uso de plásticos en esta CCAA a partir de 2021.

En línea con esta cuestión, se han planteado medidas para la prevención, reutilización y disminución de los residuos a través del fomento de los envases retornables y de la disminución de los que sean de un solo uso, en especial los de reutilización o reciclaje complejo.

Para los productos de un solo uso debemos tener en cuenta a partir del 1 de enero de 2021 que:

  • No se permitirá la venta, distribución y uso de platos, cubiertos, vasos, tazas y bandejas alimenticias de un solo uso hechos de plástico que no entren dentro del ámbito de aplicación de la Directiva 94/62/CE, excepto los que sean compostables.
  • No se podrá hacer uso de productos alimenticios en monodosis, a excepción de aquellas restricciones establecidas por el Real Decreto 895/2013 (aceites), ni utensilios de un solo uso en los establecimientos y empresas turísticas del sector HORECA para el consumo de alimentos y bebidas en el mismo local, a excepción de los consumibles de celulosa.
  • Solo se podrán distribuir, comercializar y usar las pajitas de bebidas y los bastoncillos para caramelos fabricados con materiales compostables.
  • Las cápsulas de un solo uso de café, infusiones, caldos y otras utilizadas en cafeteras, tendrán que ser fabricadas con materiales compostables o bien fácilmente reciclables, orgánicamente o mecánicamente.
  • Destaca la prohibición de comercialización de paquetes de latas o botellas de bebidas sujetas mediante anillas de plástico ni otros envases colectivos secundarios, que, en todo caso, tendrán que ser de material biodegradable e indicarlo así al consumidor.
Navarra

En Navarra mediante la Ley Foral 14/2018, de 18 de junio, de Residuos y su Fiscalidad, se aborda la disminución de los plásticos a través de las medidas siguientes:

  • Se prohibirá la venta de platos, vasos, tazas y bandejas alimentarias desechables de plástico que no entren dentro del ámbito de aplicación de la Directiva 94/62/CE, excepto aquellos que estén constituidos por material biodegradable a partir del 01/01/20.
  • Prohibición de la venta de productos envasados en monodosis o cápsulas de un solo uso fabricadas con materiales no reciclables, orgánica o mecánicamente a partir del 01/01/20.
Las claves para la sostenibilidad de los envases plásticos para alimentos se presentarán en MeetingPack 2019

MeetingPack2019 presentará los próximos 29 y 30 de mayo, las soluciones más avanzadas en sostenibilidad de envases plásticos para alimentos y bebidas. Estructurada en cinco bloques temáticos en torno al eje “Tendencias en envases barrera sostenibles: hacia el objetivo H2030”, la cuarta edición de MeetingPack contará, entre otras, con una sesión dedicada a señalar los aspectos clave y casos de éxito empresarial para el envasado de productos en envases plásticos sostenibles en el sector alimentario.

Una de las ponencias que se espera con más interés es la de AMC JUICES, fabricante líder del sector de zumos, quien contará cómo han conseguido integrar la economía circular y la sostenibilidad en todas sus actividades empresariales: desde el diseño ecológico y la selección de ingredientes y materiales mediante tecnologías avanzadas para aumentar la eficiencia y reducir las emisiones, hasta la producción de zumos saludables, pasando por la recuperación de los subproductos o materiales generados durante la fabricación de sus productos, para lograr su valorización e integrarlos de nuevo en el proceso productivo.

Si quiere conocer el programa e inscribirse, visite la web de MeetingPack 2019

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas con los materiales en contacto con los alimentos y también con los aspectos científico-técnicos ligados a los plásticos. También puede comentar este artículo en el grupo de legislación alimentaria en LinkedIn.

 

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

La tecnología de extracción supercrítica, presente en VITAFOODS EUROPE

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 24/04/2019 - 14:07

Productos alimenticios, nutracéuticos, API, cosméticos, medicamentos … Altex, la planta de AINIA, brinda acceso a la tecnología de extracción supercrítica con CO2 y ofrece servicios de fabricación a maquila para una gran cantidad de productos, de forma rentable para las empresas y minimizando los riesgos. Avanzamos las aplicaciones y algunos extractos conseguidos que presentaremos como soluciones en VITAFOODS EUROPE, que tendrá lugar del 7 al 9 de mayo en Suiza.

Aceites finos extraídos de productos como nueces, chía, rosa mosqueta, ajo, café, manzanilla o pimienta, para ser utilizados en productos nutracéuticos y cosméticos; productos bajos en grasa, proteínas vegetales y aceites finos, también antioxidantes o pigmentos, según lo requerido por la industria alimentaria; o la eliminación de sabores desagradables, microbios, pesticidas de especias o hierbas son aplicaciones que se alcanzan en Altex.

Altex es la planta industrial de CO2 de alta presión de AINIA. Es una instalación versátil y de múltiples productos, especializada en producciones de fabricación a maquila, con el objetivo de proporcionar acceso a extracciones avanzadas, purificaciones y tratamientos de materiales específicos para empresas de alimentos, farmacéuticas y cosméticas.

Esta planta, con capacidad para 4,000l, trabaja con la extracción de CO2 en condiciones subcríticas y supercríticas (desde subcríticas hasta 350 bar) y tiene un sistema de fabricación basado en GMP (Good Manufacturing Practices). Además, cuenta con la certificación ORGANIC/ ECO / BIO.

VITAFOODS EUROPE, stand D176

Para mostrar estos servicios tecnológicos avanzados a las empresas, ALTEX estará en VITAFOODS, un evento de referencia donde expositores de todo el mundo presentan sus innovaciones en ingredientes y nutracéuticos. ALTEX estará en el stand D176, donde podrá ponerse en contacto con el equipo técnico y conocer en detalle las numerosas aplicaciones de la planta y los servicios.

Altex, extracción supercrítica con CO2

El CO2 en estado supercrítico o subcrítico es un fluido completamente inofensivo que, bajo ciertas condiciones de presión y temperatura, tiene características únicas para ser utilizadas en los procesos de extracción.

Cuando las condiciones de operación exceden el punto crítico, el CO2 se convierte en un poderoso disolvente para separar sustancias de una manera efectiva, rápida y completamente limpia, sin generar residuos. Esta separación de ingredientes activos tiene lugar a temperaturas muy suaves que preservan las moléculas activas y la calidad organoléptica del producto.

Después de veinte años de investigación y desarrollo tecnológico en AINIA, esta planta industrial, ALTEX, funciona con un propósito versátil y es una de las pocas en el mundo capaz de ofrecer desde pruebas pequeñas, hasta las primeras pruebas de escala industrial y estudios de rentabilidad y hasta peajes subcontratados. Fabricar extracciones de gran pureza y calidad de forma rentable y minimizando los riesgos.

Soluciones para la industria nutracéutica, aditivos y fabricante de alimentos

La demanda de productos saludables, nutritivos y naturales, así como de productos cómodos, listos para comer (conveniencia), con una vida útil más larga y con componentes hedónicos que satisfagan las emociones es una tendencia en crecimiento.

Para dar respuesta a esta demanda, los fabricantes de productos dietéticos, nutracéuticos, suplementos alimenticios y productos alimenticios en general deben proporcionar soluciones seguras y asequibles de acuerdo con estas tendencias. La extracción de CO2 es una alternativa rentable y natural para obtener ingredientes de alta calidad y también para eliminar impurezas indeseables.

Productos de bajo contenido graso y aceites finos para enriquecer alimentos, eliminación de componentes grasos de materias primas como cacao, almendras, nueces …; y también los ingredientes para productos nutracéuticos y complementos alimenticios: extracción de aceite de semilla de granada, romero, aceite de ajo, aceites de algas, etc., son algunos ejemplos de procesos que se pueden realizar en Altex.

Pero Altex también puede ser útil para conseguir ingredientes hedónicos y funcionales, como el extracto de lúpulo para producir cerveza, aceites esenciales, pigmentos e ingredientes antioxidantes.

Por último, Altex también ofrece soluciones muy interesantes para la eliminación de impurezas, como microbios y otros contaminantes de productos importados, sabores u olores desagradables y pesticidas de especias o hierbas.

Potencial para la industria cosmética

Los aceites libres de solventes con certificación ECO / ORGANIC / BIO se aplican a los cosméticos funcionales, así como a los extractos naturales para el desarrollo de fragancias y cremas que son cada vez más demandados por la industria cosmética. La extracción supercrítica con CO2 es un proceso industrial exigido para su obtención.

En esta área, algunos ejemplos de aceites puros en el mercado y actualmente obtenidos con CO2 son aceites de rosa mosqueta, pimienta, granada, enebro, cardamomo y manzanilla, por ejemplo.

Extracción supercrítica en comparación con las tecnologías convencionales

La extracción de CO2 a altas presiones es más rentable, natural y ambientalmente sostenible que las técnicas tradicionales que emplean disolventes agresivos y afectan las propiedades de los ingredientes extraídos, ya sea en etapas de refinación adicionales o debido al hecho de que logran rendimientos más bajos.

Si está interesado en obtener más información sobre la tecnología de extracción de CO2 a alta presión, así como ejemplos de aplicaciones y servicios en Altex, puede encontrarnos en el stand D176 en VITAFOODS.

En este stand, además, podrás conocer otras soluciones tecnológicas de AINIA complementarias, como microencapsulados obtenidos, los avances del centro en bioproducción y técnicas de validación de bioaccesibilidad y biodisponibilidad in vitro y líneas celulares, así como experiencias y servicios en análisis sensorial e investigación del consumidor.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Curso sobre controles preventivos FSPCA para exportadores de alimentos a EE.UU.: Avance del programa de la edición de Sevilla

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 24/04/2019 - 13:45

EE.UU. se consolida, según las últimas estadísticas, como el primer país destino de las exportaciones españolas fuera de la UE, con un 5,6% sobre el total. En AINIA seguimos ayudando a las empresas que quieran exportar a EE.UU. a formar a sus profesionales para estar cualificados en controles preventivos para alimentación (FSPCA), cumpliendo así los requisitos de control y seguridad alimentaria exigidos por la administración norteamericana. En el artículo avanzamos el programa del próximo curso presencial en esta materia, que será los días 15, 16 y 17 de mayo en Sevilla.

En los últimos veinte años, las exportaciones españolas de alimentación a Estados Unidos se han multiplicado por tres, pasando, según datos de FIAB, de 10.000 millones de euros a los 30.650 millones actuales. Estas cifras consolidan a EEUU como primer país de destino de las exportaciones españolas de alimentos fuera de la UE, con un 5,6% sobre el total.

Las empresas de alimentación que quieren exportar sus productos a Estados Unidos deben cumplir desde hace algo más de un año con una serie de requisitos recogidos en la nueva Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos (FSMA: Food Safety Modernization Act).

¿Qué requisitos establece la Administración norteamericana para admitir productos alimentarios de otros países?

Entre los principales, esta norma establece que las empresas de alimentación que exporten a EEUU deben contar obligatoriamente con un profesional cualificado en controles preventivos PCQI (Preventive Controls Qualified Individual) que garantice que todas las organizaciones exportadoras operan bajo los mismos requisitos de control y seguridad alimentaria que las empresas estadounidenses.

Este nuevo contexto obliga a las empresas del sector alimentario que desean exportar a EEUU, a capacitar a su personal para adoptar el papel del PCQI, de manera que sus productos estén adaptados a esta nueva legislación estadounidense de seguridad alimentaria.

La persona formada y que actúe como PCQI será quien se ocupe, entre otras tareas, de:

  • La preparación de los manuales y planes de seguridad alimentaria
  • Verificar y validar los controles preventivos
  • Revisar los registros pertinentes
  • Analizar los planes de seguridad de alimentos
Curso: Controles preventivos FSPCA para Alimentación humana: el nuevo reglamento exportar a EEUU.

Con este objetivo, AINIA con la colaboración de DNV GL, iniciará en Sevilla el próximo 15 de mayo la 9 edición del curso “Controles preventivos FSPCA para alimentación humana: el nuevo reglamento para exportar a EE.UU.”, que permitirá la cualificación PCQI, avalada por la Food and Drugs Administration.

Esta formación teórico-práctica tiene por objeto aclarar y comprender los requisitos de HARPC para el desarrollo y mantenimiento de un plan de seguridad alimentaria; incluir los elementos necesarios para llevar a cabo un análisis de riesgos; y conocer el sistema de controles preventivos recogidos en el HARPC.

AINIA ya ha realizado ocho ediciones de esta acción formativa en convocatoria abierta y numerosos cursos a medida. Con estos cursos, seguimos cumpliendo nuestra misión de apoyo al sector y posibilitando que numerosos profesionales y empresas agroalimentarias obtengan la cualificación necesaria para facilitar el proceso de exportación a EEUU.

Recuerde que las empresas asociadas tienen beneficios especiales. Acceda ya al programa e inscríbase a esta nueva edición en Sevilla.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

La gestión eficiente de proveedores y materias primas: Hacia modelos de Suppy Chain 4.0 en alimentación y bebidas

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 17/04/2019 - 15:12

El concepto de Supply Chain 4.0 posibilita un modelo de cadena de aprovisionamiento conectado y de alto rendimiento que permite a las empresas minimizar los costes en la gestión de compras de ingredientes y materiales,  aprovisionamiento y el control de su calidad. Dada la importancia creciente y estratégica de su aplicación para la empresa alimentaria, AINIA ha organizado un Webinar gratuito el próximo 7 de mayo en el que mostrará una solución digital para la gestión eficiente e integrada de materias primas, proveedores y productos.

