Ainia-Tecnoalimentalia

Sistemas bioelectroquímicos, herramienta de la Economía Circular en depuradoras.

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 27/05/2020 - 17:35

 

La limitación de recursos ha llevado al sector empresarial a reinventarse y mejorar paulatinamente los sistemas de producción, pasando de aquellos basados en sistemas lineales a modelos circulares, es decir, a modelos de producción y consumo que incrementen la vida útil de materiales y productos existentes a través de su compartición, reutilización, reparación, renovación y/o reciclaje tantas veces como sea posible para proporcionarle un valor añadido [1].

En el pasado, los mecanismos productivos donde la materia prima entra y luego sale procesada generando residuos que se deben tratar eran ampliamente utilizados y presentes, prácticamente, en todas las industrias y sistemas de producción, pero actualmente dichos sistemas han pasado a ser mecanismos donde el procesado de esta materia prima genera subproductos, antes llamados residuos, que son procesables y, por tanto, pueden generar un valor añadido o reciclarse para ser procesados de nuevo, optimizando así el sistema productivo.

Solo en España se han invertido 940 millones de euros en proyectos de investigación e innovación en economía circular durante el periodo 2018-2020, siendo uno de los principales ejes en los desafíos y retos globales propuestos para el año 2030, de los cuales el 57% ha ido dedicado a aguas.

Estaciones de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) como fuente de recursos materiales y energéticos

Las EDAR, donde tradicionalmente han ido a parar las aguas residuales urbanas así como aquellas generadas en un sector industrial concreto, han pasado de ser una fuente de recursos desaprovechados a ser, en la actualidad, una fuente de recursos materiales y energéticos muy importante para diversos sectores. Esto se debe gracias a la aplicación de procesos químicos y biológicos de valorización como oxidación supercrítica de lodos, digestión anaerobia o procesos de separación por membranas.

En concreto, en el punto 17 de las estrategias propuestas en el borrador España circular del 2018 se hace hincapié en que las EDAR y las ERAR (estación depuradora de aguas residuales y estación de reutilización, respectivamente) sean consideradas como “fábricas” capaces de recuperar energía y nutrientes a partir de los caudales entrantes.

Las EDAR del sector agroalimentario se caracterizan por recibir un alto contenido de materia orgánica procedente de las diferentes fases de la producción. Esta materia orgánica, además de contener substancias recuperables, es el combustible perfecto para una serie de microrganismos capaces de transformarla en nuevos productos, generar una corriente eléctrica o un vector energético como el metano. El influente de una EDAR puede ser rico también en nutrientes como el fósforo o el nitrógeno o metales pesados que pueden ser recuperados en vez de ser diluidos o eliminados. El abanico de tecnologías existentes para revalorizar los influentes en una EDAR es amplio, abarcan desde los procesos de digestión anaerobia y uso de biodigestores, la separación de polifenoles o ácidos grasos mediante membranas o bien la generación de biomasa para uso en biofertilizantes.

Procesos bioelectroquímicos para la recuperación de recursos y obtención de energía

Bioelectroquímica: rama científica que estudia las interacciones de oxidación reducción en organismos o moléculas de origen biológico, más concretamente en la implementación de tecnologías que utilizan microorganismos capaces de oxidar, reducir moléculas o transferir electrones a electrodos.

Inicialmente durante los años 90, estos sistemas fueron concebidos como fuente energética a partir de los residuos con alta carga orgánica. Posteriormente, durante la primera década del siglo XXI, se observó su potencial tecnológico para el tratamiento de aguas residuales, eliminación de sulfuros[2], la recuperación o tratamiento de corrientes con metales pesados[3], desalación[4], o la producción de hidrógeno[5]. Ya en la siguiente década, esta tecnología avanzó para dar lugar a aplicaciones en el campo de la biosíntesis[5,6], o el escalado de esta tecnología a escalas piloto o demostrativas[7-10].

La aplicación de la bioelectroquímica permite realizar procesos como la obtención de metano a partir de CO2, recuperación de metales, obtención de hidrógeno, biosíntesis molecular, obtención de biosensores o recuperación de nutrientes a partir de las aguas residuales o lodos procedentes de los diferentes procesos en una EDAR.

Los procesos bioelectroquímicos que se pueden implementar en EDAR están habitualmente fundamentados en la utilización de microorganismos, comúnmente bacterias electrogénicas capaces de interactuar con electrodos biocompatibles. En la superficie de los electrodos o de material conductor, las bacterias se adhieren generando una comunidad que intercambia electrones entre la superficie del material y la maquinaria enzimática de los microorganismos.

Uno de los ejemplos mas estudiados e implementados es la oxidación del acetato producido durante la degradación de la materia orgánica por parte de la bacteria modelo Geobacter Sulfureducens. Esta bacteria, en contacto con un electrodo, es capaz de transferir los electrones de dicha oxidación. De esta forma, poniendo en contacto el electrodo recubierto de bacterias con otro electrodo donde se produzca un proceso de reducción como la producción de hidrógeno, se establece una corriente eléctrica.

En la actualidad ya son numerosos los proyectos de investigación realizados en este campo por parte de empresas e instituciones públicas alrededor del mundo. Por ejemplo, ya en el marco de los proyectos FP7 aparecieron proyectos como Value from Urine, donde se recuperaba amonio mediante estos sistemas a partir de la orina o BioelectroMET, proyecto dedicado a la recuperación de metales pesados mediante sistemas bio-electroquímicos. Más recientemente proyectos del marco H2020 como MemBio se han centrado en el tratamiento directo de aguas residuales o el proyecto MIDES en la desalación de aguas salobres; o por ejemplo del programa LIFE como el proyecto ANSWER en el que se obtiene hidrógeno mediante la utilización de un sistema bioelectroquímico a la salida de un sistema de electrocoagulación con el propósito de recuperar y reducir el contenido de fósforo en aguas de cerveceras. En un futuro, se espera que las tecnologías basadas en los sistemas bioelectroquímicos alcancen una mayor madurez, incorporándose al mercado de tecnologías ya existentes para el tratamiento de aguas residuales de origen industrial.

En AINIA apostamos por la innovación en sistemas bioelectroquímicos para el tratamiento de corrientes de agua procedentes de EDAR que, combinados con otras tecnologías existentes como la digestión anaerobia o procesos de filtración como la ultrafiltración o la ósmosis inversa, pueden ser beneficiosos a la hora de obtener mayor beneficio económico del tratamiento. Un claro ejemplo de esta apuesta es el proyecto VIOe- en el que participamos junto a Depuración de Aguas del Mediterráneo (DAM), empresas asociada a AINIA Network, y donde se puede enriquecer el biogás producido por un digestor anaerobio utilizando una pila electrolítica microbiana acoplada al digestor. Otro ejemplo en el desde AINIA hemos participado como validadores de esta tecnología, es el proyecto H2AD donde el efluente procedente de diferentes industrias agroalimentarias, como la industria cervecera, ha sido revalorizado mediante la producción de hidrógeno.

 

Imagen 1. Planta piloto del proyecto H2Ad en las instalaciones de AINIA

 

El desarrollo e implementación de los sistemas bioelectroquímicos en Estaciones de Depuración de Aguas Residuales, tanto urbanas como industriales, mejora la recuperación de recursos y energía. Es un claro ejemplo de evolución desde una economía lineal basada en el producir-usar-tirar hacia la Economía Circular del agua. En AINIA seguimos trabajando para ofrecer soluciones basados en sistemas bioelectroquímicos que permitan rentabilizar los subproductos generando valor añadido.

 

[1] https://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/economy/20151201STO05603/economia-circular-definicion-importancia-y-beneficios
[1] *, ‡ Korneel Rabaey et al., “Microbial Fuel Cells for Sulfide Removal†,” Jul. 2006, Accessed: Mar. 04, 2016. [Online]. Available: http://pubs.acs.org.ezproxy.library.wur.nl/doi/abs/10.1021/es060382u.
[2] L. X. Zhao, F. Y. Kong, X. Wang, Q. Wen, Q. Sun, and Y. Wu, “Cr(VI)-containing wastewater treatment coupled with electricity generation using microbial fuel cell,” Xiandai Huagong/Modern Chem. Ind., vol. 29, no. 11, 2009, [Online]. Available: http://www.scopus.com/inward/record.url?eid=2-s2.0-71249123142&partnerID=tZOtx3y1.
[3] X. Cao et al., “A New Method for Water Desalination Using Microbial Desalination Cells,” Environ. Sci. Technol., vol. 43, no. 18, pp. 7148–7152, Sep. 2009, doi: 10.1021/es901950j.
[4] S. Oh and B. E. Logan, “Hydrogen and electricity production from a food processing wastewater using fermentation and microbial fuel cell technologies,” Water Res., vol. 39, no. 19, pp. 4673–4682, Nov. 2005, doi: 10.1016/j.watres.2005.09.019.
[5] M. A. Lever, “Acetogenesis in the energy-starved deep biosphere-a paradox?,” Front. Microbiol., vol. 2, no. JAN, pp. 1–18, 2012, doi: 10.3389/fmicb.2011.00284.
[6] S. Bajracharya, S. Srikanth, G. Mohanakrishna, R. Zacharia, D. P. B. T. B. Strik, and D. Pant, “Biotransformation of carbon dioxide in bioelectrochemical systems: State of the art and future prospects,” J. Power Sources, vol. 356, pp. 256–273, 2017, doi: 10.1016/j.jpowsour.2017.04.024.
[7] H. Hiegemann et al., “An integrated 45L pilot microbial fuel cell system at a full-scale wastewater treatment plant,” Bioresour. Technol., vol. 218, pp. 115–122, Oct. 2016, doi: 10.1016/j.biortech.2016.06.052.
[8] A. Janicek, Y. Fan, and H. Liu, “Design of microbial fuel cells for practical application: a review and analysis of scale-up studies,” Biofuels, vol. 5, no. 1, pp. 79–92, 2014, doi: 10.4155/bfs.13.69.
[9] P. Zamora et al., “Ammonia recovery from urine in a scaled-up Microbial Electrolysis Cell,” J. Power Sources, vol. 356, pp. 491–499, 2017, doi: 10.1016/j.jpowsour.2017.02.089.
[10] P. Rodenas Motos, G. Molina, A. Ter Heijne, T. Sleutels, M. Saakes, and C. Buisman, “Prototype of a scaled-up microbial fuel cell for copper recovery.,” J. Chem. Technol. Biotechnol., vol. 92, no. 11, pp. 2817–2824, Nov. 2017, doi: 10.1002/jctb.5353.

La entrada Sistemas bioelectroquímicos, herramienta de la Economía Circular en depuradoras. se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Adaptación ágil e innovación para satisfacer al consumidor en cada momento

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 27/05/2020 - 17:32

La responsabilidad y el compromiso de la cadena alimentaria son dos de los factores que mejor describen lo que, como consumidores, hemos percibido desde que comenzó el estado de alarma en el mes de marzo. La industria alimentaria se ha adaptado en todo momento a la demanda de productos, no ha habido rotura de stock y un elevado porcentaje de los consumidores indican haber encontrado lo que buscaban en el supermercado.

Los hábitos de consumo han cambiado durante estas semanas de crisis sanitaria y restricción de movilidad. Menos frecuencia y mayor volumen en la compra, consumo de productos de cercanía o la combinación del consumo indulgente y el saludable, son algunos factores que venimos observando. Pero, ¿qué hábitos han venido para quedarse?, ¿de qué forma la distribución va a adaptarse a los tiempos venideros? ¿en qué medida la crisis económica que se vislumbra afectará a la oferta?.

Consum, IKEA y Mercadona han abordado estas cuestiones en la mesa redonda virtual “La gran distribución trabajando hacia el futuro“, organizada por AINIA

Ajuste de las prioridades de las tendencias de mercado

Ante la cuestión de cómo se vislumbran los próximos meses y qué sucederá con las tendencias identificadas antes de la crisis sanitaria, la principal conclusión es que algunos de los cambios observados en los modelos de compra prevalecerán mientras que otros volverán a ser similares a etapas previas.
Luis Pla, director de calidad de Mercadona, señala que un considerable porcentaje de los hábitos saludables se va a mantener. Entre los productos cuya compra prevalecerá destaca el surtido saludable, los productos de limpieza y de cuidado personal mientras que prevé un descenso en los relacionados con el canal horeca como pueden ser los aperitivos y snacks.