Tan solo 1 de cada 7 empresas del sector agroalimentario consiguen despegar iniciativas para la digitalización de la cadena de suministro. Frente a este contexto, Accenture ha estimado que el sobrecoste asociado a una gestión convencional de la información en las tareas de la cadena de suministro (búsqueda y homologación de proveedores, especificación de materias primas y validación de lotes) asciende a un  5% del coste de producción y a un 20% del esfuerzo de personal.

Estas cifras ofrecen una dimensión de la importancia de las tareas vinculadas a la gestión del  aprovisionamiento, y de su peso en la mejora de la eficiencia y la reducción de costes de las empresas.

Números que adquieren una mayor importancia teniendo en cuenta el gran reto al que se ha de enfrentar la industria agroalimentaria teniendo que alimentar, en un planeta con recursos limitados, a una población mundial que a mitad de siglo alcanzará los 10.000 millones de habitantes.

Pero no solo el aumento de la productividad es una premisa a cumplir a medio largo plazo, lo cual supone una oportunidad única, sino también la necesidad de cumplir con los requisitos en materia de trazabilidad y seguridad alimentaria.

Cabe destacar el reto que supondrá reducción de la cantidad e ingredientes prohibidos en más de 3.500 productos, lo cual afectará directamente a muchos departamentos de empresas de elaboración de productos, teniendo que integrar nuevas herramientas que les permita realizar sus tareas de manera ágil y con las máximas garantías.

Supply Chain 4.0: la cadena de suministro del futuro

Frente a este escenario, el concepto de Supply Chain 4.0 toma como referencia las bases tecnológicas de la Industria 4.0 para crear un modelo de cadena de aprovisionamiento de alto rendimiento, capacitada, moderna y eficiente que permite a las empresas maximizar su rentabilidad en un nuevo entorno de alta demanda (vista la rentabilidad como la reducción de los costes vinculados a la  gestión de compras, la disminución de las pérdidas por descartes y la mejora del tiempo de respuesta en la liberación de lotes en almacén para su uso en producción).

Si bien esta visión ofrece un potencial ilimitado para las empresas, es quizá la transformación real hacia un modelo “bottom-up” la que tiene mayor relevancia para la industria. Esta aproximación destaca por la comunicación y colaboración eficiente entre los distintos departamentos de la empresa, la mejora de la transparencia en la información facilitando su visibilidad y, sobretodo, por la integración de los proveedores en los procesos de la empresa.

Tecnológicamente estas soluciones sobresalen por la integración de capacidades que permiten el análisis de gran cantidad de información y la mejora de la eficiencia de las tareas como las arquitecturas Big Data, los motores Data Analytics o los sistemas inteligentes para el control de tareas.

ProductSphera: gestión eficiente de productos y proveedores

Respondiendo a este paradigma de Industria 4.0, AINIA lleva años investigando y desarrollando plataformas de estas características. Como tal, ProductSphera se presenta como una solución software colaborativa que permite las empresas del sector de alimentación y bebidas disminuir los costes vinculados a las tareas de gestión de la información en los procesos de Supply Chain Management y control de calidad. Para ello, integrando en los flujos de la empresa a proveedores y laboratorios.

Aprovechando las tecnologías comentadas anteriormente, ProductSphera permite a través de un entorno ágil e intuitivo la optimización, entre otros, de las siguientes tareas:

  • La búsqueda e identificación de los proveedores más apropiados para la elaboración de un producto.
  • La aceleración del proceso de homologación de proveedores en función de sus características específicas, según si son fabricantes o distribuidores, integrando a los propios proveedores en el proceso. Así como la automatización de su control posterior.
  • La detección temprana de riesgos en seguridad alimentaria vinculados a los productos elaborados a partir de la integración de alertas de seguridad alimentaria vinculadas con los ingredientes y sus proveedores.
  • La homogeneización en la elaboración de fichas técnicas de materias primas.
  • La colaboración multidepartamental en el diseño de las especificaciones de productos terminados.
  • La automatización del proceso de liberación de lotes a partir de la integración de los boletines analíticos, y la participación de los laboratorios externos.
  • La estandarización del proceso de gestión de incidencias con la validación en distintos niveles y la posterior verificación de las acciones correctivas propuestas por los proveedores.

Si bien ProductSphera implementa todas aquellas funcionalidades necesarias en la gestión de la información, si algo la diferencia es la gestión eficiente de las tareas a través de pocos clicks, pudiendo mejorar hasta en un 70% en la gestión de las tareas relacionadas con la homologación de proveedores, la especificación técnica de materias primas y la validación de la calidad de los lotes.

El próximo 7 de mayo celebraremos un webinar gratuito para profundizar en los procesos de Supply Chain 4.0 y mostrar el funcionamiento del modelo AINIA ProductSphera para la gestión de una cadena de aprovisionamiento agroalimentaria de alto rendimiento.
España, 4 puntos por encima de la media mundial en aplicación de la Industria 4.0

El paradigma de la Industria 4.0 ha significado una revolución digital sin precedentes, para España en particular esto se ha traducido en un aumento significativo de su grado de digitalización, 4 puntos por encima de la media mundial (52%).

Pero por encima de todo, porque ha permitido crear una cultura digital que ha permitido concienciar de la importancia de las tecnologías de la información en la maximización de los KPIs de las empresas (aumento del rendimiento, reducción del time-to-market, disminución del “lead time”, incremento del beneficio, maximización de recursos …).

Si bien la Industria del Futuro ha facilitado que las industrias hayan podido cubrir las expectativas de demanda a través de la digitalización de sus líneas de producción, la marginación de los proyectos vinculados a los procesos de la cadena de suministro, han resultado en la aparición de un techo de cristal que limita el potencial crecimiento, mermando la planificación, reduciendo la flexibilidad y limitando la gestión del talento por la realización de tareas con poco valor añadido o la dificultad de colaborar de manera efectiva y robusta intercambiando todo el conocimiento disponible.

Como casos particulares, cabe destacar el esfuerzo que supone las tareas de búsqueda y homologación de nuevos proveedores tras el desarrollo de un nuevo producto, así como el posterior seguimiento y control de calidad de los lotes suministrados.

Te animamos a que asistas al webinar ProductSphera en el que profundizaremos en todos estos conceptos. Si te interesa saber más, también puedes profundizar en las soluciones que hemos desarrollado para la digitalización de procesos empresariales.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Fraude Alimentario: Análisis del Informe UE 2018

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 17/04/2019 - 14:53

Recientemente se ha publicado el Informe de 2018 sobre fraude alimentario por parte de la Comisión Europea (The EU Food Fraud Network and the System for Administrative Assistance – Food Fraud Annual Report 2018). Entre otras conclusiones, se aprecia que entre 2016 y 2018 se ha producido un incremento en relación con estos temas de un más de un 60%. Este dato no se debe únicamente a la existencia de más fraude alimentario que hace dos años, también debemos poner en la mesa el mayor control por parte de la UE sobre todas las situaciones que puede ser susceptibles de ser consideradas como fraude alimentario.

De acuerdo con lo expuesto, en el Informe 2018 los casos de fraude alimentario identificados se han incrementado y los principales sectores afectados son:

  • Pescado y productos pesqueros.
  • Carne y productos cárnicos (aquí no se consideran los avícolas)
  • Grasas y aceites
  • Bebidas alcohólicas
  • Alimentos dietéticos y complementos alimenticios

Fuente: UE

Estamos ante un problema con una elevada prevalencia en la cadena alimentaria y con impacto económico muy elevado.

Se estima que el coste global para la industria alimentaria del fraude alimentario es de unos 30.000 millones de euros anuales

En relación con las infracciones que se detectan en los sectores que se han mencionado, destacamos en todos los casos el elevado porcentaje de situaciones relacionadas con un etiquetado incorrecto o una información confusa sobre esos alimentos, oscilando entre un 33 % en el caso de los productos de la pesca y un 59 % para las grasas y aceites.

Además de las cuestiones vinculadas con la información sobre los alimentos, otros patrones comunes que se observan son los de las infracciones relacionadas con la sustitución de ingredientes por otros de peor calidad u otro tipo de manipulaciones que afectan directamente a la composición y características de los productos (un 26 % tanto en el caso de los alimentos dietéticos, como para las bebidas alcohólicas).

También es destacable el caso de los productos cárnicos, hasta un 39 % de los incidentes se relaciona con la ausencia, falsedad o manipulación de la documentación exigible.

Elementos clave que conducen al fraude alimentario

En este artículo destacamos algunos de los puntos más relevantes de las actividades vinculadas con el fraude alimentario, teniendo en cuenta que los cuatro criterios que se aplican para entender que estamos ante un fraude alimentario son:

  • Incumplimiento de la legislación alimentaria de la UE, cualquier acción catalogada como fraude alimentario arranca siempre en una infracción o incumplimiento del Derecho Alimentario.
  • Intencionalidad, la infracción de la legislación debe estar acompañada de una intención, es decir, no se trata de un hecho accidental. Los supuestos más frecuentes se pueden deber a la sustitución de ingredientes por otros de peor calidad o al suministro de información errónea o confusa sobre el alimento.
  • Beneficio económico, en todos los casos este tipo de actuaciones reporta un beneficio o ganancia para quien infringe la normativa.
  • Engaño al consumidor, la confusión o engaño pueden deberse a cuestiones relacionadas con la calidad de los alimentos o con la información que se ha de facilitar. Es importante tener en cuenta también que estas situaciones pueden dar lugar a riesgos de salud pública, en este caso estamos ante un fraude alimentario que puede llegar a tener consecuencias irreparables.
¿Qué podemos hacer?

Teniendo en cuenta nuestra experiencia en cuestiones vinculadas con el fraude alimentario, es conveniente tomar una postura proactiva para anticipar posibles episodios de fraude alimentario que nos puede afectar.

Pensando en clave anticipatoria desde AINIA trabajamos con la metodología aplicada a los riesgos emergentes en el ámbito alimentario, de tal forma que podemos lograr una identificación temprana de posibles actividades fraudulentas.

La anticipación se apoya en la identificación del histórico de fraudes, tendencias relacionadas con estas acciones y también de la información sobre productos, materias primas, países productores y métodos analíticos de control vinculados a la autentificación de alimentos.

Los principales aspectos que debemos considerar para prevenir posibles fraudes se centran en tres grandes ejes:

  • Antecedentes en la materia o histórico.
  • Cuestiones vinculadas al producto y sus materias primas.
  • Aspectos geopolíticos, la estabilidad o inestabilidad de un país o región también pueden influir en gran medida en el fraude alimentario.

Estas cuestiones las hemos desarrollado en el artículo «Fraude Alimentario, un enfoque anticipatorio» que le permitirá ampliar la información sobre el enfoque proactivo ante el fraude alimentario.

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas con la prevención de episodios de fraude alimentario y también con las técnicas analíticas que permiten confirmar la autenticidad de los productos. También puede comentar este artículo en el grupo de legislación alimentaria en Linkedin.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Cómo optimizar una planta de biogás y biometano: claves para la eficiencia del proceso

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 17/04/2019 - 14:00

En la actualidad se observa un creciente interés en la producción de biogás para su inyección en la red de gas natural, así como en la construcción de instalaciones de autoconsumo a pequeña escala. En el artículo aportamos las claves para optimizar la eficiencia del proceso en plantas de biogás para el sector agroindustrial y gasista y avanzamos el programa del curso presencial de biogás del mes de mayo.

En la transformación hacia fuentes de energía más sostenibles, el gas natural renovable tendrá previsiblemente también un papel relevante. Por ello, se pronostica un contexto favorable para los proyectos que incorporen el enriquecimiento del biogás agroindustrial para su inyección en la red de gas natural o uso vehicular.

Además, resulta relevante el desarrollo del Anteproyecto de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, de noviembre de 2018, donde en su artículo 13 se especifica el fomento del biometano, habilitando al Gobierno a aprobar mecanismos de apoyo y otros que permitan su inyección en la red de gas natural, así como un sistema de certificados de gas renovable

Este apoyo hacia el biogás ha generado renovadas expectativas, especialmente ante la posible sinergia entre el sector gasista y el biogás agroindustrial.

El principal reto del sector del biogás en la actualidad es diversificar sus usos más allá de la recuperación energética

En esta línea, la producción de biometano (biogás enriquecido en CH4) para inyección a la red de gas natural es un importante complemento a la oferta de tecnologías sostenibles del sector gasista en España.

Paralelamente, conviene recordar como recientemente ha entrado en vigor el Real Decreto que regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo eléctrico, favoreciendo el desarrollo de instalaciones de biogás a pequeña escala con una potencia inferior a 100 kW eléctricos.

Cómo optimizar las plantas de biogás y de biometano

En nuestra experiencia de más de una década en el ámbito del biogás, identificamos que el tema de la eficiencia de proceso de las plantas existentes es uno de los desafíos principales a la hora de conseguir que una instalación de este tipo sea rentable y por lo tanto se mantenga en el tiempo y genere otras instalaciones similares en su entorno.

A fin de ayudar a impulsar el desarrollo del sector, las claves para optimizar las plantas de biogás y de biometano son:

  • Seguimiento de los parámetros de control e indicadores para la anticipación de cualquier inestabilidad en el proceso biológico.
  • La valorización de sustratos muy variados, sometiendo algunos de ellos a diferentes procesos de pretratamiento.
  • El desarrollo de plantas de biogás modulares de pequeña escala, para las cuales en AINIA hemos desarrollado una herramienta que estudia la viabilidad de estos proyectos y colabora con empresas que desarrollan soluciones a medida de pequeña escala.
Producción y Uso del Biogás Agroindustrial: Curso presencial en mayo

Para profundizar en los puntos anteriores y en general en el conocimiento de la tecnología de digestión anaerobia de residuos orgánicos para la producción de biogás y energías renovables, AINIA ha organizado un curso presencial de dos días que tendrá lugar el 29 y 30 de mayo en Valencia.

Durante la primera parte del curso (29 de mayo), los asistentes participarán en distintas sesiones teórico-prácticas donde desarrollaremos los principales aspectos de:

  • Las tecnologías de producción y aprovechamiento del biogás (conceptos básicos par el diseño y operación de plantas, materias primas, pretratamientos, tecnologías de digestión más adecuadas…).
  • La obtención del biometano (uso vehicular, inyección a red de gas natural…)
  • El uso del digestato (pretratamientos, purificación…)
  • Casos de éxito de plantas de biogás y biometano. Participación de empresas del sector

Durante la segunda parte del curso (30 de mayo), los asistentes tendrán la posibilidad de visitar dos plantas de biogás a escala industrial, una en la Comunidad Valenciana y otra en Castilla-La Mancha.

Al finalizar el curso los asistentes habrán adquirido los conocimientos para identificar oportunidades de negocio asociadas a la producción de biogás y biometano

El curso reunirá a diferentes perfiles de empresas, tanto agropecuarias, como industriales, tales como granjas, cooperativas agrícolas o industrias alimentarías que puedan dar un uso renovable a sus materias sobrantes de sus empresas para la generación de biogás, así como a aquellas ingenierías y empresas bioenergéticas, de gestión de residuos y empresas gasistas interesadas en alternativas de generación de energía renovable. El biogás agroindustrial puede ser clave en la competitividad de estos sectores.

Te animamos a que profundices en el programa y reserves plaza en este curso de impulso al desarrollo del biogás y biometano en el contexto de energías renovables de futuro.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Alimentos para celíacos: Tendencias y desafíos para la industria

Ainia-Tecnoalimentalia - Mar, 16/04/2019 - 12:56

 

En una intolerancia alimentaria el cuerpo no puede tolerar correctamente un alimento o uno de sus componentes aunque su sistema inmunológico no interviene en las reacciones que se producen, mientras que una alergia alimentaria es una forma específica de intolerancia a un alimento o uno de sus componentes, que sí activa el sistema inmunológico.

Un ejemplo de intolerancia muy habitual es el gluten, proteína presente en muchos alimentos como los cereales, el trigo o la cebada y que provoca que se rompa la mucosa del intestino. Esta es la llamada enfermedad de celiaquía y según datos de la Federación de asociaciones de Celiacos en España, dos de cada 100 nacidos padece esta intolerancia.

En nuestro país, el 1% de la población está diagnosticada como celíaca y la FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos de España) estima que aún hay alrededor de 450.000 personas en nuestro país sin diagnosticar su intolerancia al gluten.

Principales problemas de los celíacos

El tratamiento de la enfermedad conlleva realizar una dieta estricta sin gluten, un componente muy presente en gran variedad de alimentos. Por eso, para las personas celíacas, seguir unos hábitos alimenticios normales les puede plantear una serie de problemas.

Según la ONG “Celíacos on line” estos son algunos de ellos:

  • Comer fuera de casa. Por lo general los bares y restaurantes no tienen en cuenta que algunos clientes pueden ser celíacos, es decir, no pueden ingerir, rebozados, salsas, fiambres, guisos con harinas espesantes, cerveza, bocadillos… Por lo tanto, sus opciones de menú se reducen mucho: ensaladas y productos frescos asados y a la plancha.
  • El problema persiste en los comedores escolares. En algunos colegios los niños celíacos han de llevar su propia comida.
  • La llegada de nuevos productos al mercado, siempre siembra dudas sobre si sus ingredientes son aptos para celíacos.
  • Por último, los celíacos se encuentran con otro problema es el precio de los productos aptos para su consumo.
Retos y oportunidades para el sector de la alimentación

Por otro lado, descubrimos una nueva tendencia de consumo que considera a los alimentos “sin” en general y “sin gluten” en particular, como más sanos y beneficiosos para la salud. Así lo afirma el estudio de Leatherhead food Rechearch. Esto conlleva que consumidores sin ningún tipo de intolerancia diagnosticada a este tipo de proteínas demanden alimentos con el sello “sin gluten”.

La demanda de alimentos sin gluten está creciendo de manera significativa y como respuesta la industria alimentaria en nuestro país ha multiplicado por 5 en número de lanzamientos de este tipo de productos para cubrir la demanda.

1. El precio de los alimentos sin gluten

En el Informe de precios sobre productos sin gluten 2015 realizado por la FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España) se indica que: “una familia con un celíaco entre sus miembros, tomando como base una dieta de 2.000 a 2.300 calorías, puede incrementar su gasto de la cesta de la compra en casi 30,60 € a la semana, lo que significa un incremento de unos 122,39 € al mes, y de 1.468,72 € al año”.

Esta afirmación implica que las personas que tienen que seguir una dieta sin gluten a causa de su salud gastan un 288,56% más, que una persona que no tenga este problema. El gasto aumenta de manera exponencial si en la familia hay más de un miembro aquejado de este problema.

Los factores que influyen en el precio de estos alimentos son numerosos: La dificultad de elaboración, ingredientes menos habituales, controles en los campos de cultivo, en los tratamientos, en los procesos de fabricación y en elaboración, mayor control analítico… unido a un volumen de producto menor… son algunas de las causas que encarecen los costes. Sin embargo, el aumento de la demanda, la investigación en la mejora de procesos y la innovación en producto, así como la entrada de nuevos competidores en el mercado pronostican que los precios bajarán progresivamente.

2. Información transparente y correcto etiquetado de los alimentos sin gluten

Tal y como informábamos en Tecnoalimentalia el pasado mes de septiembre, ya se ha publicado el Reglamento nº 828/2014 que regulará las menciones “sin gluten” y “muy bajo en gluten” reguladas hasta ahora por el Reglamento nº 41/2009. El nuevo Reglamento comenzará a aplicarse a partir del 20 de julio de 2016, momento en el cual se aplicarán los requisitos para la transmisión de información a los consumidores sobre la ausencia o la presencia reducida de gluten en los alimentos y se derogará el anterior Reglamento de acuerdo con el Reglamento nº 828/2014.

De momento, y hasta la entrada en vigor del nuevo reglamento 828/2014, es el Reglamento (CE) 41/2009 el que rige el control y etiquetado de los productos “sin gluten”. Éste exige que para ser considerado como alimento apto para celíacos, éste debe contener menos de 20 ppm de gluten en su composición.

Con la entrada en vigor del nuevo reglamento en julio de 2016, la declaración «muy bajo en gluten» solamente podrá utilizarse cuando alimentos que contengan trigo, centeno, cebada, avena o sus variedades híbridas, o que contengan uno o más ingredientes hechos a partir de estos cereales, que se hayan procesado específicamente para reducir su contenido de gluten, no contengan más de 100 mg/kg de gluten en el alimento tal como se vende al consumidor final.

También hay que tener presente lo que establece el reglamento 1169/2011 de información al consumidor, en cuanto a la información nutricional presente en las etiquetas de los productos y la identificación de los alérgenos en la misma.

Para el control de gluten en alimentos, AINIA está acreditado por ENAC desde 2011 según la norma ISO 17025 (genérica de laboratorios) y el método específico internacional del Dr. Méndez. Los laboratorios de AINIA también están homologados por FACE. Si desean conocer cómo se analizan los alimentos para saber que están libres de gluten, les recomendamos la lectura de este artículo.

3. Mayor variedad de productos bajos en gluten

El informe Packed Facts sobre el análisis del mercado realizado en el verano de 2014 en EEUU nos previene que el claim “sin gluten” es apreciado por el 37% de los entrevistados y tiene gran importancia a la hora de realizar sus compras. La etiqueta “sin gluten” resulta un reclamo ya no sólo en la percepción de productos más saludables – un 25%-, sino que además se concibe como productos de “calidad superior”.

En España también existe la creencia de que los productos sin gluten son productos de calidad superior, tal y como apoya la propia FACE, en su informe de precios, afirmando:“El 80 % de los productos manufacturados pueden contener gluten: embutidos, turrones, chocolates, salsas, postres lácteos, condimentos, etc., por lo que muchos de estos tienen que ser de calidad “extra”, ya que los de calidad inferior según la legislación actual para este tipo de productos pueden llevar en su composición harinas, espesantes, almidones, etc.”

La I+D+i tiene un gran papel en este sentido, ya que gracias a ella los productos sin gluten adquieren cada vez mayor calidad nutricional, ganan en cualidades sensoriales y se encuentran nuevas fórmulas.

Por ejemplo, en EEUU el sector de los aperitivos está fabricando productos aptos para celíacos con complementos de verduras y legumbres, de manera que introducen una aportación extra a las propiedades saludables en fibra y nutrientes. También se buscan soluciones en otro tipo de granos que no contengan esta proteina. Fuente: Backeryandsnacks.com

4. La distribución de los alimentos sin gluten marca tendencia

Cada vez hay una mayor presencia de productos sin gluten en los lineales de los supermercados, donde destacan significativamente las marcas blancas propias de cada uno de estas superficies. No en vano fueron los primeros en adaptar su oferta a las necesidades de la población celíaca. Esto ha obligado a las marcas españolas a ofrecer una mayor calidad en sus productos sin gluten y a buscar una salida en las tiendas especializadas en venta de productos adaptados a personas con intolerancias alimentarias.

Las farmacias no venden alimentos sin gluten, pero sí complementos alimenticios y medicamentos que ayudan a la digestión en casos de ligeras intolerancias e incluso cosméticos sin gluten.

Por último las panaderías y el sector panadero en general está haciendo un esfuerzo especial por adaptar sus productos incluyendo recetas sin gluten en su oferta.

¿Cómo garantizar  que un producto está libre de gluten?

Para considerar que un producto está exento de gluten y, por tanto apto para personas celíacas, debe asegurarse que el contenido en gluten del alimento no supere determinados umbrales, entre < 10mg/kg y >20 mg/kg.

Por ello, para poder garantizar que los productos de una empresa están libres de gluten, resulta imprescindible realizar controles que aseguren no sólo que éste no aparece como constituyente, sino que no se encuentra fruto de una contaminación cruzada mediante su procesado en las instalaciones.  Estos análisis de detección de gluten se realizan en laboratorios acreditados como ainia.

ainia tiene amplia experiencia en este ámbito, está homologada por FACE (Federación de Asociaciones de celíacos de España) para realizar análisis de detección de gluten de alimentos y acreditada por ENAC conforme a la norma ISO 17025.

Esta homologación permite incluir sus productos en las listas FACE de alimentos aptos para celíacos y  facilita a las empresas que lo deseen obtener la Marca de Garantía “controlado por FACE”.

Si desea abordar el diseño y desarrollo de un alimento “sin gluten” o “bajo en gluten”; validar mediante un control analítico que está libre de gluten; o asesorarse respecto a cómo etiquetar este tipo de productos, contacte con nosotros, tenemos experiencia y le podemos ayudar.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Formación y conocimiento en formato flexible, avance de agenda para los profesionales de la industria alimentaria

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 10/04/2019 - 17:50

Con el fin mejorar la competitividad de las empresas del sector agroalimentario en tres líneas claves (seguridad alimentaria, innovación de producto y etiquetado), hacemos una selección de tres cursos imprescindibles para los profesionales del sector agroalimentario y afines para estar a la última, competir y diferenciarse con todas las ventajas  que ofrece la formación online y con la tutoría desarrollada por expertos profesionales.

Curso on line: La Innovación de producto a través del análisis sensorial y la investigación del consumidor. 4ª Ed

Conscientes de que el área de las ciencias sensoriales y del consumidor es aún una tarea pendiente para muchas empresas del sector, principalmente pymes, AINIA ha programado para el próximo día 23 de mayo una nueva edición del “Curso on line: La Innovación de producto a través del análisis sensorial y la investigación del consumidor”.

El objetivo que se persigue es el de dotar a los profesionales de las empresas de conocimientos y habilidades en relación a las herramientas de análisis sensorial. De esta forma, el personal de la industria agroalimentaria pertenecientes a departamentos de Producción, Calidad, I+D y Marketing, al que va dirigido, podrán aplicar lo aprendido a sus distintas realidades empresariales en favor del éxito de la innovación y un aumento de la competitividad.