Por su parte, Manuel García, director de marketing de Consum, indica que no se ve una aceleración de las tendencias y identificadas previamente, pero con priorizaciones. Durante este tiempo se ha visto un resurgimiento del consumo local y la proximidad. La alimentación saludable se ha mantenido durante el confinamiento y continuará con foco en la prevención y en la funcionalidad de los alimentos. Se seguirá viendo una polarización de los consumidores y su cesta de la compra, tanto por generaciones como por economía familiar. En cuando a lo que está por venir, señala que los cambios sociales y políticos, así como la crisis económica que sigue a la sanitaria, van a tener un efecto en los consumidores.

Momento de incertidumbre, observar lo que sucede en los cambios de fases y la evolución del consumidor son algunos aspectos señalados por Carlos Cocheteux, Country IKEA Food Manager. El consumidor es más consciente de lo que consume y el impacto que supone para el medioambiente, por lo que la sostenibilidad parece tomar fuerza en ese sentido. Por otra parte, señala que el consumidor, a pesar de pasar más tiempo en casa, no dispone de tiempo para cocinar. En cuanto al tema salud, es uno de los factores prioritarios para los consumidores.

En cuanto a la sostenibilidad, todos opinan que durante estos meses se ha ralentizado, pero es un tema que las empresas van a retomar. En concreto, en lo referente al plástico, las iniciativas por contar con materiales reciclables o compostables, reducir los plásticos de un solo uso o la búsqueda de otros materiales que aporten la misma seguridad alimentaria son algunos de las iniciativas destacadas.

COVID-19, catalizador de la innovación en la distribución

En 2019 Mercadona lanzó 325 novedades en sus productos con ratio de éxito del 82%, y van a seguir apostando por la innovación. Reinventarse y ser creativos para no dejar de sorprender al “jefe”, como Mercadona denomina a los consumidores. Combina el compromiso de eliminar todo aquello que no aporte valor al producto, con anteponer la calidad, seguridad alimentaria y servicio al precio del producto. Mercadona continuará colaborando con los mismos proveedores, 85% nacionales, y trabajan para que la rentabilidad se produzca en todos los eslabones de la cadena.

Consum opina que apostar por la innovación es la salida de la crisis y continuará con su plan de desarrollo de la marca propia (600 – 700 referencias), el cual contempla las reformulaciones para mejorar la calidad del producto buscando la máxima eficiencia en cadena de valor. Sin embargo, también consideran importante el disponer de las marcas reconocidas por los consumidores. Una de las iniciativas de innovación se centra en la transparencia y la información al consumidor, aspecto que se remarcó en la anterior mesa redonda virtual “Las marcas que siguen al lado del consumidor”, simplificando y clarificando la información que aparece en el etiquetado.

IKEA invirtió el año pasado 30 millones de euros para bajar los precios. Apuestan claramente por la sostenibilidad y la salud a precios bajos. La innovación enfocada a los hábitos de los consumidores en el hogar en aras de facilitarles la vida. Prima la innovación colaborativa con los proveedores y el garantizar la seguridad de los consumidores.

Apuestas de la distribución ante la posible evolución de los hábitos de compra y el consumo colectivo

Siguiendo con lo comentado por IKEA en cuanto a observar el entorno, se encuentra la incertidumbre en cuanto a la evolución de los hábitos de compra, del consumo colectivo en restaurantes y su influencia en los productos que se consumen en el hogar.

Antes de la crisis sanitaria provocada por COVID-19, Consum había observado cierto traslado del ocio al hogar. La explosión de los últimos días en la visita a los bares puede que se quede, pero es necesario ver cómo evoluciona y cómo la legislación permite avanzar. Apuestan por los productos casi listos para su consumo, por facilitar al consumidor recetas para componer platos fáciles de cara al fin de semana y piensan que el delivery puede observar un crecimiento, sin embargo, hay que ver cómo evoluciona.
En cuanto a los hábitos de compra, contemplan la omnicanalidad y apuestan por la experiencia de compra en el punto de venta, haciéndola lo más agradable y ágil posible.

En la misma línea, IKEA señala dos claves relativas al consumo: por una parte, el desarrollo de comidas que reduzcan el tiempo de preparación y, por otra el delivery y el take away para hacerle más fácil el día a día al consumidor. Esto lo combinan con la accesibilidad, factor que consideran clave y para lo cual están diseñando nuevas formas de acercamiento al consumidor más allá de la compra física y la experiencia en tienda.

La creatividad y la innovación en platos preparados y listos para comer, y la posibilidad de consumir alimentos en los supermercados son las líneas de trabajo de Mercadona ante la previsión de que el canal horeca vuelva a la normalidad. Ello no quita que permanezca parte del aumento que se ha visto en la venta de productos que generalmente se consumen fuera de casa, como los aperitivos, el vino o la cerveza.

Las 3 ideas fuerza de la distribución en esta etapa
  • La innovación como catalizador de la evolución. Reinventarse y adaptarse a lo que la sociedad y los consumidores demanden.
  • Se antepone la Calidad y Seguridad Alimentarias al precio de los productos.
  • Colaboración de todos los agentes de la cadena. Relación con proveedores continua y búsqueda de la rentabilidad a lo largo de la cadena de valor.

Si te interesa conocer la opinión y visión de todos los agentes de la cadena de valor, así como las soluciones tecnológicas para adaptarte al mercado, ¡inscríbete en nuestros próximos webinars.! 

La entrada Adaptación ágil e innovación para satisfacer al consumidor en cada momento se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Información Nutricional Voluntaria, la Comisión Europea valora las distintas opciones

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 27/05/2020 - 17:28

Recientemente se ha publicado el «Informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo sobre la utilización de formas adicionales de expresión y presentación de la información nutricional». Este informe se esperaba desde finales de 2017, ya que estaba previsto en el Reglamento 1169/2011, en concreto en su artículo 35.5. Se ha retrasado su publicación para que la Comisión dispusiera de más información y experiencia sobre la aplicación del Reglamento 1169/2011 en lo relativo a la información nutricional. Comentamos en el artículo algunos de los aspectos más destacados.

Sistemas de etiquetado en la parte frontal de los envases aprobados o considerados por los Estados miembros y el Reino Unido

Podemos observar los distintos sistemas que se han planteado en los Estados miembro de la UE:

 

¿Qué está sucediendo en el resto del mundo?

Los sistemas de información nutricional voluntaria no son algo exclusivo de la UE, también se están desarrollando en el resto del mundo, algunos ejemplos son estos:

En todos los casos se apoyan en las directrices del Codex Alimentarius con el objeto de mejorar la comprensión de los consumidores sobre el valor nutricional de los alimentos y ayudarles a interpretar la información nutricional.

Perfiles nutricionales

En este informe nos llama la atención que se trate la cuestión de los perfiles nutricionales, cuando es algo que debería haberse resuelto hace muchos años, en concreto en 2009 de acuerdo con lo previsto en el Reglamento 1924/2006. Dicho esto es relevante hacer mención a este punto, dado que según indica la Comisión «Se está llevando a cabo una evaluación del Reglamento sobre declaraciones centrada, entre otras cuestiones, en la creación de perfiles nutricionales, y más concretamente en la cuestión de si sigue siendo adecuado establecer perfiles nutricionales para evitar declaraciones atractivas en alimentos demasiado salados, grasos o azucarados, o si deberían buscarse alternativas para lograr estos objetivos», por tanto es posible que en un futuro los perfiles nutricionales sean una realidad.

Posición de la Comisión Europea

Tras el exhaustivo análisis de la situación la Comisión Europea se valora positivamente el empleo de este tipo de sistemas y se propone que en un futuro se legisle al respecto para introducir un etiquetado nutricional de la parte frontal de los envases armonizado y obligatorio en el ámbito de la UE.

Hasta que lleguemos a contar con esa legislación debemos tener presente que los Estados miembros deben someter a seguimiento la utilización de cualquier forma de expresión y presentación adicional en su territorio y remitir esta información a la Comisión Europea de acuerdo con la legislación aplicable en la UE.

Si quieres saber más acerca de la Información y Etiquetado como elementos clave tanto para la interacción entre los distintos agentes de la cadena de valor como para dirigirse al consumidor, inscríbete en el webinar “Información y etiquetado, elementos clave” previsto para el martes 2 de junio 2020.

Además, para una formación más completa, puedes acceder a nuestro curso online Etiquetado e información de productos alimenticios que comienza el 30 de junio.

La entrada Información Nutricional Voluntaria, la Comisión Europea valora las distintas opciones se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Alerta temprana mediante control de SARS-Cov-2 en aguas residuales. Gánale la carrera al COVID-19

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 27/05/2020 - 13:43

Diferentes estudios demuestran que, aunque la presencia del virus del COVID19 en las aguas residuales no constituye un problema en sí (ya los tratamientos terciarios de las depuradoras son efectivos contra él), el control sistemático de los niveles de ARN de SARS-Cov-2 en las aguas residuales constituye un método para la detección temprana de posibles brotes de COVID19 en las colectividades. Por ello, AINIA ha puesto a punto su análisis de coronavirus SARS-Cov-2 para aguas residuales, con el fin de que pueda utilizarse como una herramienta de detección temprana de variaciones en la afección por coronavirus, y así ganarle la carrera al COVID-19.

Primeros trabajos en Europa: Control de SARS-Cov-2 en aguas residuales de Holanda

A principios de febrero, tres semanas antes de que el 27 de febrero se registrarse el primer caso de COVID-19 en Holanda, se empezaron a realizar en ese país controles de SARS-Cov-2 en las aguas residuales de 7 ciudades y un aeropuerto (Medema et al., 2020). Esta acción tenía como objetivo principal dar respuesta a dos cuestiones:

  1. Comprobar si las aguas residuales constituían una posible vía de reintroducción del virus en la población.
  2. Estudiar la posibilidad de que el control del virus en las aguas residuales pueda utilizarse como indicador del grado de afectación de la población origen de esas aguas residuales.

Tras los primeros resultados, que fueron negativos, el 5 de marzo aparecen los primeros positivos en varios puntos de muestreo.

El estudio concluye que “aunque es poco probable que las aguas residuales se conviertan en una vía de transmisión importante para los coronavirus como el SARS-CoV-2, cuando aumenta la circulación del virus en una población, aumenta la carga del virus en los sistemas de alcantarillado de nuestras ciudades.”
De esta manera, se constata que “La detección del virus en las aguas residuales, incluso cuando la prevalencia de COVID-19 es baja, indica que la vigilancia de las aguas residuales podría usarse para hacer un seguimiento de la circulación del virus en la población y como herramienta de alerta temprana”. Este seguimiento puede constituir, por tanto, una buena fuente de información complementaria a la sanitaria para prevenir nuevos brotes de la pandemia. La segunda cuestión quedaba por tanto resuelta.
En cuanto a la primera, se llegaba a la conclusión de que es poco probable, aunque de forma indirecta, de lo conocido sobre virus similares.

Detección de ARN de SARS-Cov-2 en aguas residuales en España

La primera detección de material genético (ARN) de SARS-Cov-2 en aguas residuales no tratadas se realizó en el marco de los trabajos de un grupo de investigadores de la Universidad de Valencia, el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA-CSIC), el CEBAS-CSIC de Murcia y ESAMUR (Randazzo et al., 2020), en diferentes depuradoras de la región de Murcia.
Lo más trascendente de este hallazgo es que es anterior en el tiempo al primer caso oficialmente detectado entre la población a la que corresponde la depuradora en la que se encuentra el positivo. Además, se trataba de estudios en una región de baja incidencia lo que los hace todavía de mayor interés.
Así, que todo redunda en la idea de que el análisis de las aguas residuales de una determinada colectividad es un buen indicador precoz de la presencia del virus entre las personas.

Otro resultado interesante de este estudio podemos resumirlo en que los tratamientos terciarios de las depuradoras son una buena barrera para el virus debido a su baja estabilidad y a la eficacia propia de este tipo de tratamientos, lo que redunda en la idea de que es muy improbable que las aguas residuales pudieran constituir una vía de transmisión. Esta conclusión deriva del hecho de que, aunque se encontró material genético del virus tras los tratamientos secundarios de depuración, no ocurría lo mismo con las muestras tomadas tras el tratamiento terciario. Esto redunda en la idea expresada con anterioridad de que es poco probable que las aguas residuales se conviertan en una vía de transmisión importante para SARS-CoV-2. En esta ocasión la conclusión se obtiene de medidas realizadas buscando material genético de este coronavirus en particular.