Aquellos que lo deseen pueden inscribirse en el “Curso on line: La Innovación de producto a través del análisis sensorial y la investigación del consumidor”.

Curso online: Aplicación del análisis de peligros y puntos de control crítico en industrias alimentarias. APPCC

Para las empresas agroalimentarias adoptar un sistema APPCC de análisis de peligros y control de puntos críticos es una garantía que les permite prevenir problemas de seguridad alimentaria y cumplir el marco normativo.

Aprender a  identificar los peligros específicos y a tomar las medidas de control necesarias para implantar un sistema APPCC expresa un compromiso en favor de la salvaguarda de la seguridad alimentaria. Compromiso que se ve reconocido más allá de nuestras fronteras, pues el sistema APPCC ha adquirido reconocimiento internacional como una herramienta eficaz para garantizar la calidad y seguridad de los alimentos.

Por todo ello AINIA convoca del 14 de mayo al 16 de julio la 16ª Edición del curso online Aplicación del análisis de peligros y puntos de control crítico en industrias alimentarias. APPCC. Si precisa de más información, consulte nuestra página de formación.

Curso: El etiquetado de alimentos, ¿cómo ayuda a mantener la confianza del consumidor?

Cada vez somos más exigentes en relación a la calidad de los productos alimenticios que incluimos en nuestra cesta de la compra y la etiqueta es el medio que utilizamos para su evaluación. La claridad en la etiqueta es un aspecto vital para aquellas empresas que pretenden mantener y fortalecer la confianza del consumidor en sus productos. En este artículo hacemos un repaso sobre todos estos aspectos, poniendo el acento en la importancia de conocer, para etiquetar bien, el marco normativo actual. También hablamos de la 7ª edición del curso presencial de AINIA “Etiquetado e información en productos alimenticios”. Tendrá lugar el próximo 26 de junio en AINIA.

Si usted está interesado en reservar su plaza o conocer más sobre este curso presencial sobre información y etiquetado alimentario, le invitamos a consultar la página web de AINIAformación.

Curso online: Calidad para laboratorios de microbiología del sector agroalimentario. 3ª Ed

Las políticas de la Unión Europea para garantizar la inocuidad de los alimentos se basan en la búsqueda de soluciones integradas.

Por ello, los laboratorios de análisis de alimentos se ven obligados a implantar sistemas de calidad debido a las exigencias tanto de las administraciones públicas como privadas. Sólo así es posible garantizar la fiabilidad de los resultados emitidos. Además de ello, el Reglamento europeo de criterios microbiológicos (2073/2005), que rige los controles obligatorios para la comercialización de los productos alimenticios en la CE, exige que éstos demuestren su competencia en su desempeño, viéndose obligados a implantar sistemas de calidad con el fin de lograr el reconocimiento oficial.

Por todo ello, desde AINIA ofertamos un curso online innovador de 60 horas que ayude a mejorar las competencias de los profesionales de los laboratorios de control microbiológico para el sector agroalimentario, basado en la implantación de los requisitos de aseguramiento de calidad de la Norma ISO 17025.

Este curso, dirigido principalmente a responsables de calidad y laboratorios de control del sector agroalimentario y afines, dará comienzo el próximo 17 de septiembre. Si requiere de más información, consulte nuestra página web de formación.

Estos cuatro cursos con un ejemplo de la apuesta formativa de AINIA Centro Tecnológico. Además, si es asociado, recuerde los beneficios exclusivos de los que disfruta.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Controles microbiológicos, luces y sombras del reglamento 2073/2005

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 10/04/2019 - 17:43

Hace casi 15 años que los criterios de control microbiológico para los alimentos están armonizados en la Unión Europea, en concreto desde que se aprobó el Reglamento 2073/2005. No obstante, el que contemos con un marco regulatorio para estos controles no ha resuelto todas las dudas o incertidumbres que se generan para su correcta aplicación. La cuestión es cómo llevar a la práctica esos controles. En ocasiones puede resultar complicado dadas las características de la legislación.

El control microbiológico de los alimentos es fundamental, un ejemplo de su importancia lo tenemos en la cifra de situaciones que vinculadas con aspectos microbiológicos ha generado el Sistema de Alerta Rápida (RASFF) en lo que va de 2019, más de 100 intervenciones en conexión con los controles de Salmonella, Listeria, Histamina, entre otros parámetros que se fijan en el Reglamento 2073/2005.

Si bien es cierto que con la armonización de los controles microbiológicos se avanzó mucho en el ámbito de la seguridad alimentaria, no es menos cierto que el planteamiento que se puso en marcha en 2005 necesita de un desarrollo adecuado para facilitar la aplicación de la legislación a todos los agentes de la cadena, tanto desde el punto de vista del autocontrol de los operadores alimentarios, como por parte de las autoridades competentes a la hora de realizar los controles oficiales.

Luces y sombras con el Reglamento 2073/2005

Los aspectos positivos con la aprobación en su día del Reglamento 2073 los observamos con la armonización de los criterios de seguridad alimentaria, quedando fijados los criterios en relación con estos parámetros:

Reglamento (CE) 2073/2005 establece criterios de seguridad alimentaria para:

  • Salmonella,
  • Listeria monocytogenes,
  • Enterotoxina estafilococica,
  • Escherichia coli,
  • Enterobacter sakazakii e histamina.

 Partiendo de los criterios microbiológicos objeto de control el Reglamento 2073/2005 se estructuró en tres áreas que abordan:

  • Seguridad alimentaria
  • Higiene de los procesos
  • Toma de muestras y preparación

Hasta aquí las luces, en tanto que los aspectos indicados se han armonizado.

Ahora, si hablamos de sombras o claroscuros, nos estamos refiriendo a la complejidad para llevar a la práctica la legislación y el papel que han de jugar las guías o documentos interpretativos. Digo que «han de jugar», dado que todavía no se han desarrollado convenientemente y seguimos encontrando dificultades para ver cómo encajan los controles que el operador alimentario tiene que hacer y lo que las autoridades competentes exigen en el marco de los planes de control oficial.

Se ha avanzado en algunos aspectos y desde la Comisión Europea se facilitan documentos y guías para Listeria Monocytogenes y la Salmonella. Además de otros trabajos que desde la AESAN se han efectuado:

  • Flexibilidad aplicable a las frecuencias de muestreo
  • Guía Salmonella en canales de porcino
  • Alimentos listos para el consumo, Listeria Monocytogenes, directrices

En conclusión, tenemos un panorama en el que hemos avanzado en cuanto a la armonización de la regulación en la Unión Europea y en el lado opuesto, todavía es necesario que se haga un esfuerzo para aterrizar lo establecido en la legislación, de tal forma que tanto los operadores alimentarios, como las autoridades competentes tengan mucho más claros los conceptos y criterios a aplicar.

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico de aplicación en los controles microbiológicos. También puede comentar este artículo en el grupo de legislación alimentaria en Linkedin.

 

 

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Fake news en alimentación, ¿hacia dónde vamos y qué hacer?

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 10/04/2019 - 17:31

El 30% de las ‘fake-news’ (noticias falsas) que circulan por internet son sobre alimentación. A esto hay que añadir que, según datos de un estudio realizado por un equipo de investigadores de MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), este tipo de noticias se difunden a una velocidad siete veces mayor que una real.

Por si fuera poco, la consultora Gartner ha calculado que en 2022 la mitad de la información que se consuma será falsa y que, según el último informe realizado por Ipsos, los españoles son los europeos que más se creen las noticias falsas y los quintos a nivel mundial.

No es de extrañar que el sector alimentario se encuentre preocupado por este fenómeno, que es papaz de modificar en tiempo récord los hábitos de compra de una población cada vez más confundida y por qué no decirlo, alarmada.

¿Quién crea las “fake-news” y para qué?

A la primera pregunta hay que responder que cualquiera. Cualquiera tiene la capacidad de inventar una noticia, darle apariencia de realidad y lanzarla en redes.

Es fácil crear una noticia falsa y revestirla de creíble a base de asegurar que la fuente es un estudio del inexistente profesor “X” de esta o aquella universidad (probablemente también inexistente). Si es suficientemente alarmante y se cuenta con una red eficaz, el impacto puede ser altísimo en un tiempo récord.

En cuanto a para qué, las respuestas pueden ser varias. Se ha comprobado que en algunos casos el fin es el crear alarma de forma gratuita, algo así como un divertimento. Durante los incendios de Vigo en 2017 se hizo viral el bulo de que el agua de Vigo había dejado de ser potable e iba a cortarse, además de algunos otros como desalojos de hospitales, gasolineras incendiadas o el incendio del mismísimo Faro de Vigo.

La pregunta del para qué tiene en estos casos una difícil respuesta, para la mayoría de nosotros, para nada. Otros motivos son los meramente económicos mediante la obtención de gran número de visitas y la monetización de las mismas gracias a la publicidad o los motivos ideológicos.

Y ¿Por qué la alimentación?

Pues varios son los motivos. Principalmente porque es un tema sensible y que nos incumbe a todos. Es un tema muy cercano y relacionado con nuestra salud. En negativo genera miedo a la enfermedad y en positivo, esperanza ante los productos milagro.

Asegurar que un producto u otro está relacionado con el cáncer o el infarto genera sin duda gran alarma y esto nos hace tomar precauciones, aunque los temores sean infundados. Por otro lado, que un producto pueda mejorar nuestra salud o incluso alargarnos la vida, genera esperanza, sobre todo para quien tienen un problema de salud.

Todo esto apela a nuestras emociones más que a la razón, y es bien conocido que lo que sentimos guía mucho más nuestras decisiones que lo que sabemos o pensamos.

Si además el mensaje coincide con los gustos o la ideología del receptor (por ejemplo, un mensaje negativo sobre la carne para un vegetariano o anti organismos modificados genéticamente para un activista en contra de los mismos), éste probablemente no se preocupará de comprobar su veracidad. “Coincide con lo que creo, así que debe ser verdad, ya lo decía yo”.

Los mitos de la alimentación

En definitiva, la alimentación es un “campo minado de fake-news”, y tanto es así que es probablemente el que acumula un mayor número de mitos, que no son más que noticias falsas que han acabado instalándose en el imaginario colectivo, hasta ser consideradas verdades absolutas.

Los falsos mitos en alimentación se cuentan por decenas. Van aquí algunos ejemplos:

  • El agua tomada durante las comidas engorda. El agua no engorda en ningún caso.
  • Todos los adultos son intolerantes a la lactosa. No lo somos.
  • La comida calentada en el “micro” pierde nutrientes. El cocinado puede afectar a determinados nutrientes, pero no de forma diferente al utilizar el microondas u otros métodos de calentamiento o cocción
  • La fruta después de la comida engorda. Pues ni más ni menos que antes de la misma.
  • El chocolate favorece el acné. No hay ninguna evidencia de este hecho, es un bulo.
  • Mezclar hidratos de carbono y proteínas engorda. Esta afirmación carece de ningún rigor científico, sólo es una creencia.
  • Saltarse una comida adelgaza. No es recomendable saltarse comidas para adelgazar. Por el contrario, lo es hacer todas las comidas pero que estas sean más ligeras.
  • Hay dietas detox que nos hacen eliminar toxinas. Es otra creencia que carece de ningún rigor científico, no hay alimentos que nos hagan eliminar toxinas.

Y como éstos, un sinfín de mitos sin fundamento alguno.

¿Y qué puede hacer la industria alimentaria?

Sin duda alguna cuando nuestra marca o nuestros productos son víctimas de noticias falsas, hay que desmentirlas. Pero, desgraciadamente puede no servir prácticamente para nada. Como parte interesada, la credibilidad ante el consumidor en un caso como este va a ser baja.

Lo más importante es pues el trabajo en periodo de “no crisis”, lo que si desgraciadamente llega la ocasión nos facilitará mucho el camino.

Algunos consejos en este ámbito son:

  • Contar con robustos sistemas de control y trazabilidad, que me permitan minimizar los riesgos y poder demostrar ante terceros la inocuidad de mis productos. En este ámbito la acreditación de los laboratorios que realicen mis controles externos va a ser un factor importante.
  • Contar con protocolos de crisis. En estas situaciones cuanto menos haya que pensar mejor, debemos saber que pasos dar, como y quien debe comunicar, etc. Y tener el respaldo de técnicos tanto internos como externos que puedan asesorarnos en cualquier momento ante una noticia falsa o una reclamación y aportar información fidedigna en el tiempo más corto posible.
  • Comunicar con la mayor transparencia en todo momento, no dejarlo sólo para los momentos difíciles. Si generamos confianza, tendremos más credibilidad para desmentir noticias falsas.
  • Mantener siempre viva la comunicación con todas las partes implicadas, consumidores y asociaciones de consumidores, administración, medios, etc. Facilitará en gran medida la comunicación, el acceso y la credibilidad en estos casos, pudiendo convertirse en nuestros mejores aliados ante noticias falsas o bulos infundados que afecten a nuestros productos.
  • Las informaciones falsas pueden causar daños reputacionales y económicos a las empresas. A nivel jurídico, las empresas pueden proteger su prestigio haciendo valer su derecho al honor ante los tribunales. Si lo precisa, el Departamento de Derecho Alimentario de AINIA cuenta con abogados expertos en la materia que podrán asesorarle.

En resumen, vamos hacia un panorama en el que las “fake-news” van a ser cada vez más abundantes. Como hemos apuntado con anterioridad, se estima que en 2022 el 50% de las noticias que recibiremos serán falsas. Así que lo mejor como consumidores y como industria es prepararnos para ello.

Desarrollar habilidades para discernir lo verdadero de lo falso va a ser importante para todos. Como consumidores, no perder la calma, acudir a fuentes oficiales, seguir una dieta variada y equilibrada y no difundir noticias de las que no tengamos certeza de su veracidad constituyen las buenas prácticas a seguir.

Respecto a la industria, la palabra clave es transparencia. Contar con buena información contrastable de nuestros productos, sistemas preventivos y manuales de crisis, pero sobre todo comunicar con todas las partes implicadas en todo momento y con total transparencia es la clave para generar confianza, y el mejor seguro para tiempos difíciles.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Sensores para asegurar la calidad y vida útil de frutos secos

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 10/04/2019 - 16:18

Con sensores avanzados podemos diseñar y desarrollar un instrumento de medida que detecte de manera rápida y objetiva la presencia de los compuestos indeseados asociados a la oxidación de frutos secos, tanto en materia prima como en producto final.

La evaluación y el seguimiento de los procesos de oxidación en materias primas y alimentos procesados, especialmente en frutos secos, almendra y turrón, resulta crucial para optimizar la selección de la materia prima y la calidad del producto, tratando de preservar sus cualidades sensoriales y nutricionales y lograr, además, la satisfacción y fidelización de los públicos de los mercados finales a los que van dirigidos. En este artículo avanzamos cómo con sensores avanzados podemos dar respuesta a estas necesidades de la industria.

Muchos de los alimentos son ricos en grasas, que son una fuente de energía importante y contribuyen además aportando sabor y textura. Los frutos secos contienen gran cantidad de nutrientes, además de un perfil de ácidos grasos insaturados que hacen de este tipo de producto un alimento saludable. Sin embargo, su perfil de ácidos grasos hace que estos productos sean muy susceptibles al enranciamiento, produciendo off-flavours y un deterioro de su calidad.

Además, en los procesos de oxidación de ácidos grasos en alimentos no perecederos aparecen compuestos perjudiciales para la salud como los oxi-esteroles, productos de oxidación de los fitoesteroles presentes en plantas y alimentos de origen vegetal, aceites, frutos secos y semillas entre otros.

Por otra parte, en la oxidación de este tipo de productos influyen muchas variables, como son los factores asociados a la cosecha (variedad, procedencia, condiciones climatológicas, entre otras), a la elaboración y transformación (triturado, mezcla, tostado, fritura, envasado, etc.) y a las condiciones de almacenamiento. Todos estos factores influyen en la vida útil del producto final.

Esta gran variabilidad conlleva obtener alimentos con características y vidas útiles distintas, lo que supone un problema importante para la industria, en términos de rechazos de producto (las empresas de distribución) y de imagen de la marca por posibles reclamaciones por parte de los consumidores.

Así pues, la evaluación y el seguimiento de los procesos de oxidación en materias primas y alimentos procesados resulta crucial para optimizar la selección de la materia prima, la calidad del producto y los mercados finales a los que van dirigidos, tratando de preservar sus cualidades sensoriales y nutricionales y lograr, además, la satisfacción y fidelización del consumidor.

¿Cómo se evalúan actualmente el nivel de oxidación de los alimentos?

En la actualidad, los controles de calidad para evaluar el nivel de oxidación tanto de la materia prima como del producto final se realizan por muestreo, mediante análisis químicos con métodos complejos, lentos y costosos.

Estos controles por muestreo implican uso de equipamiento sofisticado manejado por operadores altamente cualificados que las empresas del sector alimentario no tienen y que han de subcontratar, o bien mediante paneles internos de catadores, con lo que conlleva en cuanto a subjetividad, tiempo y dedicación de recursos. Además, hay que tener en cuenta que es complicado establecer correlaciones entre los parámetros químicos y las evaluaciones sensoriales.

Así pues, es una necesidad industrial en sectores tan importantes como el de turrones, dulces, frutos secos, snacks y productos de panadería industrial poder disponer de herramientas de medida rápida de la oxidación, que permitan tomar decisiones rápidas en cuanto a clasificaciones de la materia prima, tipo de procesado y elaboración, así como selección del mercado destino, todo ello dirigido a aumentar y estandarizar la calidad del producto final y reducir las pérdidas asociadas al deterioro y desperdicio por la pérdida de las cualidades sensoriales y nutricionales de los alimentos.

Esta necesidad puede abordarse mediante el desarrollo de métodos rápidos que permitan evaluar la oxidación de los productos para asegurar la calidad y seguridad  alimentaria a lo largo de todo el ciclo de vida de los alimentos.

Cómo determinar la oxidación de productos no perecederos con sensores avanzados

El proyecto RETOX en el que estamos inmersos tiene como principal objetivo desarrollar un sistema de medida rápido, para la determinación de la oxidación de productos no perecederos y su correlación con defectos sensoriales, que se puede emplear como control de calidad y seguridad de materias primas y productos finales.

La principal aplicación de este sistema de medida se encuentra en la industria alimentaria, y en particular, en la producción, procesamiento, almacenamiento y distribución de alimentos de larga duración (no perecederos) con grasa susceptible a la oxidación, tales como por ejemplo aceites, frutos secos, semillas, productos de panadería y bollería, leches en polvo, entre otros.

Proyecto RETOX: un avance con respecto los actuales métodos de medida de la oxidación lipídica

El prototipo que estamos desarrollando en el proyecto tiene como objetivo dar un salto cualitativo en los métodos actualmente empleados para la medida de la oxidación lipídica en alimentos, proporcionando unas características en la medida que ningún equipo o método actual puede ofrecer: medidas rápidas y sencillas, que únicamente requieran de una preparación de la muestra limitada, que no requiera de personal altamente cualificado y que sea capaz de cuantificar el grado de oxidación de forma objetiva.

En el proyecto se está trabajando para correlacionar las medidas efectuadas por los métodos rápidos tanto con determinaciones químicas de la rancidez (que es el método más objetivo), en las muestras analizadas, como por las valoraciones organolépticas de un panel entrenado, que es posiblemente el método de valoración más cercano al interés de las empresas, ya que es el que fija el rechazo por parte del consumidor.
Cuantificación del nivel de oxidación a través de parámetros químicos o a escala

Otra ventaja del prototipo es que las técnicas empleadas permiten la cuantificación del nivel de oxidación, bien a través de la medida de un parámetro químico concreto relacionado con la oxidación, bien a través de la generación de una escala.

Por ello, se trata de una medida más fiable y que permite comparar el valor generado en diferentes muestras, en contraposición a las medidas que generan el Oxitest y el Rancimat, que miden el consumo de oxígeno en la prueba que efectúan los equipos, pero que no cuantifica el nivel de oxidación y sólo permite la comparación a nivel estimativo, es decir, al medir dos muestras, se puede saber qué muestra está más oxidada, pero no cuánto más oxidada está.

Prototipo de medida para el sector de los snacks y los turrones

Como resultado del proyecto se obtendrá un prototipo de medida para muestras de frutos secos, almendra, y turrón, capaz de generar una estimación del nivel su oxidación, basado tanto en compuestos químicos relacionados con ella, como en la percepción sensorial de la rancidez.

Si su empresa requiere de métodos  que pueden ayudarle garantizar la calidad y a la vez rigurosidad en la determinación de la vida útil comercial de su producto, podemos ayudarle. Llámenos y podremos orientarle  respecto a aquel método más conveniente  en función de su producto y de su proceso productivo.

El proyecto RETOX cuenta con apoyo del MINECO a través del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016, Programa Estatal de I+D+i Orientada a los Retos de la Sociedad. Retos Colaboración 2016.

 

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

LMRs: Programa de la UE para control de los límites máximos de residuos de plaguicidas de 2020 a 2022

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 03/04/2019 - 17:54

La Unión Europea acaba de publicar el Programa plurianual coordinado para 2020, 2021 y 2022 destinado a garantizar el respeto de los límites máximos de residuos de plaguicidas en y sobre los alimentos de origen vegetal y animal y a evaluar el grado de exposición de los consumidores a estos residuos. Estos programas son acciones complementarias al control oficial que sobre los productos alimenticios se desarrollan a través de las distintas autoridades competentes y la aplicación del Reglamento 396/2005.

El Programa indicado se aprueba a través del REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2019/533 DE LA COMISIÓN de 28 de marzo de 2019 relativo a un programa plurianual coordinado de control de la Unión para 2020, 2021 y 2022 destinado a garantizar el respeto de los límites máximos de residuos de plaguicidas en y sobre los alimentos de origen vegetal y animal y a evaluar el grado de exposición de los consumidores a estos residuos. Los aspectos más destacables del Programa es que se plantea sobre una batería de entre treinta y cuarenta productos alimenticios que constituyen los componentes principales de la dieta de los ciudadanos de la UE.

Además de enfocarse a ciertos tipos de alimentos, también se matizan algunas cuestiones desde el punto de vista técnico y es interesante tenerlas presentes, tanto para el Programa en sí, como para dudas que puedan surgirnos cuando aplicamos la legislación sobre límites máximos de residuos de plaguicidas a través del Reglamento 396/2005.

 

Programa plurianual LMRs: Cuestiones técnicas a considerar

– Considerando los trabajos de EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), se concluye que es posible determinar una tasa de superación de los LMR superior al 1 %, con un margen de error del 0,75 %, seleccionando seiscientas ochenta y tres unidades de muestra para un mínimo de treinta y dos productos alimenticios diferentes.

– Debemos tener en cuenta el documento de la Comisión Analytical quality control and validation procedures for pesticide residues analysis in food and feed «Procedimientos de control de la calidad analítica y de validación para el análisis de residuos de plaguicidas en alimentos y piensos».

– Si la definición de un residuo de plaguicida incluye otras sustancias activas, metabolitos o productos de degradación o reacción, tales compuestos deben notificarse por separado, siempre que se midan individualmente.

– Procedimientos de muestreo de acuerdo con la Directiva 2002/63/CE que incorpora los métodos y procedimientos de muestreo recomendados por el Codex Alimentarius.

Aplicación del Programa: A partir del 1 de enero de 2020

A partir del 1 de enero de 2020 entrará en vigor el Reglamento 533/2019. Es importante que también tengamos presente que además de los productos alimenticios estándar, también se muestrearán los destinados a los lactantes y niños de corta edad y los productos ecológicos.

En el caso particular de los alimentos para lactantes y niños de corta edad, las muestras serán evaluadas teniendo en cuenta los límites máximos de residuos establecidos en las Directivas 2006/125/CE y 2006/141/CE.

¿Qué productos serán objeto de muestreo?

Los productos de origen vegetal que deben ser objeto de muestreo en 2020, 2021 y 2022 son:

 

Fuente: AINIA

Y también estos otros:

Fuente: AINIA

 

Por su parte, los productos de origen animal que deben ser objeto de muestreo en 2020, 2021 y 2022 son:

Fuente: AINIA

Es importante que tengamos presentes estos programas, dado que en buena medida influyen en las actuaciones de control que las autoridades competentes de los Estados miembros pueden desarrollar. No obstante, en la otra cara de la moneda,

Debemos tener presente que los controles sobre límites de plaguicidas debemos seguir realizándolos como hasta la fecha con la base en el Reglamento 396/2005.

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico de aplicación en los controles sobre residuos de plaguicidas. También puede comentar este artículo en el grupo de legislación alimentaria en Linkedin.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

III Seminario AINIA: Economía Circular en la Gestión del Agua de las Industrias Agroalimentarias

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 03/04/2019 - 17:25

Empresas líderes del sector de la alimentación y bebidas, como Nestlé, Nueva Pescanova, o Calidad Pascual, entidades públicas como el IPPCB-IPTS de la JRC-Comisión Europea, o EPSAR, y asociaciones especializadas en reutilización como ASERSA o AEDyR, debatirán y mostrarán como de manera exitosa se están aplicando los principios de la economía circular en la gestión del agua en este sector en el III Seminario Técnico Internacional Economía Circular en la Gestión del Agua de las Industrias Agroalimentarias.

La tercera edición de este seminario se celebrará el 9 de abril de 2019 en las instalaciones de AINIA de Paterna (Valencia). Una cita que se consolida como el principal foro de debate tecnológico y de innovación en España entre los sectores de alimentación y bebidas, y el del agua.

La gestión del agua uno de los principales desafíos que tiene ante sí la Industria Alimentaria de cara a 2030. No se trata únicamente de depurar las aguas residuales. La sociedad, cada vez más comprometida con el medio ambiente, y las medidas legislativas, obligan a un uso responsable y sostenible del agua. Un recurso cada vez más escaso y contaminado. Por ello, se hace necesario eliminar el concepto “agua residual” y apostar por la Economía Circular.