Método analítico a punto para ganarle la carrera al COVID-19

Tras poner a punto el método para analizar ARN de SARS-Cov-2 en superficies y aguas de lavado y comprobar, tanto por la literatura científica como de forma directa desde diferentes empresas e instituciones, el interés creciente en realizar estos análisis en aguas residuales, hemos abordado las tareas para poner también a punto el método en este tipo de aguas, también en este caso mediante RT PCR real-time. En concreto, detectamos de forma específica dos fragmentos del virus.
Aunque la técnica de amplificación y detección es la misma que en el caso de superficies y aguas más limpias, el hecho de tratarse de aguas residuales hace que se deba adaptar el procedimiento de extracción para garantizar una recuperación suficiente. El método incluye diferentes procesos que permiten la extracción previa y la posterior concentración del virus que incluye, entre otras operaciones, la centrifugación y microfiltraciones. Dichos tratamientos permiten en primer lugar eliminar interferentes (ej. bacterias y sólidos) para posteriormente concentrar el virus. Las tasas de recuperación son del orden de 15 órdenes de magnitud superiores al mínimo establecido en la norma ISO 15216-1 para el virus de la Hepatitis A y Norovirus.

La importancia de realizar un seguimiento cuantitativo del ARN del virus

Además, en este caso se hace importante poder cuantificar las unidades de los fragmentos de ARN detectados en la muestra, ya que para hacer el seguimiento en las aguas residuales es importante no sólo saber si hay ARN del virus, si no en que cantidad. De hecho, en una colectividad en la que existan afectados, incluso asintomáticos, es de esperar que encontremos material genético del virus en las aguas residuales, y lo importante será en este caso, hacer un seguimiento cuantitativo. Un aumento significativo de la carga vírica en las muestras indicará que el grado de afección de la población está aumentando. Aunque es difícil en la actualidad mediante este método establecer un número aproximado de afectados potenciales debido a la multiplicidad de factores intervinientes, sabremos si la afección va o no en aumento, lo que permitirá tomar medidas para frenar la curva de crecimiento. Por ello, ofrecemos en este caso el servicio de cuantificación además del de detección.

De esta manera, desde AINIA Laboratories ponemos al alcance de todo tipo de colectividades, industria e instituciones (ayuntamientos, entidades de saneamiento de aguas, empresas de mantenimiento y explotación de depuradoras, etc.) una herramienta de detección temprana de variaciones en la afección por coronavirus, una herramienta para ganarle la carrera al COVID-19. Nuevas herramientas de detección y control frente al COVID-19 que amplían nuestra cartera de servicios analíticos con el fin de dar respuesta a las nuevas necesidades de nuestro entorno empresarial e institucional.

 

 

Bibliografía:
Medema, G., Heijnen, L., Elsinga, G., Italiaander, R., & Brouwer, A. (2020). Presence of SARS-Coronavirus-2 in sewage. MedRxiv, 2020.03.29.20045880. https://doi.org/10.1101/2020.03.29.20045880
Randazzo, W., Truchado, P., Cuevas-Ferrando, E., Simón, P., Allende, A., & Sánchez, G. (2020). SARS-CoV-2 RNA in wastewater anticipated COVID-19 occurrence in a low prevalence area. Water Research, 181, 115942. https://doi.org/10.1016/j.watres.2020.115942

La entrada Alerta temprana mediante control de SARS-Cov-2 en aguas residuales. Gánale la carrera al COVID-19 se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

5 factores clave en el diseño del envase para garantizar la seguridad y vida útil

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 20/05/2020 - 18:24

 

Desde siempre, y reforzado por la situación excepcional que estamos viviendo, los consumidores exigen productos seguros y el envase es un elemento de protección. En el marco de esta situación, se está detectando  un aumento de consumo de productos envasados, los cuales transmiten un mayor grado de seguridad.  A continuación, detallamos algunos de los principales factores que influyen en la vida útil de un alimento.

El consumidor prioriza, en estos momentos, la seguridad y la vida útil de un envase ante la sostenibilidad del mismo. Por ello, seleccionar un sistema de envasado que garantice la seguridad y la vida útil del alimento es crucial. Hay varios factores que influyen en la vida útil de un alimento, entre los que se incluyen las características de la materia prima, la composición y estructura del alimento, así como su proceso de fabricación.

La vida útil está fuertemente influenciada tanto por el sistema de envasado (tipo y material de envasado) como por las condiciones de almacenamiento, distribución y comercialización. A continuación, detallamos cuáles son los principales factores que influyen en la vida útil de un producto y cuál es el sistema de envasado adecuado en cada caso.

  1. La velocidad y el grado de deterioro de un alimento y, por tanto, las reacciones que tienen lugar en el mismo durante su almacenamiento dependen de muchos factores tanto inherentes a las características del alimento como factores externos.
  2. La proliferación de microorganismos, alterantes del alimentos provocando un detrimento de la calidad sensorial o visual.
  3. La temperatura es uno de los factores más importantes que afectan a la vida útil de un alimento. Por ejemplo, la congelación puede provocar la formación de cristales, lo que puede producir daños importantes, como deshidratación y cambios en la textura, entre otros, en productos tales como frutas y hortalizas o carnes y pescados. Por el contrario, el incremento de temperatura puede provocar la fusión de grasas, desestabilizar emulsiones, etc. Además, y añadido a lo anterior, generalmente incrementa la velocidad de las reacciones químicas, lo que da como resultado un deterioro más rápido del alimento.
  4. La migración de humedad ambiental puede afectar significativamente a las características físicas, especialmente cuando el alimento tiene una baja o alta humedad.
  5. La luz acelera los procesos de oxidación, lo cual es de especial importancia en productos con alto contenido en grasas susceptibles de enranciamiento o en alimentos con pigmentos susceptibles de oxidación (principalmente pigmentos naturales).

El tipo de envasado es uno de los principales factores que influyen en el tiempo de vida útil del alimento. Su principal función es proteger el alimento de los factores extrínsecos, la humedad, la luz, la temperatura, el oxígeno y microorganismos, así como de daños mecánicos. El envase, además de proteger al alimento, debe cumplir con los requisitos técnicos inherentes al proceso al que vaya a ser sometido, como pueden ser la aplicación de procesos de conservación, por ejemplo, tratamientos térmicos. esto es de especial importancia en los casos en los que el producto envasado es sometido a un tratamiento térmico.

Por tanto, sus propiedades tales como permeabilidad al oxígeno y al agua, propiedades mecánicas, transparencia y características relacionadas con la conveniencia de uso son críticas.

Por otra parte, la composición gaseosa en el interior del envase, o lo que es lo mismo, la composición de gases en el volumen del espacio de cabeza del envase, influye de forma decisiva en el deterioro del producto. Por ejemplo, la presencia de oxígeno acelera los procesos de oxidación, en especial en los alimentos que contienen grasa y en mayor medida si es grasa vegetal.

Diseño de envases en función del deterioro o reacción clave

Durante el almacenamiento de un alimento, además del crecimiento microbiológico tienen lugar de forma simultánea diferentes reacciones químicas y físicas, sin embargo, sólo las reacciones “clave” influyen en la vida útil del mismo y en las características de calidad del producto.

Por tanto, a la hora de seleccionar el sistema de envasado es crítico, conocer además de las características inherentes del alimento, qué reacciones o deterioros son las que están limitando la vida útil de un alimento en concreto y cuáles son los factores que afectan a dichas reacciones.

  • El crecimiento de microorganismos. El factor que más influye en el crecimiento de microorganismos, además de las características intrínsecas del alimento, es la temperatura de conservación y la composición gaseosa en el interior del envase. En este sentido, el material de envasado debe garantizar o bien que no existe un intercambio de gases importante entre el interior del envase y el exterior, o bien controlar la velocidad de difusión.
  • La oxidación lipídica. En alimentos dónde el crecimiento microbiológico no tiene lugar o es poco significativo, los principales deterioros vienen dados por la oxidación lipídica, que da lugar al enranciamiento del alimento y a la formación de off-flavors, así como por el pardeamiento enzimático y no enzimático que dan lugar a que los alimentos tomen color marrón y a la aparición de cambios de olor y sabor del alimento. En ambos deterioros los principales factores que influyen en la vida útil son tanto la presencia de oxígeno como la luz. En este tipo de alimentos es muy importante que el material impida como en el caso anterior, el intercambio de gases entre el interior del envase y el exterior, es decir, el material debe tener una baja permeabilidad, principalmente al oxígeno. Por otra parte, en productos expuestos a la luz, esto puede suponer un riesgo importante. En este sentido, por ejemplo, aunque normalmente el consumidor prefiere los materiales transparentes ya que puede ver el contenido, esto puede suponer una disminución importante de su vida útil.
  • El deterioro físico: Otro tipo importante de deterioro es de tipo físico, tales como la pérdida de “crujencia” de alimentos con baja humedad o el incremento de la dureza en el caso contrario. Este tipo de deterioros se ve muy influenciado por la humedad relativa ambiental, por lo que en estos casos, el material debe tener una permeabilidad baja al vapor de agua para evitar la migración de humedad ambiental al producto o a la inversa

En el caso de los envases de plástico, cada material polimérico tiene una permeabilidad a los gases diferente, es decir, que dejará pasar una determinada cantidad de gas según el tiempo y tamaño del envase. Un material tiene más barrera a los gases cuanto menos permeable sea, es decir, deja pasar menor cantidad de agentes externos como el oxígeno, la luz, el dióxido de carbono, la temperatura, aromas, etc. También hablamos de barrera a la luz o a la radiación ultravioleta si tiene capacidad de evitar su paso total o parcialmente.

El proceso y sistema de envasado seleccionado van a influir directamente a la hora de elegir el material de envase. Por ejemplo, en los productos envasados que se someten a tratamientos térmicos se están desarrollando materiales que soporten esas temperaturas y que eviten pérdidas en su barrera con la humedad del proceso, en aquellos casos en los que el medio de calentamiento sea agua/vapor de agua.

En AINIA trabajamos coordinadamente los estudios de la evolución del alimento y cómo el envase ayuda a mantener sus condiciones de estabilidad. Te ayudamos a seleccionar las soluciones más adecuadas en función de tus productos, procesos, sistemas de distribución y minimizando los costes de los procesos de envasado.

La entrada 5 factores clave en el diseño del envase para garantizar la seguridad y vida útil se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Digitalización, Seguridad Alimentaria y Salud

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 20/05/2020 - 17:46

En la tercera mesa redonda virtual con entidades asociadas a AINIA Network, hemos contado con agentes del sector primario, COOPAMAN, ANECOOP y Kiwi Atlántico, para conocer su visión de la nueva realidad tras el COVID-19.

El primer eslabón de la cadena, que supone el 2.7% del PIB, ha realizado un esfuerzo considerable y demostrado su solidaridad para garantizar que no falte nada en las despensas de los consumidores durante estas últimas semanas. De cara a las siguientes fases, a la previsible “nueva realidad”, ¿cómo va a evolucionar el sector? ¿cuáles son los factores clave sobre los que pivotará la agricultura?.

El factor humano, las personas, lo primero

En ANECOOP se fueron implementando las medidas de seguridad incluso antes de que el Gobierno las aconsejase y han estado operativos al 100%. Según ha indicado Joan Mir, director general de ANECOOP, “Lo principal era preservar la salud de todo el colectivo de ANECOOP y, en segundo lugar, mantener el negocio.”.

En esta línea, el Director General de COOPAMAN, David Rodríguez, señala que las personas han sido y son lo más importante; se les ha brindado apoyo y seguridad, y sobre todo una mayor cercanía para resolver problemas.

Aunque la campaña de kiwi ya estaba en marcha habiéndose cosechado el producto en noviembre, las mascarillas se adoptaron en la planta de envasado antes de que fuese obligatorio y se garantizaron las distancias de seguridad en las fincas, según ha afirmado Carlos Vila, Director Gerente Kiwi Atlántico.

El envase y la seguridad de los productos, y la demanda de productos básicos.

Cuando hemos preguntado por cómo se han vivido las primeras etapas del COVID-19, cómo han evolucionado las ventas y qué se ha apreciado en el mercado, algunos de los ponentes coincidían en la percepción del envasado como elemento de seguridad de los productos.