Uso eficiente del agua, procesos productivos eco-eficientes y tendencias son algunos de los ejes que se abordarán.

El seminario se divide en cinco bloques temáticos.

El primero de ellos abordará cómo hacer un uso eficiente del agua siguiendo el modelo de Economía Circular.

La contaminación de las aguas y los efectos del cambio climático amenazan la disponibilidad y calidad de los recursos hídricos y la nueva legislación sobre Mejores Técnicas Disponibles son algunas de las razones que impulsan los cambios hacia la Economía Circular.

En este bloque, Andrés Pascual, de ANIA, expondrá las oportunidades que supone para la industria la gestión circular del agua a través de la innovación tecnológica y un cambio de mentalidad.

Por su parte, Pedro Ruiz, de Nestlé, pondrá un ejemplo de estrategia para la gestión eficiente del agua en la Industria Alimentaria; y Germán Giner, de EUROPEAN COMISION JRC, expondrá cómo recoge el nuevo Reglamento BREF sobre MTDs sobre el uso circular del agua para este sector industrial.

A continuación, en el segundo bloque, se abordará como reducir a través de procesos productivos eco-eficientes.

Un diseño de procesos que contemple la máxima eficiencia en el uso del agua es un aspecto clave para el desarrollo de la circularidad en la industria. Por ello, Santiago Gómara, de Nueva Pescanova, expondrá un caos de éxito en el diseño eco-higiénico de maquinaria e instalaciones para facilitar la higienización de superficies.

Calidad Pascual, y en su nombre, Joan Ribera, hablará del diseño de procesos de limpieza y desinfección CIP con vistas al máximo aprovechamiento del agua y los recursos.

Tras la pausa, se debatirá sobre el reciclado de agua y recuperación de recursos.

Reciclar el agua dentro de una misma etapa de proceso o en otros puntos de la instalación, previo tratamiento de adecuación mediante procesos separativos u oxidativos, es una alternativa eficaz para ganar circularidad en las plantas productivas.

En este sentido, Jorge García y José Benito Carbajo, de AINIA, mostrarán qué oportunidades en industria de transformación de materias primas vegetales. Seguidamente, Joan Sanz, de ASERSA, contará distintas experiencias empresariales del uso del agua reciclada en la Industria Alimentaria.

Tras el medio día, dará comienzo el bloque dedicado a las tendencias en I+D para el reciclado del agua y recuperación de recursos.

Muchas corrientes líquidas internas agroalimentarias contienen agua, producto perdido (merma) y/o sustancias de interés como azúcares, proteínas, lípidos o polifenoles, que pueden ser recuperados y transformados en otros productos.

Jorge Ricardo Cunha, de WETSUS, presentará distintas innovaciones disruptivas para la recuperación de recursos de aguas residuales y lodos de industria agroalimentarias. A continuación, Santiago Rodríguez, de IDENER, hablará de los compuestos de interés y producción de PHA a partir de aguas residuales de industria alimentaria.

El bloque se cerrará con la presentación de Mª José Tomás, de CDTI, sobre las diferentes herramientas de financiación de proyectos de innovación.

Por último, la jornada finalizará con el bloque dedicado a la reutilización de aguas depuradas a final de línea y otras alternativas de Economía Circular de carácter colaborativo.

En concreto, Mª Carmen García, de AEDYR, expondrá el marco normativo y tecnologías para la reutilización de aguas depuradas en industrias agroalimentarias. La Entidad Pública de Saneamiento de Aguas de la Comunidad Valenciana (EPSAR), Francisco Escribano, mostrará la capacidad que tiene las EDAR municipales para la valorización de corrientes líquidas de alta carga. Cierra este bloque José Ferrer, de CALAGUA, quien presentará un ejemplo de optimización del consumo energético de una EDARI a través de la plataforma informática LoDif BioControl.

Además, el evento contará con las últimas tendencias tecnológicas de 10 proveedores tecnológicos líderes en esta temática: VEOLIA, AEMA, SUEZ, SITRA, KOCH, AZUD, PAVAGUA, VEOLIA WATER TECHNOLOGIES, DAM, WEHRLE y HANNA.

Los asistentes a la jornada que lo deseen podrán llevar a cabo una visita a las instalaciones de AINIA para conocer los equipos piloto en tecnologías como filtración con membranas, electrodiálisis, ozono y oxidación avanzada, limpieza CIP, digestión anaerobia, sistemas bioelectroquímicos, fermentación a PHA, microalgas y lemna, entre otras.

Objetivo: Aprovechar hasta la última gota eliminando el concepto “agua residual”

Uno de los principales desafíos actuales de la industria agroalimentaria es la adopción de los principios de economía circular para aprovechar hasta la última gota empleada para obtener alimentos y bebidas. Ya no es suficiente depurar para cumplir con los límites de vertido. La sociedad exige a este sector, gran consumidor de agua, un uso responsable y sostenible de este recurso cada vez más escaso y amenazado por la contaminación.

Para ello las empresas deben avanzar en el objetivo de eliminar el concepto de “agua residual”, ya que contiene no solo agua sino también otros recursos valiosos que pueden y deben ser aprovechados.

Para ello, es necesario un cambio de mentalidad y empezar a diseñar instalaciones y procesos productivos de manera que se pueda reducir y/o reciclar el agua, así como recuperar todos los recursos presentes en corrientes líquidas que acababan hoy en día en las depuradoras. Por último, el agua tratada en las depuradoras que se encuentran funcionando en la actualidad se puede reutilizar en parcelas agrícolas, torres de refrigeración, riegos de jardines, y otros usos ya permitidos por la legislación en España.

Con la problemática del tratamiento de efluentes industriales y las alternativas tecnológicas sostenibles que puedan ser aplicadas, AINIA realiza anualmente un seminario técnico internacional sobre gestión eficiente del agua en las industrias agroalimentarias. La jornada busca acercar y afianzar el concepto de economía circular aplicado a la gestión del recurso hídrico en las industrias de alimentación y bebidas.

El evento cuenta con el apoyo de CDTI, Plataforma Tecnológica Española Food for Life Spain (PTE-F4LS), Plataforma Tecnológica Española del Agua (PTEA), CDTI, EPSAR, ASERSA, AEDyR y Advanced Leadership Foundation (ALF), entre otras. La jornada cuenta también como mediapartners con Retema, Infoenviro y Aguas Residuales.

Si quiere inscribirse, puede hacerlo a través de nuestra página web.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Técnicas analíticas para garantizar la seguridad del consumidor

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 03/04/2019 - 17:01

La seguridad alimentaria es fundamental para cumplir con las exigencias legales, evitar alertas alimentarias y, prioritariamente, para proteger al consumidor. La innovación tecnológica se orienta hacia el desarrollo de tecnologías y métodos que permitan la identificación y eliminación de microorganismos patógenos y la prevención de contaminaciones alimentarias de una forma más eficiente y económica. Recogemos aquí algunos ejemplos extraídos de la red de transferencia de tecnología Enterprise Europe Network, de la cual AINIA forma parte.

Nuevas soluciones para la identificación de microorganismos patógenos

Con las técnicas actuales, la identificación de bacterias de una misma especie en un complejo de distintos microorganismos requiere de una mejora de la precisión y eficiencia, así como la reducción de los tiempos y costes analíticos.

Una empresa biotecnológica italiana ha desarrollado una nueva familia de marcadores genéticos que permite diferenciar e identificar filogenéticamente bacterias de especies o subespecies cercanas. Ante la novedad que supone este desarrollo la empresa ha solicitado una patente y está interesada en empresas que colaboren en el desarrollo de kits y nuevas aplicaciones.

En restaurantes y escuelas, además de otros lugares que cuenten con servicios de catering, los análisis convencionales para la detección de norovirus no son apropiados al requerir más tiempo que el empleado para la distribución de los alimentos. Para abordar esta necesidad, un instituto koreano ha desarrollado una tecnología rápida para detectar norovirus. Aunque la tecnología está disponible para demostración, los investigadores indican que se trata de una solución eficiente y que requiere de menos tiempo que los análisis convencionales.

La contaminación por toxinas (micotoxinas, ficotoxinas y cianotoxinas) es bastante común en alimentos y bebidas, lo conlleva un riesgo para la salud humana.  Eliminar la presencia de este tipo de contaminantes es clave, sobre todo en los primeros eslabones de la cadena alimentaria. La eliminación de toxinas es posible con un método que atrapa las toxinas y las encapsula en nanopartículas magnéticas que posteriormente son fáciles de eliminar. A diferencia de otras tecnologías, las toxinas son eliminadas del producto.

Prevención de potenciales contaminaciones microbiológicas

Los Challenge Test se suelen realizar para ver la estabilidad de un producto ante ciertas contaminaciones microbiológicas, si aparece un potencial peligro para la salud o si puede conllevar un riesgo de deterioro del alimento. En este sentido, una empresa italiana ha desarrollado una nueva metodología Challenge Test que aborda la limitación actual de considerar un grupo de microorganismos determinados y no aquellos autóctonos.

Estos perfiles de tecnología han sido publicados en la red de transferencia de tecnología Enterprise Europe Network, de la cual AINIA forma parte del consorcio SEIMED.

En AINIA disponemos de laboratorios de análisis microbiológico que, a través de técnicas analíticas de vanguardia, identificar y caracterizar los microorganismos de interés en un producto determinado. Diseñamos planes de control analítico a medida y damos cobertura a las empresas ante cualquier emergencia alimentaria, todo con el fin de garantizar la seguridad del consumidor.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Proteínas 2030: Líneas de innovación que marcan tendencia

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 03/04/2019 - 16:48

La apuesta de los consumidores europeos por las dietas flexivegetarianas y por los alimentos naturales y sostenibles impulsan la demanda de nuevas fuentes de proteínas de origen vegetal, como las obtenidas a partir de semillas, levaduras, algas o insectos. En este artículo avanzamos qué veremos en los lineales en los próximos meses en este tipo de proteínas.

En la actualidad la principal fuente de proteínas tiene un origen animal, por lo que un aumento en la demanda en los próximos 20 años supondría un crecimiento del 40 por ciento en el consumo de productos cárnicos. Esta mayor demanda plantea la necesidad de asegurar la sostenibilidad de la cadena alimentaria, no solo a través de procesos más eficientes, sino también identificando nuevas fuentes proteicas para el desarrollo de una economía más competitiva, sostenible e integradora (estrategia europea 2030). Por ello, se hace necesario, a través de la innovación, buscar nuevas fuentes de proteína alternativas.

De todo ello se habló y en profundidad en la Jornada #Proteínas2030 de AINIA, de la que hemos hecho un resumen en este vídeo:

Hacia las dietas flexivegetarianas: Cada vez somos más cómodos, “verdes” y buscamos productos saludables

El desafío de la sostenibilidad y la mayor concienciación en la población europea, especialmente de las generaciones más jóvenes, tanto por lo sostenible, como por lo saludable y convenience, y, por extensión, el bienestar, la salud y la calidad de vida. Todos estos elementos configuran un contexto que explica la demanda de mercado, el impulso regulatorio y la tendencia creciente de innovación y desarrollo nuevas fuentes de proteínas.

Según el informe Mintel presentado en la Jornada “Proteínas 2030: diseñando nuevos alimentos sostenibles” celebrada en AINIA, el 32% de los consumidores de leche italianos han reducido su consumo diario. Por su parte, el 60% de los alemanes apuestan como mínimo un día a la semana por sustituir la proteína animal por la vegetal. Y en Irlanda del Norte el 33% prefieren las proteínas vegetales provenientes de legumbres a los productos cárnicos.

Cada vez más los consumidores apuestan por un estilo de vida más saludable, muestra de ello es la apuesta por las dietas veganas y vegetarianas, principalmente entre los más jóvenes, pero flexivegana para el resto de rasgos de edad. Todo ello unido a la mayor concienciación de los consumidores por el bienestar animal y medioambiental. Como consecuencia, aumenta la demanda de productos elaborados a partir de ingredientes vegetales.

Según Mintel, atendiendo a los hábitos de consumo por rangos de edad, en España el rango de edad que más apuesta por los alimentos con proteína vegetal son los millennials.

Las proteínas de origen vegetal como reclamo

En Europa, en los últimos años, la industria alimentaria ha incrementado el lanzamiento de nuevos productos con proteínas de origen vegetal. En concreto, se ha pasado del 8% del periodo 2013-2014 al 11% en el periodo 2017-2018. Esta tendencia se ve reflejada en distintas categorías de producto: snacks, procesados de carne, pescado o huevos y lácteos.

Ejemplos de ello son hamburguesas veganas elaboradas con proteína de soja y trigo; los análogos cárnicos presentados en la jornada por la empresa valenciana Ecoiberope; o los preparados para bebidas energéticas elaborados con harinas de guisante, calabaza y cáñamo, como las presentadas por Biogram. También las barritas energéticas elaboradas por Delaviuda con harinas de quinoa, chia, arroz, guisante y soja son un ejemplo que se pudo ver en la jornada #Proteínas2030.

En otra línea de actuación, también la industria alimentaria está lanzando productos dirigidos a quienes apuestan por llevas una dieta flexivegetariana. Un ejemplo que podemos encontrar en los lineales de Reino Unido es  una salchicha ahumada elaborada con carne de cerdo, coliflor y garbanzos. Una fuente de proteína y fibra que reduce su contenido en carne de cerdo al 55%.

En Irlanda, los consumidores flexivegetarianos también pueden optar por hamburguesas de ternera y setas con harina de guisantes. Y en el mercado de Reino Unido es posible encontrar salchichas de ternera con legumbres. Un producto alto en proteína y fuente de fibra.

Las nuevas fuentes de proteína más utilizadas: algas, guisantes, cáñamos, harinas de leguminosas…

Las nuevas fuentes de proteínas jugarán un papel fundamental en el diseño de nuevos productos de cara a los próximos años, como puede ser la proteína de guisante o semillas.

En Alemania es posible encontrar hamburguesas vegetales elaboradas con semillas, trigo y proteína de guisantes donde también se incluye semillas de girasol, de lino y de amapola.

Las semillas de calabaza y las harinas de cáñamo son otras fuentes de proteína en alza. En EEUU, los consumidores tienen a su disposición un batido con proteína de leguminosas, cáñamo y calabaza.

Un producto similar lo presentó en nuestra jornada DACSA, quien habló y presentó productos de panadería elaborados a partir de harina de leguminosa. Por su parte, Grupo La Caña apuesta por la innovación de sus transformados vegetales mediante un enriquecimiento con algas que aumentan su valor nutricional.

Entre las nuevas fuentes de proteína presentadas, AINIA explicó el potencial por su alto contenido en proteínas de la lenteja de agua o lemna, y su línea de investigación y desarrollo en torno a su cultivo y recuperación de biomasa.

Los insectos como fuente de proteínas alternativa

Los insectos también son una fuente de proteína alternativa. Tal y como vimos en la Jornada de Innovación Proteínas 2030, la empresa alicantina Insectfit ha lanzado al mercado unas barritas proteínicas elaboradas con harina de insecto que contiene Omega-3 y Omega-6, además los 9 aminoácidos esenciales necesarios para un buen funcionamiento y recuperación muscular.

Como expusieron los responsables de esta empresa, los consumidores a día de hoy tienen una predisposición negativa a este ingrediente, de ahí que su utilización por parte de la industria todavía es todavía anecdótica.

Para evitar el rechazo delos consumidores, la mejor opción pasa por “invisibilidazar” el ingrediente en el producto y añadir también ingredientes que mejoran la calidad sensorial del producto final. Un ejemplo de ello lo encontramos en China; Real Nutriceutical Shun lanzó unas bebidas nutricionales con gusanos de seda, un aspecto que no se comunicaba abiertamente al consumidor en el envase. Hasta la fecha, los gusanos de seda son algunos de los tipos de insectos  que se han empleado en el lanzamiento de nuevos productos ricos en proteínas.

Cómo conjugar productos naturales vs. nuevas fuentes de proteína

La innovación en nuevos productos debe saber conjugar productos naturales y nuevas fuentes de proteínas. Para ejemplificar esta casuística, citar una bebida de coco sin gluten, ni lácteos, ni azúcares añadidos y sin cualquier otro ingredientes artificial. Está únicamente elaborada con ingredientes naturales ricos en proteínas.

Si su empresa requiere formular o reformular un nuevo producto para así responder a las tendencias de consumo en cuanto alimentos saludables, contáctenos. En nuestra cultura está cooperar con empresas en el impulso de la innovación y la I+D aplicada. Para ello, contamos con un equipo multidisciplinar con amplia experiencia y preparación y tecnologías que son claves, como la extrusión, bioproducción, microencapsulación y líneas celulares.

 

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

5 aplicaciones fotónicas para mejorar la seguridad alimentaria y los procesos de fabricación

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 27/03/2019 - 18:28

Mejorar los procesos de fabricación, supervisión de calidad y control de seguridad se hace cada vez más necesario para una industria, la alimentaria, que representa el 21% del total de la industria manufacturera española. En este artículo, publicado en la revista secpho, especializada en fotónica, exponemos cuáles son las principales aplicaciones fotónicas desarrollas en AINIA.

Las 5 principales aplicaciones fotónicas que hemos desarrollado, protegido y transferido a la industria.

Control del sellado en envases plásticos a través de termografía

AINIA ha patentado un innovador sistema de inspección de envases basado en el análisis de la huella térmica tras el proceso de sellado, que es capaz de detectar defectos en la zona de soldadura causados por restos de producto, pliegues, holguras, etc.

Esta técnica puede analizar el 100% de la producción y ajustar automáticamente el proceso de envasado a las condiciones óptimas.
Detección de materias extrañas mediante visión hiperespectral

Los alimentos y bebidas van dirigidos al consumo hu­mano, por lo que resulta fundamental garantizar su inocuidad y la ausencia de cualquier cuerpo extraño que se haya podido introducir accidentalmente en las materias primas o durante el proceso de fabricación.

La detección de materias extrañas de baja densidad es un problema no resuelto con las tecnologías con­vencionales. En cambio, las nuevas tecnologías con las que cuenta AINIA, como la visión infrarroja, los terahercios o la imagen química, se han aplicado aquí con éxito

Supervisión de cultivos mediante el uso de drones sensorizados y el análisis de los datos con técnicas de inteligencia artificial

La agricultura de precisión es un nuevo campo en el que las tecnologías fotónicas posibilitan el rendimiento de los cultivos. Analizando la interacción de la luz con la planta es posible conocer si padece estrés hídrico o si hay presente alguna enfermedad y es necesario un tra­tamiento fitosanitario personalizado.

AINIA ha desarrollado una plataforma basada en un dron dotado de una cámara hiperespectral con un software que analiza la huella espectral completa para identificar las necesidades de cada planta. En este vídeo pueden verse algunas imágenes de los trabajos desarrollados.

Control de calidad y detección de defectos usando visión artificial avanzada

Los alimentos son matrices muy complejas, tanto como que hay manzanas de muchas variedades y, den­tro de una misma variedad, el color, tamaño y forma es muy variable. La detección de defectos y la clasi­ficación por características físicas resultan mucho más complejas que en piezas mecánicas fabricadas con moldes; además, los volúmenes de producción son muy elevados, de toneladas por hora.

Por ello, para poder automatizar los procesos de control y clasificación, es necesario aplicar sistemas de visión avanza­dos con sensores de alta velocidad, gran resolución y algo­ritmos complejos basados en técnicas de inteligencia artifi­cial.

AINIA cuenta con gran experiencia en aplicaciones para inspección de envases, detección de defectos o clasificación por visión.

Medida de la calidad interna y composición  en diferentes matrices, a alta velocidad, emplean­do espectroscopía NIR

En la industria de los alimentos y bebidas es fundamental conocer la composición para decidir el destino de los pro­ductos y clasificarlos según sus características. Esto ocurre con el vino, el aceite de oliva, la fruta o la carne, entre otros.

AINIA ha desarrollo dispositivos basados en la interacción de la luz infrarroja para inferir las propiedades químicas de los productos, en tiempo real, y clasificarlos según las mismas. Por ejemplo, ha desarrollado un método capaz de detectar si un vino de guarda está oxidado dentro de la botella de mane­ra automática en la línea de producción, así como evaluar la calidad del aceite de oliva en tiempo real.

Desde sus inicios, AINIA ha apostado por las tecnologías de la luz para mejorar los procesos de fabricación, supervisar la calidad y controlar la seguridad alimentaria.

La industria de alimentación y bebidas es la primera del país por producción y exportación. Representa el 21% del total de la industria manufacturera española. El año pasado se batieron todos los registros en términos de produc­ción y empleo, con un aumento de un 4% en el caso de este último hasta rebasar la simbólica cifra de los 500.000 de empleos directos y 2,5 millones indirectos. Además, es un segmento con una clara vocación exportadora, habiendo superado en 2017 la cifra de los 30.000 mi­llones de euros. Por ello, mejorar los procesos de fabricación, supervisión de calidad y control de seguridad.

Si usted está interesado en contar con más información acerca de las aplicaciones fotónicas en la industria alimentaria y aprovechar sus capacidades en beneficio de su empresa, póngase en contacto con AINIA, tenemos amplia experiencia en aplicaciones finalistas en industrias, con resultados demostrables.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Aditivos vs extractos vegetales, ¿cómo lo ve la UE?

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 27/03/2019 - 17:53

Ingredientes tales como un extracto de espinaca o un caldo de verduras fermentado, ¿deben considerarse como aditivos alimentarios o son únicamente ingredientes?, cuestiones como esta han llevado a la Comisión Europea a buscar una respuesta ante las incertidumbres que se generan a la hora de su interpretación por parte de las autoridades competentes y de las industrias alimentarias. Estamos ante situaciones que pueden ser vistas como un fraude alimentario o como el uso de un ingrediente alimentario normal y corriente. Todo depende de a quien se le plantee la cuestión.

En los últimos años el debate sobre el empleo de extractos vegetales u otros ingredientes alimentarios que pueden desarrollar una función tecnológica a la de algunos aditivos alimentarios y su encaje en la legislación alimentaria ha sido constante. Por ello, teniendo en cuenta la última respuesta de la Comisión Europea sobre este tema, consideramos de interés comentar el punto de vista de la CE.

Se trata de una situación que requiere de un tratamiento especial, dado que en algunas de las situaciones que se dan la legislación alimentaria aplicable en la Unión Europea no ha dejado claro cómo proceder. La cuestión que se planteó en el Parlamento Europeo cuestiona la interpretación legislativa sobre qué hacer con el empleo de ingredientes alimentarios que pueden desarrollar un papel similar a los aditivos alimentarios.

La evaluación de este tema puso sobre la mesa situaciones tales como la del empleo de un «extracto de espinaca que contiene niveles altos de nitrato utilizado en salchichas» en 2006 o el «uso de caldo de verduras fermentado, enriquecido con nitrito en 2010» entre otros ejemplos con uso controvertido de los extractos de plantas ricos en componentes capaces de realizar una función tecnológica. El Grupo de Trabajo de Expertos Gubernamentales en Aditivos evaluó estos temas durante 2018 para revisar las prácticas de la industria que consisten en agregar extractos de plantas con una potencial función como aditivo, cuando se afirma que no se están empleando aditivos alimentarios.

Las dudas que surgen se centran en aspectos tales como ¿qué va a hacer la Comisión Europea ante el uso de extractos vegetales en la producción de alimentos y qué papel juegan en este escenario las autoridades competentes de los Estados miembros?

¿Será posible el empleo de ingredientes como el polvo de mostaza, la harina de trigo, el polvo de jugo de limón o el polvo de vinagre sin la consideración de aditivos, aun cuando se agregan a otros alimentos y, por lo tanto, su uso queda fuera del ámbito de aplicación de la legislación sobre aditivos de la UE?

Ante estas dudas, la respuesta de la Comisión Europea se remite al concepto legal de «aditivo alimentario» tal y como se ha definido en el Reglamento 1333/2008

«toda sustancia que normalmente no se consuma como alimento en sí misma ni se use como ingrediente característico de los alimentos, tenga o no valor nutritivo, y cuya adición intencionada con un propósito tecnológico a un alimento durante su fabricación, transformación, preparación, tratamiento, envasado, transporte o almacenamiento tenga por efecto, o quepa razonablemente prever que tenga por efecto, que el propio aditivo o sus subproductos se conviertan directa o indirectamente en un componente del alimento»

La respuesta que da la Comisión Europea no es concluyente, dado que si bien vincula la funcionalidad de esos ingredientes con el concepto de aditivo alimentario. No es menos cierto que deja abierto el debate a una posible interpretación del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y también a la aplicación de la legislación alimentaria que hagan las autoridades competentes en cada uno de los Estados miembros.

Por tanto, ¿qué podemos hacer ante este escenario?, lo más recomendable es el análisis técnico-legal caso a caso para cada tipo de extractos vegetales que queramos usar y entendamos que pueden tener una función tecnológica a los aditivos alimentarios. Es necesario evaluar la situación antes de incorporarlos a los alimentos y que las autoridades competentes puedan interpretar que se está incumpliendo la normativa.

La valoración legislativa debe acompañarse de evidencias técnicas que permitan diferenciar de forma clara y concreta que no estamos incorporando un ingrediente que puede considerarse que aporta la funcionalidad de un aditivo alimentario.

En otro orden, la alternativa a esta situación y este debate pasa por una revisión de la legislación alimentaria aplicable en la UE que en su caso establezca una lista positiva de los extractos vegetales o productos de origen vegetal que pueden emplearse con la misma finalidad de un aditivo alimentario, sin que se genere confusión o pueda interpretarse que existe un engaño o fraude alimentario con ese procedimiento.

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico de aplicación en los distintos supuestos que pueden darse en el empleo de los extractos vegetales en los alimentos. También puede comentar este artículo en el grupo de legislación alimentaria en Linkedin.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

El Packaging del Futuro: Los materiales reciclados y reciclables marcan tendencia

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 27/03/2019 - 16:28

Conocer qué materiales se utilizarán en los envases del futuro y cómo se pueden hacer más sostenibles es clave para las empresas de alimentación. En este artículo avanzamos cuáles son las últimas innovaciones en packaging sostenible, resultado de Observatorio del Envase del Futuro de Ecoembes, en el que AINIA colabora. Los envases comestibles, papel creado a partir de hierba seca o plásticos fabricados a partir de caña de azúcar marcan tendencia.