David Rodríguez señalaba que, aunque están desarrollando distintas soluciones para dar respuesta a la demanda de los consumidores, ahora la seguridad está por encima del plástico. En cuanto a los formatos, percibe que los formatos más elaborados y caros se están apartando de lo que el consumidor demanda.

La venta de kiwis se disparó, previsiblemente por su contenido en vitamina C y la relación que existe con el aumento de las defensas. Se produjo un crecimiento del 40% en el formato cesta y un 20% en granel. Los consumidores piensan que en el formato cesta, el producto está más protegido frente al COVID. Carlos Vila señala que ahora están utilizando plástico reciclable y que pensaban evolucionar hacia el uso de material compostable, sin embargo, esta situación en la que el consumidor prioriza la seguridad alimentaria, piensa que el plástico se va a quedar más tiempo de lo que previamente se estimaba.

El aumento de la demanda de cítricos (por su relación con la mejora del sistema inmunitario), así como de las zanahorias y preparados para cocido, pues los consumidores pasan más tiempo en casa, ha sido una de las observaciones de Joan Mir. En contra, la bajada de productos preparados y la optimización del ticket de la compra.

Agricultura de precisión y Big Data En busca de mejores rendimientos.

Ante las cuestiones relativas a los planteamientos en materia de proyectos de innovación, si van a apostar por esta vía en la “nueva realidad”, todos los participantes han coincidido en que el COVID-19 lo que ha propiciado es la aceleración de muchas de las iniciativas ya planteadas.

Todos los participantes han señalado la importancia de sensibilizar a los agricultores de la importancia y las ventajas que la digitalización supone para la actividad agrícola. Los agricultores comprenden lo que cuesta un tractor, pero no visualizan el valor de la digitalización, de la inversión en tablets o sensores.

El uso racional de los recursos (agua, fertilizantes), el control de las plagas o la concentración de propiedades nutricionales saludables son algunos de los aspectos que podrían optimizarse para conseguir mejores productividades. Desde la perspectiva de la adecuada gestión de la información, coinciden en su relevancia para el control de la rentabilidad, basada en todos los gastos y los ingresos, dejando de valorar tan solo el precio de venta.

Kiwi Atlántico apuesta por la digitalización, en concreto por equipos que reduzcan el contacto de las personas con la fruta y la clasificación de la misma. Por otra parte, en aras de aprovechar toda la producción, trabajan en la elaboración de cremogenados saludables con la fruta más madura y pequeña.

ANECOOP están involucrada en 11 proyectos europeos y van a seguir en proyectos nacionales. ANECOOP ha formado parte del proyecto iDrone con AINIA y colaboran en otras iniciativas para conseguir mayor rentabilidad de las producciones y tratamientos. Además, van a reforzar los proyectos con foco salud y seguridad de los productos. Señala que, desde su opinión, la actitud hacia el plástico a medio plazo seguirá, pero los tiempos no van a ser tan exigentes como hace unos meses.

Sensibilizar al consumidor en garantías de Seguridad Alimentaria y Salud que aportan las frutas y verduras

Desde la perspectiva de mercado, el consumidor exige que los alimentos sean seguros, pero desconocen que aquellos procedentes de países de fuera del marco europeo no cumplen las estrictas exigencias de nuestro mercado.

Durante bastante tiempo, los agricultores han asumido el incremento de los costes sin que se vea reflejado en el precio final al consumidor. Actualmente, se ha percibido un incremento de la logística derivado de las medidas extra que se han tomado por la pandemia COVID-19, lo que se ha reflejado en un aumento de los precios.

Si bien es cierto que está en auge el consumo de cercanía, no se prevén cambios en cuanto a las exportaciones. Todos señalan la importancia de requerir a países fuera de la Unión Europea las mismas exigencias de Seguridad Alimentaria (uso de fitosanitarios y LMRs)

Por otra parte, cabe recordar la importancia de llevar una dieta equilibrada para lo cual la agricultura juega un papel fundamental. La sensibilización del consumidor haciéndole entender los beneficios de las frutas y verduras frente a los ultraprocesados, así como el desarrollo de alimentos saludables serán dos acciones que podrían estar relacionadas con la potenciación de la salud de los consumidores.

Evolucionar el sector primario con la incorporación de nuevas tecnologías (agricultura de precisión) para conseguir mejores rentabilidades, sensibilizar al consumidor de la importancia de las frutas y verduras para potenciar su salud, y facilitarle información acerca de los parámetros que influyen sobre la Seguridad Alimentaria van a ser determinantes en el futuro del sector.

Si te han parecido interesantes las conclusiones de esta mesa redonda virtual, no te pierdas «La gran distribución trabajando hacia el futuro» el próximo 27 de mayo, en la que contaremos con Mercadona, Consum e Ikea. 

La entrada Digitalización, Seguridad Alimentaria y Salud se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Norma de calidad de la miel, más claridad en su etiquetado

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 20/05/2020 - 12:31

Tal y como avanzamos hace unos meses se ha revisado la norma de calidad de la miel en lo concerniente al etiquetado, en especial todo lo relativo al origen de la miel. Se confirma que el Real Decreto 1049/2003 va a ser actualizado, en los próximos días lo veremos publicado en el BOE. Se da así respuesta a la reclamación de mayor transparencia en la información que se ofrece a los consumidores en su etiquetado.

Con la nueva regulación se pretende contar con un etiquetado más detallado y de carácter obligatorio, en el que debe figurar el listado de todos los países de origen de la miel elaborada a partir de mieles de distinta procedencia

Ahora los consumidores dispondrán de información más completa sobre el origen de la miel, y los apicultores podrán competir en el mercado en mejores condiciones, al identificarse de forma clara la miel de España, con el consiguiente valor añadido para el producto. Esto va en línea con lo que la Resolución de 1 de marzo de 2018 del Parlamento Europeo decía:

«58. Recuerda a la Comisión que el consumidor tiene derecho a conocer el lugar de origen de todos los alimentos. Considera, sin embargo, que las menciones «mezcla de mieles de la UE», «mezcla de mieles no procedentes de la UE» y, sobre todo, «mezcla de mieles procedentes de la UE y no procedentes de la UE» ocultan por completo al consumidor el origen de la miel y, por tanto, incumplen los principios de la legislación de la Unión Europea en materia de protección del consumidor. Pide a la Comisión, por tanto, que garantice el etiquetado preciso y obligatorio de la miel y los productos apícolas, así como una mayor armonización de la producción de miel, de conformidad con la legislación sobre los regímenes de calidad aplicables a los productos agrícolas, a fin de evitar que los consumidores se vean inducidos a error y facilitar la detección del fraude. Además, reconoce el éxito de las ventas directas de miel, que eliminan parte del problema por lo que respecta al etiquetado de origen.

(…)

  1. Apoya que los Estados miembros establezcan una obligación de indicar el lugar de origen de la miel para las mieles y otros productos de la apicultura similar a la que existe para los productos cárnicos y lácteos».

La modificación del Real Decreto 1049/2003 establece que cuando una miel se haya elaborado a partir de mieles de distinta procedencia, se deberán indicar en el etiquetado el listado de los países de origen donde se haya recolectado. Si por el contrario se trata miel que procede de un único país, en ese caso la obligación al indicarlo permite la mención miel 100% española.

Una vez comience a aplicarse la nueva regulación es necesario que los operadores alimentarios incorporen en sus sistemas de autocontrol (APPCC) todos los datos y evidencias necesarios para poder probar el origen concreto de las mieles que se empleen las mezclas de forma que puedan responder a los requerimientos de información por parte de las autoridades competentes.

La modificación aprobada podemos decir que ha alineado las solicitudes del sector, con las exigencias sociales sobre el origen de los productos que adquieren los consumidores para poder ejercer una opción de compra fundamentada, tal y como se desprende de la aplicación del Reglamento (UE) 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor para proporcionarle una información completa en cuanto a los verdaderos países de origen de la miel.

Por último y a modo de recordatorio, deberemos prestar especial atención a dos elementos de nuestro producto:

  1. Etiquetado e información para que conste perfectamente identificado el origen de la miel.
  2. APPCC, que incorporará todos los datos relativos al origen de los productos para dar respuesta a posibles requerimientos por parte de las autoridades competentes.

Si necesitas un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas en Derecho Alimentario que pueden ayudarte a resolver cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico aplicable a los alimentos.

Si eres empresa asociada a AINIA, recuerda que esta información puedes complementarla con la circular legislativa mensual y el flash legislativo, además del servicio de consultas legislativas. Consulta los beneficios para empresas asociadas a AINIA. Te animo a que te sumes a los más de 1.500 profesionales que forman parte de nuestro grupo de Legislación Alimentaria en Linkedin.

La entrada Norma de calidad de la miel, más claridad en su etiquetado se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Transparencia y Salud del Consumidor. Conclusiones de la segunda mesa redonda virtual

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 13/05/2020 - 17:15

Las marcas que siguen al lado del consumidor. Bajo este título, hemos reunido a tres entidades asociadas a AINIA Network, Vicky Foods, Chocolates Valor y Granja Campomayor, para tratar aspectos tan importantes como el papel de la innovación y de la marca para dar respuesta a la demanda presente y futura del consumidor.

La mesa redonda ha comenzado poniendo sobre la mesa dos de los ejes sobre los que, previsiblemente, pivotará el consumo en la nueva realidad tras el COVID-19:

  • Búsqueda de productos más asequibles. Distintos informes señalan que el empobrecimiento de la población, derivada de la situación económica propiciada por la pandemia, hará que se incremente la demanda de productos más económicos y aumente la preferencia de la marca de distribuidor.
  • Prioridad de la seguridad de los productos. La preocupación del consumidor por su estado de salud motiva que la seguridad y confianza sean, ahora y en el futuro, dos factores clave en la decisión de compra.

A esto se suma la tendencia al consumo digital, la preferencia por productos locales y la demanda de más transparencia hacia el consumidor.

El consumidor espera innovación en salud y sostenibilidad

Según un reciente estudio de AINIA Consumer (elaborado con 3.175 consumidores), el 84% de los consumidores encuestados piensa que las empresas alimentarias mantendrán o impulsarán la innovación.

¿Qué planteamiento hace Vicky Foods, Chocolates Valor y Granja Campomayor alrededor de la innovación?

Según indica Rafael Juan, CEO de Vicky Foods, tras estas semanas en las que la innovación ha pasado a un segundo plano y en las que se ha vivido una economía de guerra, la empresa seguirá apostando por la innovación tanto en el desarrollo de producto como en la mejora de proceso.

Es un momento para reinventarse e intentar ser más competitivo, siendo más flexibles y ágiles para adaptarse a los rápidos movimientos del mercado.

Vicky Foods apuesta por la salud y la sostenibilidad para dar respuesta a la demanda de los consumidores.

  • En el ámbito de la salud, su compromiso para reducir el contenido de azúcar y grasas saturadas, y la incorporación de ingredientes funcionales. Van a continuar en la línea de productos ready to eat para dar facilidades a los consumidores para encontrar alimentos saludables en cualquier momento del día.
  • En el ámbito de la sostenibilidad, su apuesta por el desarrollo de envases biodegradables y compostables.

“La innovación tiene que ser el eje que guíe a las organizaciones”

Por su parte, Pedro López, presidente ejecutivo de Chocolates Valor, señala que es una suerte y responsabilidad formar parte del sector agroalimentario en estos momentos. Cuenta con un funnel de innovación y apuestan por un rediseño continuo que permita optimizar productividades. En estos momentos cuentan con distintas iniciativas que derivarán en nuevos lanzamientos al mercado.

Aunque ante cualquier crisis se retrae el consumo por el temor e incertidumbre, según indica María García, directora general de Granja Campomayor, las empresas que se centren en el desarrollo de alimentos saludables, ofrezcan productos de proximidad y sepan identificarse con las necesidades de los consumidores en el ámbito social, saldrán reforzadas. Así, Saludable, funcional y sostenible son los elementos clave para acercarse al consumidor en el escenario post-COVID-19

“La cooperación y la creatividad son la clave para salir de la crisis”

Responsabilidad Social Corporativa, autenticidad e internacionalización. Claves para reforzar las marcas

Todos los participantes coinciden en la importancia de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Algunas ideas compartidas ponen el acento en la transparencia y la comunicación directa con el consumidor que transmita confianza y cercanía.  Ha surgido la importancia del compromiso de la empresa por demostrar al consumidor con hechos los aspectos beneficiosos de los productos, la transmisión de confianza y valores de la empresa, pues la calidad se da por hecho.