Ecoembes, en coherencia con su apuesta por la innovación y por un modelo de desarrollo basado en la Economía Circular, alternativo al de “producir, usar y tirar”, inauguró hace ahora un año TheCircularLab, un proyecto orientado a impulsar nuevas y mejores líneas de innovación en el ámbito de los envases y la mejora en su sostenibilidad. Se trata de un proyecto pionero en Europa en el que se enmarca el Observatorio del Envase del Futuro en el que AINIA colabora.

En este año de trabajo compartido entre Ecoembes y AINIA, hemos publicado en el panel de lectura del Observatorio casi 1200 entradas, lo que lo convierte en una plataforma de particular interés para los profesionales de la cadena de valor del packaging. Asimismo, se han celebrado diversos workshops a los que han asistido 300 personas. El próximo jueves tendremos el siguiente, para el que ya se han recibido más de 150 solicitudes.

A modo de resumen, aprovechando el conocimiento generado, sintetizamos en el artículo algunas de las tendencias que vienen y que configuran lo que va a ser “El packaging del futuro”.

El mercado de los films plásticos crecerá un 7,2% anual hasta 2026

Empezando aportando algunos datos interesantes. Según Research & Markets el mercado de los films de plásticos alcanzará los 2 mil millones en 2026. La creciente demanda de bioplásticos y plásticos ecológicos son algunos de los factores que impulsan el crecimiento del mercado, consecuencia principalmente por las regulaciones legislativas.

India, Taiwán y Corea del Sur, principalmente, pero en general en toda el área de Ásia-Pacífico, se está configurando el mayor consumo mundial de films, seguido de EE.UU. y Canadá. El tercer mercado más grande de películas plásticas es Europa.

Sostenibilidad. Eje central en tendencias del packaging

Según la publicación Flexpackmag.com, los consumidores, especialmente los millenials, están impulsando los cambios en el packaging de los productos de alimentación. Buscan alimentos más saludables, pero también alimentos cuyo packaging contribuya a  minimizar el desperdicio alimentario y ayude a proteger el medio ambiente. Es decir, se decantan por alimentos y bebidas contenidos en envases más sostenibles.

Esta misma fuente cita un informe reciente de Researchandmarkets.com, el cual predice que la demanda de envases sostenibles crecerá aproximadamente un 5,1 por ciento anual para 2025

Esta situación obliga a la industria a desarrollar nuevos plásticos, biopolímeros y fibras celulósicas que sean reciclables o compostables.

Por tanto, la sostenibilidad será uno de los vectores en torno a los que girará la estrategia de todas las empresas implicadas, desde envasadores hasta fabricantes de E+E, durante la próxima década.

En la misma línea apunta Alimarket. Añade esta publicación que las administraciones públicas son las que verdaderamente están acelerando el proceso de implantación de un nuevo modelo productivo, la Economía Circular, en el que lo prioritario es que los materiales empleados cumplan con una serie de requisitos medioambientales.

Packaging sostenible para una Economía Circular: ¿Qué podemos encontrar en los lineales?

Un ejemplo de material sostenible es un papel que incluye hierba seca en su composición.  La empresa Scheufelen utiliza este material compuesto por 50% de fibra de perennes secada al sol sin pasar por pulpa cuyo coste es menor que la madera y resiste a la grasa y al agua.

Otro ejemplo lo muestra Constantia Flexibles. Este fabricante ha innovado un envase de papel renovable y reciclable compuesto el 40% de hierba seca y el 60% de celulosa virgen FSC, sin lejía ni tratamientos químicos y que aísla los olores. La compañía alemana Zanders ha lanzado bandejas y bolsas de material similar, y la cadena de supermercados británica Witerose lanzó una línea de huevos envasados en fibra de hierba.

Más ejemplos de cartón sostenible lo encontramos en la industria de los sándwiches. La empresa RAP de Reino Unido presenta este producto en un packaging libre de plástico, biobasado procedente de residuos agrícolas y compostable en 3 – 6 meses.

Por su parte, Coveris ha cambiado el OPP por celulosa procedente de fuentes FSC. Y Planglow ha creado un packaging de cartón laminado con también material biobasado y compostable que mantiene el alimento fresco.

Otra tendencia son los envases comestibles. SAMARA Polytech ha creado films y vajillas a partir de purés de frutas y verduras cuyas propiedades son similares a la celulosa. Otra empresa, ECOWARE, han fabricado envases a partir de derivados de algas biodegradables, con dos años de vida útil imprimibles y sellables por calor. (Meter Skipping Rocks Lab, creadores de Ooho, que está en el mercado)

En lo relativo a las bolsas de plástico, la distribución también presenta novedades. Algunos supermercados optan por ya no ofrecer bolsas de plástico o aumentarles el precio para reducir su uso. Otros comienzan a ofrecerse bolsas de papel con asa reciclables y de poliéster reutilizable o biobasadas y biodegradables.

Más ejemplos, esta vez de la industria de los snacks. Empresas como Two Farmers Uk, Wallaroo o Pepsico están centrando sus esfuerzos en que sus productos se presenten en envases compostables, ya que las propiedades barrera que requieren suelen llevar al empleo de materiales multicapas difícilmente reciclables. Así, han presentado sus snacks envasados en bolsas compostables, bien en condiciones domésticas, en condiciones industriales o incluso en medios marinos.

Vigilancia tecnológica para mejorar la competitividad empresarial en materia de packaging

Todas estas tendencias han sido identificadas en la plataforma de conocimiento que AINIA desarrolla para el Observatorio del Envase del Futuro.

En esta plataforma, mediante avanzados procesos de vigilancia tecnológica, Inteligencia competitiva y sistemas automatizados, se identifican las noticias y tendencias mundiales en el sector del envase, desde el punto de vista de los nuevos materiales, el ecodiseño, el reciclaje, las nuevas tecnologías, la gestión de los residuos y la legislación vigente o futura.

MEETINGPACK 2019 mostrará las soluciones más avanzadas en materiales barrera y envases plásticos alimentarios sostenibles

AINIA, que también tiene una muy importante línea de I+D+i en envases sostenibles, bioplásticos, ecodiseño y diseño funcional y sobre la interacción del envase con el producto y el consumidor, ha organizado, con AIMPLAS, MEETINGPACK 2019, el único evento mundial especializado en novedades en materiales barrera en envase plástico alimentario.

En esta cuarta edición, el encuentro se centrará en aportar las soluciones de sostenibilidad y seguridad que permiten alcanzar los objetivos H2030.

MEETINGPACK tendrá lugar los días 29 y 30 de mayo en Valencia. Las inscripciones están abiertas. Regístrese ya, las plazas son limitadas.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Extracción supercrítica, aliada en el avance de la Economía Circular

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 27/03/2019 - 13:27

AINIA volverá a estar presente en el congreso más relevante del año a escala europea en el ámbito de la tecnología de Fluidos Supercríticos, concretamente en el EMSF 2019 que se celebrará del 8 al 11 de abril en Ciudad Real. Este año, los campos de “Alimentación, Salud y Bienestar” y “Materiales” serán los protagonistas.

En el artículo recogemos diferentes líneas de trabajo de AINIA, que mostraremos en EMSF, en la aplicación del carbono supercrítico a estos campos. En el congreso se evidenciará como la extracción supercrítica es una tecnología muy interesante desde la óptica del avance de la Economía Circular, así como en el campo de la alimentación y la salud.

Como en otras ocasiones, a lo largo de las cuatro jornadas los asistentes tendrán la oportunidad de exponer y compartir los últimos avances de la tecnología en sus distintas facetas abarcando desde los fundamentos científicos hasta aspectos más relacionados con aplicaciones finalistas.  Avanzamos en el artículo algunas de las contribuciones más destacables y novedades de aplicación de los fluidos supercríticos a la industria de bienes de consumo.

CO2 supercrítico o presurizado para la valorización de subproductos

La valorización de subproductos con enfoques alineados con la Economía Circular y los bioproductos constituye una de las tendencias generales de investigación a escala global que también tendrán su reflejo en algunas de las sesiones de “Alimentación, Salud y Bienestar”.

En varias de estas sesiones, incluida la que voy a moderar, se expondrán varios ejemplos de investigaciones aplicando la extracción con fluidos supercríticos o presurizados y en especial, CO2 supercrítico, para la obtención de distintos tipos de extractos y sustancias bioactivas de origen natural a partir de fracciones de materias primas infrautilizadas como raíces de achicoria, posos de café, subproductos de manzana, subproductos de bayas, subproductos de uva… Con esta tendencia se alinea uno de los proyectos en los que está trabajando AINIA en la actualidad, concretamente el proyecto Nudace, orientado a la obtención de nutracéuticos e ingredientes funcionales derivados de aceitunas para frenar procesos degenerativos asociados con el envejecimiento.

Otros procesos con fluidos supercríticos o a alta presión también pueden tener utilidad para el aprovechamiento integral de residuos como por ejemplo los procesos hidrotermales o de oxidación supercrítica para la conversión de biomasas vegetales bajo el concepto de biorrefinerías o el tratamiento de residuos, que también tendrán cabida en el evento en línea con iniciativas de investigación presentadas en los últimos años.

En esta línea de trabajo, el proyecto LIFE LO2X que ha liderado AINIA ha supuesto la demostración en el tratamiento conjunto de lodos de depuradora y otros subproductos mediante cooxidación supercrítica se orientaba no solo a la eliminación de contaminantes, sino a la recuperación de componentes valiosos.

 

Obtención de ingredientes naturales, la versatilidad de los procesos de extracción con fluidos supercríticos

La versatilidad de los procesos de extracción con fluidos supercríticos para la obtención de ingredientes naturales no solo se traduce en la existencia de productos comerciales en el mercado (extractos botánicos, aceites esenciales, etc.) sino también en nuevas investigaciones por parte de los especialistas científicos, en las que radican algunas de las ponencias que tendrán lugar en el EMSF2019.

Junto con trabajos de extracción con CO2 supercrítico como carotenoides de zanahorias o extractos de microalgas, se encontrarán otros aplicando propano subcrítico para la extracción de aceites de semillas, o agua subcrítica para la obtención de fitoquímicos con efectos antioxidantes.

Junto con trabajos de extracción con CO2 supercrítico como carotenoides de zanahorias o extractos de microalgas, se encontrarán otros aplicando propano subcrítico para la extracción de aceites de semillas, o agua subcrítica para la obtención de fitoquímicos con efectos antioxidantes.

El proyecto A4HW que se encuentra en su fase final es otro ejemplo de iniciativa de investigación orientada a aprovechar las ventajas de la extracción con fluidos supercríticos para el procesado de microalgas.

Fluidos supercríticos y altas presiones para la fabricación de materiales y la mejora de sus propiedades: Lo que veremos en EMSF2019

Una de las vertientes más vanguardistas de las aplicaciones de la tecnología de fluidos supercríticos y altas presiones se relacionan con la elaboración de materiales, que motivará un conjunto de sesiones paralelas del EMSF2019.

Bajo el bloque de “Materiales”, se presentarán una serie de investigaciones relacionadas con distintos formatos y aplicaciones de aerogeles, una familia de materiales avanzados extremadamente ligeros con propiedades muy diversas que los hacen interesantes para textiles, aplicaciones médicas, aislantes, dispositivos electrónicos (supercondensadores), etc.

Otro conjunto de innovaciones que se expondrán también se situarán en la generación de materiales como la obtención de espumas, la producción de películas bioactivas, la generación de micro y nanopartículas de distintos tipos, incluidas microesferas y liposomas.

Aunque este tipo de estructuras son de utilidad para distintos sectores como el alimentario o cosmético, cabe destacar las posibilidades en el ámbito farmacéutico y biomédico, que se están revelando en los últimos años como aplicaciones con proyección futura. En AINIA hemos iniciado una línea de investigación en este campo, un ejemplo es el proyecto AMICES.

Otras posibilidades de la tecnología de FSC y de altas presiones

Impregnación de matrices biocompatibles con sustancias bioactivas; síntesis y funcionalización de biopolímeros; limpieza para la eliminación de impurezas en materiales; descontaminación en productos con baja actividad de agua para mejorar la seguridad alimentaria… son otros de los ejemplos de investigaciones científicas que se expondrán en las distintas sesiones del EMSF2019.

Aunque la mayoría de las investigaciones de nuevos procesos se sitúan en escalas pequeñas, unas pocas ponencias orales se centrarán en algunos aspectos ligados al cambio de escala hasta tamaños piloto o incluso industrial. Por su capacidad y experiencia en el desarrollo y escalado de procesos con CO2 supercrítico desde escala piloto hasta industrial en ALTEX, AINIA contribuirá desde su stand en EMSF2019 a acercar los planos de investigación y aplicación industrial.

Si quiere más información sobre las soluciones y servicios que podemos ofrecerle con nuestra plata industrial de fluidos supercríticos, contáctenos, estaremos encantados de diseñar una solución a su medida y necesidad.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Páginas