Rafael Juan señala que, además, van a poner el acento en la internacionalización, en crear marca en distintos países para poder acceder a los consumidores. Opina que las marcas en un entorno de internacionalización aportarán mucho.

La digitalización de la cadena de valor ha venido para quedarse

Aunque el consumidor necesita experimentar y ver ciertas categorías de producto, se señala el incremento del e-commerce y los nuevos hábitos de consumo por este canal. Se prevé el auge de este la comercialización de productos online, sin embargo, surgen dos factores a considerar, la rentabilidad para los agentes implicados y la sostenibilidad.

En cuanto a la digitalización de los procesos productivos (control y monitorización de procesos), muchos de los cambios experimentados por las organizaciones han llegado para quedarse.

¿Cuáles son las ideas fuerza de estas empresas asociadas a AINIA Network?

La suerte y responsabilidad de pertenecer al sector agroalimentario, es la opinión de Pedro López de Chocolates Valor.

El encontrarse al inicio de una nueva era y trabajar para construir el nuevo futuro. Demostrar la increíble resiliencia de las empresas del sector alimentario. Y el aprender a sonreír con los ojos, son las reflexiones de María García de Granja Campomayor.

Rafael Juan, Vicky Foods, señala que de las crisis se aprende y que el sector agroalimentario es una parte de la solución, motivo por el que las autoridades no pongan trabas al sector. Piensa que van a surgir oportunidades que hay que aprovechar y apuesta por las personas, por dar oportunidad de crecimiento y generar equipos de trabajo que permitan ayudar a mejorar.

 

Te esperamos en la próxima mesa redonda virtual de las empresas ante el desafío del COVID-19, «La adaptación del sector primario a la nueva realidad«, prevista para el 20 de mayo. Contaremos con ANECOOP, COOPAMAN y Kiwi Atlántico. ¡Inscríbete!

La entrada Transparencia y Salud del Consumidor. Conclusiones de la segunda mesa redonda virtual se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Programa plurianual coordinado de Límites Máximos de Residuos de plaguicidas en la UE 2021 – 2023

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 13/05/2020 - 17:09

Los Límites Máximos de Residuos (LMR´s) se rigen por el Reglamento 396/2005 y sus modificaciones, ahora bien, es necesario ir actualizando esta información y para ello la UE desarrolla programas plurianuales para ver la evolución de los límites máximos de residuos en los alimentos. Es importante que tengamos presente que la dieta de los ciudadanos de la UE la componen entre treinta y cuarenta productos alimenticios. Además de este dato también hay que valorar que el empleo de los plaguicidas va cambiando y por ello es muy recomendable hacer un seguimiento de los plaguicidas en esos productos alimenticios con arreglo a un ciclo trienal.

La evaluación para el próximo trienio se ha aprobado a través del REGLAMENTO DE EJECUCIÓN (UE) 2020/585 DE LA COMISIÓN de 27 de abril de 2020 relativo a un programa plurianual coordinado de control de la Unión para 2021, 2022 y 2023 destinado a garantizar el respeto de los Límites Máximos de Residuos (LMRs) de plaguicidas en los alimentos de origen vegetal y animal y a evaluar el grado de exposición de los consumidores a estos residuos.

De acuerdo con lo establecido se recogerán resultados de los análisis que harán los distintos Estados miembros y se facilitarán a EFSA para evaluar la situación. En este próximo período se aportarán un total de 638 muestras para un mínimo de 32 productos alimenticios que para el próximo trienio son:

2021 2022 2023 Uvas de mesa Manzanas Naranjas Plátanos Fresas Peras Pomelos Melocotones, incluidas las nectarinas e híbridos similares Kiwis Berenjenas Vino (tinto o blanco) de uvas Coliflores Brécoles Lechugas Cebollas Melones Repollos Zanahorias Setas cultivadas Tomates Patatas Pimientos dulces Espinacas Judías (secas) Trigo en grano Avena en grano Centeno en grano Aceite de oliva virgen Cebada en grano Arroz pardo (descascarillado) Grasa de bovino Leche de vaca Grasa de aves de corral Huevos de gallina Grasa de porcino Hígado de bovino

Entre los plaguicidas que serán objeto de control en este programa encontramos: 2,4-D, 2-Fenilfenol, Abamectina, Acefato, Acetamiprid, Acrinatrina, Aldicarbo, Aldrín y dieldrín, Ametoctradina, Azinfós-metilo, Azoxistrobina, Bifentrina, Bifenilo, Bitertanol, Boscalida, Ion bromuro, Bromopropilato, Bupirimato, Buprofecina, Captán, etc. Pudiendo consultarse el resto en las partes C y D del anexo I del Reglamento 585/2020.

Los resultados que se obtengan de estos controles servirán para que la UE pueda modificar valores en los plaguicidas controlados en función de los resultados obtenidos. Debemos tener en cuenta que estos programas se plantean para recabar estos datos al margen de toda la actividad de control oficial que llevan a cabo las autoridades competentes en cada uno de los Estados miembros. No obstante, es importante que conozcamos de la existencia de estas actuaciones, dado que es muy probable que desde el control oficial se tomen muestras para obtener datos sobre estos plaguicidas.

El equipo de especialistas en Derecho Alimentario de AINIA podemos asesorarte en cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico aplicable a los alimentos.

Puedes encontrar otros artículos de interés sobre Derecho Alimentarios en nuestro grupo de legislación alimentaria en Linkedin.

La entrada Programa plurianual coordinado de Límites Máximos de Residuos de plaguicidas en la UE 2021 – 2023 se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Descontaminación térmica de mascarillas filtrantes como alternativa de emergencia durante la crisis del COVID-19

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 13/05/2020 - 17:08

La crisis del COVID-19 ha generado una gran demanda de mascarillas “filtrantes” dado que entre los diferentes tipos de mascarillas y funcionalidades disponibles en el mercado son las que ofrecen una mayor eficacia para evitar la inhalación de partículas infecciosas. La situación de desabastecimiento ha despertado interés por tratamientos excepcionales de descontaminación que pudieran incrementar la protección del usuario durante su reutilización más tiempo del recomendado. En este sentido, AINIA está desarrollando un estudio para evaluar la viabilidad de los tratamientos térmicos como una de las medidas excepcionales de descontaminación de mascarillas filtrantes para que puedan ser utilizadas durante más tiempo.

Problemática de desabastecimiento durante la crisis del COVID-19

Las mascarillas filtrantes tipo FFP2 (norma UE) o sus equivalentes internacionales (KN95, N95, DS/DL2, KF94 …) pueden ofrecer una eficacia de filtración frente a partículas del 95%, a priori suficiente, para la protección frente a aerosoles víricos. Las mascarillas filtrantes son Equipos de Protección Individual (EPI) y durante la crisis del COVID-19 se recomienda su uso a personas que desarrollen su actividad en situaciones de riesgo, como es el caso de los profesionales sanitarios en los hospitales y centros de salud, el personal al cuidado de enfermos en residencias de mayores, y en general, a cualquier persona que no pueda guardar la distancia interpersonal de seguridad con personas potencialmente infecciosas.

Curiosamente, antes de la crisis, el mayor consumo de este tipo de mascarillas se producía en industrias como la cerámica, química, farmacéutica, alimentaria, etc. o en laboratorios, aplicación de fitosanitarios, etc. para proteger al personal de partículas líquidas o sólidas de distinta naturaleza contaminante. A la demanda urgente en el sector salud, y la habitual en la industria, se le ha unido la demanda del público en general, que hipersensibilizado por la crisis, las emplea antes que las mascarillas higiénicas o quirúrgicas para así conseguir una mayor protección, pese al bajo riesgo de contagio al que en realidad están sometidos. El desabastecimiento es tal, que está provocando que el personal sanitario tenga que emplearlas durante más tiempo del recomendado por el fabricante, o incluso en el peor de los casos, a tener que emplear mascarillas quirúrgicas o higiénicas, que no les protegen suficientemente del virus. La situación en los próximos meses no parece vaya a mejorar por lo que es necesario hacer una llamada general al uso adecuado de estos dispositivos de seguridad, dando máxima prioridad a los profesionales de la salud.

Reutilización excepcional de mascarillas filtrantes no reutilizables

La mayoría de los modelos FFP2 y FFP3 son modelos “no reutilizables” y habitualmente el fabricante recomienda su uso durante tan sólo un solo turno de trabajo de unas 8 horas, variable según cada marca. Sin embargo, debido al desabastecimiento, muchos hospitales están en la práctica reutilizando unipersonalmente las mascarillas aplicando buenas prácticas de retirada y conservación. También están recomendando a sus profesionales ponerse mascarillas quirúrgicas por encima de las filtrantes para evitar que se ensucien y así poder alargar más su vida útil. Los fabricantes consultados sobre posibles métodos de descontaminación no disponen de estudios propios, o bien, no son tan concluyentes como para que puedan comprometer su marca con una posible efectividad que no pueden garantizar.

Algunos hospitales bajo presión o en previsión de pérdida de stock han ido más allá, y han hecho sus propias pruebas de descontaminación con autoclaves para la esterilización de utensilios y material sanitario, hornos u otros equipos disponibles en sus instalaciones. Sin embargo, pese que algunos de los ensayos han mostrado resultados positivos a nivel visual, las dudas permanecen sobre la eficacia en la inactivación del Sars-Cov-2, así como sobre la pérdida de eficacia filtrante. Aunque la solución definitiva es evidentemente disponer de más mascarillas y desecharlas tras su uso, mientras dure la situación de desabastecimiento, puede ser de interés para los centros sanitarios y usuarios en general, disponer de resultados sobre ensayos de descontaminación.

Estructura, composición y funcionamiento de las mascarillas filtrantes

Para desarrollar una estrategia de descontaminación de mascarillas filtrantes de emergencia es imprescindible conocer su estructura y composición, así como entender su funcionamiento y los factores claves de su eficacia filtrante.

Las mascarillas filtrantes se componen de varias capas de textil no tejido (en inglés, nonwoven fabric) hechas de polipropileno (ver imagen A de la Figura 1). De entre ellas, la más crítica es la producida mediante la técnica de soplado “melt-blown”. En las mascarillas filtrantes, la capa de melt-blown tiene entre 100-1000 µm de espesor y está compuesta por microfibras de polipropileno orientadas al azar con diámetros en el rango entre 1-10 µm (ver imagen C de la figura 1). Gracias a su método de producción, las fibras melt-blown se apilan formando una red tridimensional que tiene una alta porosidad y permite la permeabilidad al aire. Sin embargo, dado que el diámetro de las fibras es relativamente pequeño y los espacios vacíos entre las fibras son grandes, la eficiencia de filtración de las capas melt-blown no sería adecuada para la filtración de pequeñas partículas. Para mejorar su capacidad de filtración manteniendo la alta permeabilidad al aire, las fibras son cargadas de manera casi permanente a través de la técnica de descarga corona y/o medios triboeléctricos en dipolos cuasi permanentes llamados “electrets”.  Una vez cargada, la capa melt-blown incrementa su eficiencia filtrante sin necesidad de añadir ningún componente adicional de masa y se mantiene con similar capacidad incluso cuando se incrementa la carga a filtrar. En el esquema DE de la Figura 1, se observa cómo pequeñas partículas son capaces de pasar a través de la capa filtrante melt-blown (esquema D de la izquierda), pero son capturadas electrostáticamente cuando es cargada (esquema E de la derecha).

Figura 1. Estructura multi-capa de textil no tejido de polipropileno. Esquema del efecto filtrante por fijación electrostática de la capa melt-blown, antes y después de su carga. (Liao et al., 2020)

 

Requisitos de los posibles métodos de descontaminación

Al diseñar una estrategia de emergencia para la descontaminación de mascarillas filtrantes cabría marcarse dos objetivos.

  1. eliminar el virus que pudiera haberse quedado fijado en el filtro de la mascarilla durante su uso,
  2. que el tratamiento de eliminación del virus no comprometa la eficacia filtrante, durante el nuevo uso/s.

Respecto al segundo objetivo, un buen ajuste de las mascarillas a la cara y mantener la capacidad de inspiración/expiración son otros elementos clave del funcionamiento de las mascarillas que no deben olvidarse. Estos aspectos y otros se encuentran referenciados en las normas UNE EN 149:2001+A1:2009, así como en la norma UNE-EN 13274-7:2008.

El tratamiento debería aplicarse exclusivamente a mascarillas en buen estado general, sin defectos, descartando las que estuvieran sucias, interna o externamente, deformadas o rotas.  Además, los métodos deberían permitir un uso unipersonal de la mascarilla y evitar posibles contaminaciones cruzadas durante el tratamiento.

La humedad puede alterar la retención electrostática de algunas capas filtrantes de las mascarillas reduciendo significativamente su eficacia, por lo que, de entrada, cabría descartar métodos que empleen agua o líquidos como soluciones alcohólicas, lejía o soluciones jabonosas. Es importante remarcar que la limitación del uso de soluciones líquidas para la limpieza de las mascarillas aplica a las filtrantes, pero no a otro tipo de mascarillas como las higiénicas reutilizables para adultos y niños, las cuales siguen la norma UNE 0065, y en la que se indican las condiciones de higienización.

Existen numerosas técnicas de desinfección o esterilización que a priori se podrían aplicar para destruir el virus: aire caliente y humedad, aire seco, plasma de peróxido de hidrógeno, detergentes, esterilización con vapor de agua, ultravioleta, ozono, vapor con peróxido de hidrógeno, microondas, virucidas, óxido de etileno, etc.

Al tratarse de una medida de carácter excepcional y provisional habría que tener muy presente al valorar las diferentes opciones su accesibilidad y facilidad de implantación. En este sentido, realizar el tratamiento de descontaminación “in situ” resultaría a priori más operativo y menos complejo que gestionar el transporte de mascarillas contaminadas hasta un lugar externo.

También sería preferible emplear equipos de descontaminación ya disponibles en los centros sanitarios bastando con modificar las condiciones de operación, o bien, con nuevos equipos pero que existieran ya en el mercado, estuvieran disponibles y suministrables de manera rápida.  Por último, el protocolo no debería alteran demasiado el día a día del personal del centro evitando asumir nuevos riesgos o labores difíciles que requieran cualificación.

Descontaminación mediante procesos térmicos

La aplicación de procesos térmicos en autoclaves o estufas, habitualmente disponibles en los centros sanitarios, podría ser una opción adecuada teniendo en cuenta los requisitos y aspectos prácticos analizados en el apartado anterior.  La posibilidad de replicar estos tratamientos de emergencia en la industria, laboratorios, e incluso en el ámbito doméstico añade interés al estudio.

Diferentes tratamientos térmicos podrían ser aplicables: calor seco o húmedo, vapor, diferentes temperaturas y tiempos de residencia, o uso de bolsas contenedoras con diferentes materiales, entre otras variables.

La entrada o fuga de micropartículas hacia el interior puede producirse no sólo por una pérdida de eficacia filtrante de los filtros debido al tratamiento térmico sino también por falta de ajuste de la mascarilla con la cara, o por la válvula de exhalación, si la incluye el modelo. El efecto del tratamiento sobre la hermeticidad de la mascarilla o funcionamiento de la válvula debe tenerse en consideración al evaluar la viabilidad de la técnica térmica de descontaminación. Evitar altas temperaturas conseguiría evitar deformaciones negativas que restaran funcionalidad.

Los procesos térmicos de inactivación se basan en desnaturalizar térmicamente el virus con temperaturas por encima de los 70ºC durante un tiempo mínimo, pudiendo influir el % de humedad relativa. Además de destruir el virus, debemos mantener la eficacia de las mascarillas evitando perder eficacia filtrante por pérdida de la fijación electrostática, o dificultando la respiración, entre otras prestaciones.

Un dato interesante es que entre los ensayos de acondicionado de las mascarillas filtrantes incluidas en las normas UNE EN 149:2001+A1:2009, se incluye un ciclo térmico por el que las mascarillas permanecen 24h a 70ºC en una atmósfera de calor seco, para permanecer a continuación 24h a -30ºC. La aplicación rutinaria de este acondicionado térmico antes de la realización de otras pruebas de eficacia filtrante para la certificación de modelos comerciales indicaría que los tratamientos con calor seco en el entorno de los 70ºC no alteran la carga electrostática de los filtros en mascarillas nuevas.

Un reciente estudio de la (Liao et al., 2020)1 ha experimentado distintos tratamientos térmicos con mascarillas de varios modelos equivalentes a las FFP2 y de diferentes marcas comerciales. La conclusión alcanzada es que tratamientos por debajo de 100ºC a diferentes humedades relativas 30% (calor seco), o húmedo a 70% o incluso 100%, apenas alteraron la eficacia filtrante o la resistencia a la respiración de las mascarillas, incluso tras 20 ciclos de tratamiento. Aunque los ensayos se realizaron con mascarillas no usadas los resultados son prometedores.

Estudio de descontaminación de mascarillas filtrantes realizado por AINIA

AINIA está realizando un estudio sobre descontaminación de mascarillas in situ mediante diferentes procesos térmicos. El objetivo final es obtener resultados experimentales propios que junto a otras referencias de estudios en curso en España o a nivel internacional, permitan desarrollar protocolos de emergencia para situaciones de desabastecimiento en hospitales y centros de salud, o en otros entornos, como el industrial. Ya se ha puesto en marcha un procedimiento de inoculación de mascarillas con microorganismos que presentan una resistencia térmica similar al virus, metodologías de experimentación en autoclaves y estufas, y técnicas de medición de la pérdida de eficacia filtrante de las mascarillas. En el estudio, financiado por IVACE, está participando activamente un equipo multidisciplinar de investigadores de AINIA,  con la colaboración del Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent de la Comunidad Valenciana gracias a la mediación de FISABIO.

Esta acción se suma a los servicios que AINIA ofrece a las empresas para garantizar la seguridad de los productos e instalaciones.

 

REFERENCIAS

1Liao, L., Xiao, W., Zhao, M., Yu, X., Wang, H., Wang, Q., … Cui, Y. (2020). Can N95 Respirators Be Reused after Disinfection? How Many Times? [published online ahead of print, 2020 May 5]. ACS Nano. 2020;acsnano.0c03597. doi:10.1021/acsnano.0c03597)

 

La entrada Descontaminación térmica de mascarillas filtrantes como alternativa de emergencia durante la crisis del COVID-19 se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

6 tecnologías para garantizar la autenticidad, la calidad y la seguridad de los productos

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 13/05/2020 - 17:02

La coyuntura actual y con el estado de salud como prioridad para los consumidores, la seguridad de los productos se posiciona como un factor decisivo en la compra. A esto se suma el interés por la calidad y autenticidad, parámetros que se prevé retomen su protagonismo cuando se inicie la realidad post-COVID-19.

Por otra parte, el tejido empresarial realza la necesidad de contar con procesos más automatizados para ganar en eficiencia y mayores garantías de seguridad; así como de disponer de sistemas que permitan el análisis de grandes cantidades de datos y faciliten la toma de decisiones acertadas en cada momento.

La siguiente actividad formativa pone el acento en la necesidad de disponer de conocimiento, competencias y habilidades acerca de las nuevas tecnologías relativas al control y aseguramiento de la calidad, seguridad y autenticidad.

 

Tecnologías para abordar problemáticas no resueltas

Las nuevas actualizaciones de los estándares de seguridad alimentaria hacen cada vez más hincapié en las medidas referentes a la prevención de la contaminación natural, accidental o deliberada de los alimentos. Como consecuencia, la presión sobre las empresas agroalimentarias es cada vez mayor para incorporar nuevos sistemas que permitan abordar problemáticas no resueltas con los equipos existentes, tales como:

El objetivo del curso online Nuevas Tecnologías para el Control de la Calidad y Seguridad Alimentaria es transmitir el conocimiento necesario para analizar y evaluar soluciones a diferentes problemas y, consecuentemente, promover la transformación tecnológica de las empresas a través de la innovación.

 

Autenticidad, Seguridad y Calidad como ejes prioritarios

En el primer módulo del curso online Nuevas Tecnologías para el Control de la Calidad y Seguridad Alimentaria, realizaremos una introducción a los conceptos de calidad y seguridad alimentaria necesarios para asegurar que los alimentos son seguros y que sus atributos se ajustan a los estándares definidos por las empresas. Además, revisaremos los métodos de control más extendidos, como por ejemplo las máquinas de inspección mecánica, los análisis realizados por personal experto y los sistemas de visión artificial convencional.

En el segundo módulo, presentaremos varias tecnologías de inspección seleccionadas tanto por su amplia implantación en la industria como por su potencial para resolver problemas todavía no resueltos mediante tecnologías convencionales.

  1. Detección de metales e inspección de Rayos X. Los equipos de detección de metales y de rayos X son habituales en las líneas de producción para localizar contaminantes metálicos y de alta densidad, respectivamente.
  2. Visión avanzada, Espectroscopía  y Visión hiperespectral. Los sistemas de visión avanzada, espectroscopia y visión espectral analizan la interacción de la radiación con la materia en distintas bandas del espectro electromagnético para monitorizar procesos, detectar materias extrañas o medir la composición de los alimentos.
  3. Ultrasonidos. Los equipos de ultrasonidos analizan la propagación de otro tipo de ondas (mecánicas) para determinar el espesor de algunas capas de los productos o el nivel de llenado, en el caso de los envases.
  4. Biosensores. Los biosensores estudian la interacción de un elemento sensible (anticuerpo, sonda de ADN, etc.) con una muestra de producto para medir la concentración de compuestos como plaguicidas, microorganismos patógenos o residuos de antibióticos.

Estas tecnologías generan grandes volúmenes de datos que es necesario analizar para que sirvan de apoyo en la toma de decisiones en proceso. Así, en un tercer módulo explicaremos las técnicas de análisis de datos que permiten extraer la información de interés de las medidas realizadas con las tecnologías del módulo anterior. Abordaremos técnicas tanto para la clasificación (cualitativa) como para la predicción (cuantitativa).

Conocimiento sobre digitalización de procesos para mejorar la seguridad del consumidor

Nuevas Tecnologías para el Control de la Calidad y Seguridad Alimentaria, es un curso dirigido y adaptado tanto a las necesidades de estudiantes como de trabajadores en distintos ámbitos de la empresa: desde la calibración y el manejo de los equipos en planta o en laboratorio, pasando por la implantación y el seguimiento de los programas y procedimientos de seguridad e higiene, hasta la toma de decisiones relativas a necesidades o inversiones.

Apúntate al curso online que se inicia el 20 de mayo y amplia tus conocimientos y habilidades para contribuir a la digitalización de procesos en tu empresa.

La entrada 6 tecnologías para garantizar la autenticidad, la calidad y la seguridad de los productos se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Bienestar Animal, prioridad para los consumidores

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 13/05/2020 - 13:52

En el supermercado, en el hogar o incluso ante cualquier campaña de marketing, ¿pensamos en los procesos previos de transformación y elaboración de los alimentos que consumimos? ¿nos cuestionamos el origen y cuál es el impacto que generan en el medio ambiente?. El origen de los alimentos y el respeto por los animales son algunos de los aspectos que preocupan al consumidor. En estos últimos tiempos estas cuestiones han ganado mucho espacio en la discusión pública, no solo para consumidores de un target específico, como pueden ser los veganos, sino también al resto de consumidores en general.

Dado que el bienestar animal o la forma de producción son cuestiones que cada vez preocupan más al consumidor, la industria alimentaria, consciente de este tema, intenta actuar adaptando sus procesos para cubrir las expectativas y las preocupaciones de los consumidores. Algunos de estos aspectos los avanzamos en el etiquetado sobre bienestar animal, ¿cómo se plantea en la Unión Europea?.

Lo más habitual es el uso de claims o reclamos en el etiquetado dirigidos, por una parte, a aumentar la sensibilidad de las personas y, por otra, a facilitar al consumidor información para la toma de decisiones de compra. No es raro encontrar todo tipo de reclamos en los envases y embalajes que, en algunos casos puede aumentan la confusión de muchos de los consumidores, llegándose a plantear: ¿es mejor un huevo campero o ecológico?, ¿viven mejor las gallinas criadas en suelo o las que se denominan camperas?.

Ante la preocupación de los consumidores y la confusión suscitada por ciertos reclamos, las empresas han puesto en marcha distintas iniciativas para transmitir a los consumidores las acciones que están llevando a cabo en este ámbito. La trazabilidad y el etiquetado claro se convierten en aliados para este fin.

El compromiso de la industria con el bienestar animal

Algunas grandes empresas ya han tomado partida en estas actuaciones. En 2014 Nestlé anunció su compromiso con el bienestar de los animales de granja de su cadena de suministro, mediante la firma de un acuerdo de colaboración con la ONG World Animal Protection. Nestlé, con su «huella de compra global», se convierte en la primera gran compañía de alimentación que suscribe este tipo de acuerdos para velar por el bienestar animal.

El acuerdo supuso que cientos de miles de granjas que suministran materias primas como leche, carne, aves y huevos a Nestlé cumplan con normas estrictas respecto al bienestar de los animales, afectando en esta decisión a más de 7.300 proveedores a los cuales compra directamente productos de origen animal. Cada uno de estos proveedores, a su vez, compra a otros, lo que significa que la Guía de Suministro Responsable de Nestlé se aplica, literalmente, a cientos de miles de granjas de todo el mundo.

«Sabemos que nuestros consumidores se preocupan por el bienestar de los animales de granja y nosotros, como compañía, nos comprometemos a asegurar los niveles más altos de bienestar animal en las granjas de nuestra cadena de suministro mundial», afirma Benjamin Ware, director de Suministro Responsable de Nestlé.

Otro ejemplo de compromiso es el de Central Lechera Asturiana, entidad que forma parte de AINIA Network, al poner en marcha acciones como su programa de nutrición en el que facilita asesoramiento personalizado a los ganaderos sobre la nutrición de su ganado; su programa de defensa sanitaria ganadera para luchar contra las enfermedades previstas en la legislación y así garantizar la salud de sus cabañas; y por último su servicio de podología cuyo propósito preventivo se basa en el cuidado de las pezuñas de las vacas para prevención de ciertas enfermedades.

Por su parte, Casa Tarradellas cuenta con cabañas porcinas propias para abastecerse de la carne para elaborar sus productos. Señalan que el cuidado y trato de los cerdos durante su trayectoria ha sido una de sus máximas. Desde 2017, Casa Talladellas cuentan con granjas acreditadas con el certificado de Bienestar Animal Welfare Animal AENOR Conform, cumpliendo así con los estándares relativos al respeto animal y de la tierra, la sostenibildad.

En Granja Campomayor existe un compromiso con la calidad de sus productos y con garantizar el bienestar animal, cumpliendo con la normativa vigente y velando por la vida más digna de las gallinas. La empresa se focaliza en la producción de huevos camperos y ecológicos. Cundan con esmero la alimentación de las aves en función de las necesidades de cada una de las etapas de la vida. Piensos compuestos, principalmente, por cereales y leguminosos con algún aporte vitamínico con el carbonato cálcico.

¿Cuál es el grado de conocimiento de los consumidores?

Existen estudios que aportan datos sobre el desconocimiento que los consumidores tienen en general sobre estos procesos. Así, cabe plantearse varias cuestiones: ¿Son los consumidores conscientes de las actuaciones llevadas a cabo por la industria alimentaria? ¿Se transmiten claramente estas actuaciones en el packaging de los productos para sensibilizar de forma adecuada al consumidor?.

En AINIA Consumer realizamos estudios de investigación (online y presencial) de opiniones y tendencias de los consumidores en los que se pone de manifiesto un aumento de interés hacia los alimentos y empresas socialmente comprometidas con estos aspectos. Nuestra experiencia nos permite afirmar que queda camino por recorrer en distintos eslabones de la cadena; desde la perspectiva de las empresas en facilitar la trazabilidad y mejorar la información que se transmite a los consumidores y, desde la perspectiva del consumidor, en ser más activo en la lectura e interpretación de las etiquetas y dedicar más tiempo a la toma de decisiones.

El acercamiento a los consumidores, entender su comportamiento y evaluar las actitudes hacia origen de los alimentos es una de las claves para orientar el marketing de los productos. ¿Interesado en orientar tus productos al mercado? Te podemos ayudar.

La entrada Bienestar Animal, prioridad para los consumidores se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

¿Cuánto sobrevive el coronavirus SARS-CoV-2 en las superficies utilizadas en la Industria Alimentaria?

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 06/05/2020 - 17:19

La pandemia de COVID-19 ha tenido una rapidísima expansión. En la actualidad se han detectado más de 3,5 millones de casos y se estima alrededor de 250.000 muertes en el mundo. Las superficies contaminadas, también conocidas como fómites constituyen un vector de transmisión junto con la vía aérea persona a persona. Detectar la presencia del virus responsable de esta pandemia sin precedentes (SARS-CoV-2) en las superficies, constituye una herramienta básica a la hora de verificar la eficacia de las medidas adoptadas para prevenir la extensión de la enfermedad y retomar las actividades industriales, comerciales y recreativas dentro de la llamada “nueva normalidad”. Para ello, AINIA pone a disposición de sus clientes los ensayos de detección de SARS-CoV-2 en superficies y aguas.

COVID-19 es una enfermedad infecciosa producida por el virus SARS-CoV-2. El mecanismo de propagación de la infección es persona a persona, mediante la contaminación aérea por gotículas portadoras del virus expelidas al toser el individuo infectado, o mediando una superficie previamente contaminada (fómite) al ser esta tocada por las manos de un individuo que posteriormente se las lleva a sus ojos, boca o nariz.

El control de la presencia de SARS-CoV-2 en superficies es una herramienta eficaz para el control de la contaminación en los entornos industriales, comerciales y recreativos, así como para evaluar la eficacia de las medidas tomadas con el fin de limitar la propagación del mismo.

Actividades prioritarias

Nos referimos a actividades prioritarias como aquellas que así se definieron en la fase más restrictiva del cese de la actividad laboral en el marco del estado de alarma. Entre ellas, destacamos a la industria de alimentos y la cadena alimentaria en general, también a las empresas de productos, sistemas y servicios de limpieza y desinfección, así como la fabricación de envases alimentarios. Estas actividades fueron, de forma general las primeras en adoptar medidas de carácter interno para evitar el contagio de los trabajadores durante su jornada laboral en las instalaciones productivas. En este sentido, AINIA elaboró el Manual COVID-19 para la Industria Alimentaria (Refuerzo de las Medidas de Higiene en el Proceso Productivo), mediante el cual se proponían al sector medidas para evitar la propagación de la enfermedad en el área productiva principalmente. Estas medidas abarcan aspectos como el control de acceso, la utilización de equipos de protección, medidas contra la contaminación cruzada, relativas a los procesos de limpieza y desinfección, etc.

En estas actividades, la eficacia de las medidas de refuerzo de la higiene sólo podía validarse hasta ahora, de forma objetiva, mediante indicadores. Estos son muy útiles, pues nos dan una idea de la calidad higiénica del entorno productivo, pero no dejan de ser inespecíficos. A partir de ahora, las industrias alimentarias y afines pueden contar con un medio directo de validación de:

  • Las medidas de refuerzo de la higiene implantadas con el fin de prevenir la propagación de la enfermedad entre sus trabajadores y la higiene del proceso industrial en general.
  • La eficacia de las operaciones de limpieza y desinfección, tanto las de rutina como las que se hayan podido implementar de forma extraordinaria en esta situación, de forma específica frente al agente patógeno que nos ocupa.
Otras actividades

Aparte de los sectores que no han cesado su actividad o que ya la han reiniciado, en la actual fase de desescalada se iniciará la actividad de otros que por sus características pueden suponer una probable exposición al agente infeccioso para sus clientes y su propio personal. En este caso nos encontramos con las actividades comerciales en general: hostelería, restauración, y otros como gimnasios, por ejemplo.

En todas ellas, controlar la presencia de SARS-CoV-2 en las superficies y las aguas (aguas de lavado en procesos de limpieza, por ejemplo) es una herramienta insustituible para asegurarse de que las condiciones de las instalaciones y las operaciones de limpieza y desinfección son correctas, y nos permiten retomar la actividad con garantías.

Metodología Analítica con fiabilidad superior al 90%

La metodología analítica que vamos a utilizar en AINIA es RT-PCR real-time. Se basa en un proceso de transcriptasa reversa, en el que el ARN (material genético del SARS-CoV-2) extraído del virus se transcribe a ADN (cDNA) para realizar el proceso de PCR a tiempo real. El kit utilizado ha sido validado por el Instituto de Salud Carlos III, siendo uno de los que han conseguido mejor evaluación (por encima del 90%).

La realización de esta pruebas o análisis consta de cinco fases:

  1. Toma de muestras
  2. Extracción del ácido nucleico
  3. RT-PCR.
  4. Análisis e interpretación de resultados.
  5. Emisión del informe.

1. Toma de muestras

Se trata de una toma de muestras de superficies mediante torunda/hisopo. Es un procedimiento sencillo que las empresas que hacen este tipo de controles de forma rutinaria (alimentarias, clínicas, limpieza y desinfección, etc.) conocen perfectamente. En cualquier caso, AINIA proveerá de las torundas/hisopos y de las instrucciones pertinentes.

2. Extracción del ácido nucleico

Ya en las instalaciones de AINIA, mediante un kit de extracción se extrae el ácido ribonucleico (ARN) de la muestra

3. RT-PCR

Esta fase se inicia con la transcripción inversa de la muestra de ARN a ADN (cDNA). A continuación, mediante reacción en cadena de polimerasa se amplifican los fragmentos de ácido nucleico específicos que posteriormente serán identificados.

4. Análisis e interpretación de resultados

Tras la lectura de las señales de los controles y ensayos realizados sobre la muestra se evalúa la validez del análisis y su resultado. A partir de este momento, el resultado es consultable en el acceso web seguro al sistema de AINIA, aunque éste no está todavía confirmado.

5. Emisión de informe

El resultado se revisa y se emite el informe. A partir de aquí el resultado está confirmado, el informe es descargable desde el mencionado acceso y se envía por correo electrónico al destinatario.

Identificación de los puntos de muestreo

La selección de los puntos de muestreo es crítica para que el control sea eficaz. Para ello, debemos identificar los puntos (superficies) de mayor riesgo desde dos puntos de vista:

  1. Puntos más expuestos a la contaminación. Aquellos que se pueden convertir más fácilmente en un fómite, por estar expuestos a una persona portadora y esta puede tocarla o toser sobre ella.
  2. Puntos más propicios para la transmisión. Serán aquellos que están más expuestos a ser tocados por los posibles receptores, ya sea personal del propio establecimiento o público en general.

Aquellas superficies que cumplan las dos condiciones serán las más indicadas para ser muestreadas. Dentro incluso de estas superficies debemos elegir las zonas de mayor riesgo siguiendo los mismos criterios. Además, podremos tomar muestras en superficies que cumplan el primer criterio de forma especial, para evaluar el mantenimiento de las instalaciones de forma general.

Con este nuevo servicio ponemos al alcance de nuestros clientes, una potente herramienta para prevenir la contaminación por el virus de la COVID-19, así como para comprobar la eficacia de las medidas adoptadas con este fin. Todo ello es de un alto interés, tanto para las empresas que han mantenido su actividad durante las últimas semanas, como para aquellas actividades que empezarán a retomarse con más o menos restricciones en las próximas fechas. Los diferentes sectores productivos, de forma especial el sector agroalimentación e industria alimentaria, así como, sectores afines como higiene y limpieza industrial, envases y embalajes, comercial, hostelería, restauración, y otros como gimnasios cuentan con una herramienta que de forma específica permite identificar la presencia del coronavirus SARS-CoV-2, comprobando la eficacia de los planes de control y sistemas de limpieza y desinfección adoptados para disminuir la propagación de la enfermedad.

La entrada ¿Cuánto sobrevive el coronavirus SARS-CoV-2 en las superficies utilizadas en la Industria Alimentaria? se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Ciclo de webinars de Innovación en Biotecnología

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 06/05/2020 - 16:51

AINIA y BIOVEGEN colaboran en la organización del ciclo de webinars de Innovación que pone el acento en la importancia de la Biotecnología para conseguir una agricultura más precisa, rentable y sostenible.

El objetivo de este ciclo de webinars es mostrar cómo la Biotecnología puede mejorar la eficiencia y productividad agrícola de forma sostenible.

Se abordarán las siguientes áreas de interés:

  1. Cómo seleccionar los microorganismos más adecuados para incrementar la producción de los cultivos.
  2. Presente y futuro de las modificaciones genéticas.
  3. Oportunidades de negocio para la Biotecnología en Estados Unidos.
El tejido industrial como protagonista

El ciclo de tres webinars planteado tiene como protagonista al tejido industrial. Diversas empresas punteras en el ámbito de la mejora continua y el diseño de soluciones que aporten valor al campo presentarán su experiencia en la aplicación biotecnológica.

Contaremos con IDAI Nature y Mirat Fertilizantes en el webinar, Microorganismos para potenciar la producción vegetal, previsto para el 12 mayo. Mostrarán su experiencia la aplicación de microorganismos con actividad bioestimulante/biocontrol como alternativa a los productos químicos para conseguir cultivos más sostenibles.

ValGenetic presentará en el segundo webinar, “Edición genética en producción vegetal. Futuro y Maco Regulatorio”, organizado para el 19 mayo, sus capacidades para desarrollar y aplicar las herramientas CRISPR para la obtención de variedades mejoradas

Para el tercer webinar, “Agrotech, oportunidades de negocio en EEUU”, contaremos con entidades del ámbito internacional para mostrar a través de su experiencia las oportunidades de crecimiento en el mercado americano.

Los webinars contarán con la intervención de especialistas de AINIA con conocimientos en el desarrollo tecnológico y diseño de nuevas metodologías que, basadas en el uso de la biotecnología, dan lugar a soluciones para mejorar los sistemas productivos agrícolas. Además, participarán otros organismos, como el MAPA y BIOVEGEN, que informarán de aspectos clave como el marco normativo o las oportunidades de financiación de nuevas iniciativas.

Pretendemos que estos encuentros sean fuente de inspiración para el diseño de nuevos desarrollos, lugar donde hallar nueva soluciones y punto de encuentro con potenciales colaboradores. ¿Te sumas a la apuesta por la Biotecnología para ser más eficiente y sostenible?

La entrada Ciclo de webinars de Innovación en Biotecnología se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Agricultura de Precisión. Predicción y mejor toma de decisiones gracias al Big Data y la Inteligencia Artificial

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 06/05/2020 - 16:38

La optimización de las actividades agrícolas se ha convertido en una prioridad para mejorar los rendimientos económicos, maximizar las producciones y reducir el impacto medioambiental.

En la agricultura más convencional, la toma de decisiones se basa en la experiencia acumulada y en el conocimiento tácito de los cultivos. Hay que tener en cuenta que, además, existe una gran diversidad y variabilidad de los factores que condicionan la productividad de los campos, así como un ingente volumen de información.

AINIA forma parte del proyecto internacional RUC-APS, Risk and Uncertain Conditions for Agriculture Production Systems, cuyo objetivo es proporcionar nuevo conocimiento (generado mediante sistemas TIC) relativo a las variables que infieren en los sistemas productividad agraria en aras de mejorar la toma de decisiones, y con ello la productividad.

Aspectos clave abordados por RUC-APS

Son muchas las variables que influyen en la calidad de los cultivos y la productividad de los mismos; desde el diseño genético de la semilla, hasta los procesos de siembra y cosecha, teniendo en cuenta la productividad deseada por los agricultores y el nivel de servicio al cliente final esperado.

El conjunto de socios internacionales involucrados en RUC-APS ha proporcionado un avance en el conocimiento sobre la toma de decisiones en la agricultura a través del desarrollo de investigación de alto impacto en términos de:

  • integración de los requisitos de la agricultura en la vida real
  • alternativas de gestión de la tierra
  • condiciones climáticas y cambios inesperados en el clima
  • innovación para el desarrollo de sistemas de producción agrícola y su impacto sobre los usuarios finales.
Agricultura de precisión. Solución de AINIA basada en Big Data e Inteligencia Artificial 

En el marco del proyecto, colaboramos con la Cámara de Agricultura de Bretaña con el objetivo de desarrollar una solución basada en Data Analytics que permitiese la optimización de la producción agraria.

Trabajando coordinadamente con diferentes agricultores con experiencia y conocimiento tácito sobre el cultivo de calabaza. Consideramos y analizamos una gran cantidad de datos para encontrar cómo las variables de cosecha y meteorológicas afectan las características de la calabaza durante la conservación, y cómo se relacionan las características de la calabaza.

El análisis de los datos nos permitió desarrollar modelos para predecir cómo evolucionarían los factores que afectan a la calidad y conservación, y así determinar el mejor momento para la recogida. Los resultados obtenidos permitieron a los agricultores mejorar sus rendimientos al tiempo que garantizaban la calidad y mejor conservación de sus productos una vez recolectados.

Esta experiencia nos ha permitido desarrollar un amplio conocimiento en el desarrollo de modelos adaptados a un cultivo concreto.

 

Workshop Digitales e Interactivos. Demostración de soluciones para una Agricultura de Precisión

Desde el 12 al 29 de mayo, en el marco del proyecto RUC-APS, se desarrollarán encuentros digitales e interactivos en los que los socios del proyecto presentarán modelos, sistemas y soluciones disponibles en el mercado para mejorar los procesos agrícolas.

  • Durante la semana del 12 de mayo introducirán los retos actuales y la propuesta de soluciones.
  • Del 18 al 19 de mayo, se realizarán distintas demostraciones
  • Del 20 al 29 de mayo, distintos agentes mostrarán cómo la aplicación de distintas soluciones pueden mejorar la agricultura de precisión.

El día 28 de mayo a las 12.00 presentaremos el sistema de apoyo a la toma de decisiones en el cultivo de calabaza. Además, realizaremos la demostración de la plataforma digital de agricultura de precisión que desde AINIA hemos desarrollado. ¡Inscríbete!

La entrada Agricultura de Precisión. Predicción y mejor toma de decisiones gracias al Big Data y la Inteligencia Artificial se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Economía Circular y la reutilización del agua para el riego, nuevo escenario regulatorio

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 06/05/2020 - 16:05

La nueva regulación para la reutilización del agua destinada al riego se aprobará en breve, nos hacemos eco Posición (UE) nº 3/2020 del Consejo en primera lectura con vistas a la adopción de un Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los requisitos mínimos para la reutilización del agua Adoptada por el Consejo el de abril de 2020 y comentamos los aspectos más relevantes de esta medida para potenciar la Economía Circular mediante las aguas regeneradas para el riego agrícola.

La futura legislación establecerá los requisitos mínimos de calidad y control del agua establecidos en el Reglamento se refieren únicamente al uso de las aguas residuales urbanas tratadas para el riego agrícola.

También se dejará abierta una opción para otras posibles reutilizaciones del agua, distintas del riego agrícola, en tanto que los Estados miembros podrán utilizar aguas regeneradas para otros usos tales como los fines industriales y los medioambientales y recreativos.

Requisitos mínimos de calidad y control del agua

El futuro Reglamento sobre Reutilización del Agua tiene por objeto proteger el medio ambiente y la salud de las personas y los animales estableciendo requisitos mínimos, tanto para la calidad de las aguas regeneradas como para la supervisión del cumplimiento de la normativa, además de armonizar los principales elementos de la gestión del riesgo. Destacamos entre otros los requisitos de calidad, las frecuencias mínimas de control y los controles de validación de las aguas regeneradas para el riego agrícola.

1. Requisitos de calidad de las aguas regeneradas para el riego agrícola

2. Frecuencias mínimas del control rutinario de las aguas regeneradas para el riego agrícola

3. Controles de validación de las aguas regeneradas para el riego agrícola

(1) Los patógenos de referencia Campylobacter, rotavirus y Cryptosporidium también podrán emplearse para el control de validación, en lugar de los microorganismos indicadores propuestos. En ese caso, se aplicarán los siguientes objetivos de rendimiento (reducción de log10): Campylobacter (≥ 5,0), rotavirus (≥ 6,0) y Cryptosporidium (≥ 5,0).

(2) Se ha seleccionado colífagos totales como el indicador viral más adecuado. No obstante, si no es posible el análisis de los colífagos totales, se analizará al menos uno de ellos (colífagos F-específicos o somáticos).

(3) Se han seleccionado las esporas de Clostridium perfringens como el indicador de protozoos más adecuado. No obstante, las bacterias formadoras de esporas reductoras de sulfato son una alternativa si la concentración de esporas de Clostridium perfringens no permite validar la reducción de log10 solicitada.

Respectos a los parámetros objeto de control es importante comprobar que, si bien la Comisión es consciente de la problemática relacionada con los microcontaminantes y los microplásticos, no se han contemplado expresamente. Esto no quiere decir que no se vaya a supervisar la situación sobre estas sustancias, la Comisión se compromete a estudiar la situación para darle un tratamiento general, dado que tanto los microcontaminantes, como los microplásticos suponen un problema general.

Fomento y apoyo para la reutilización del agua

La nueva legislación considera necesario que los Estados deberán organizar campañas generales de información y sensibilización sobre el ahorro de recursos hídricos mediante la reutilización del agua para el riego agrícola. En línea con el fomento de estas medidas es necesario que exista información respecto a la cantidad y la calidad de las aguas regeneradas suministradas y el porcentaje de aguas regeneradas suministradas en el Estado miembro en relación con la cantidad total de aguas urbanas depuradas.

Por último, hay que tener en cuenta que la previsión es que una vez se apruebe el reglamento, tardará 3 años en ser aplicable, tiempo suficiente para mejorar los mecanismos de reutilización del agua.

La entrada Economía Circular y la reutilización del agua para el riego, nuevo escenario regulatorio se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Declaraciones nutricionales, beneficios generales y específicos, interpretación legislativa en la Unión Europea

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 29/04/2020 - 17:14

El Reglamento 1924/2006 regula las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos, estas menciones han quedado determinadas de forma concreta en esta disposición. No obstante, es habitual que en la información y etiquetado de los alimentos podamos observar tanto referencias a beneficios generales, como a beneficios específicos en los alimentos que se ponen en el mercado. En el artículo comentamos la última sentencia del TJUE sobre los beneficios generales y específicos vinculados con las declaraciones nutricionales.

En la sentencia relativa al asunto C‑524/18, se resuelve la cuestión sobre los beneficios generales y no específicos y el concepto de «acompañamiento» de una declaración de propiedades saludables específica— Obligación de aportar pruebas científicas—. La cuestión que es necesario dilucidar ¿es necesario que exista un vínculo espacial directo entre la referencia y la declaración de propiedades saludables específica?, en el contexto de un producto que informa tanto sobre beneficios generales como específicos.

El TJUE al valorar la cuestión ha analizado detalladamente el marco jurídico de aplicación, en particular lo dispuesto en el Reglamento nº 1924/2006 y la Decisión 2013/63/UE. Destacamos algunos de los aspectos más relevantes para la resolución de la controversia.

Es fundamental el respeto de los principios generales en todas las declaraciones nutricionales para garantizar un elevado nivel de protección de los consumidores y dar a los consumidores la información necesaria para elegir con pleno conocimiento de causa, y crear condiciones iguales de competencia para la industria alimentaria.

Otro de los elementos clave es la comprensión de la información por parte del consumidor, tal y como indica el reglamento 1924/2006 «Es importante que las declaraciones de los alimentos puedan ser comprendidas por el consumidor y es conveniente que todos los consumidores estén protegidos de las declaraciones engañosas».

En particular para este tipo de cuestiones es necesario tener presente que la mención a los beneficios generales y no específicos del nutriente o del alimento para la buena salud general o el bienestar relativo a la salud podrá hacerse solamente si va acompañada de una declaración de propiedades saludables específica incluida en las listas previstas en el artículo 13 o 14.

Partiendo de los aspectos generales que plantea el reglamento 1924/2006 la cuestión se ha de resolver clarificando la interpretación del artículo 10 en su apartado 3, que permite utilizar, sin autorización previa y con arreglo a condiciones específicas, menciones sencillas, atractivas, que hagan referencia a beneficios generales, no específicos, de un alimento relativos a la buena salud en general o al bienestar relativo a la salud.

La utilización de dichas menciones podría ser de utilidad para los consumidores, toda vez que transmitiría mensajes más adaptados a los mismos. Sin embargo, los consumidores podrían fácilmente no comprenderlas o malinterpretarlas, de manera que tengan la expectativa de unos beneficios para la salud derivados de un alimento distintos o mejores que los que realmente existen.

Por esta razón, cuando nos referimos a los beneficios generales, no específicos, para la salud, es necesario acompañar estas referencias con una declaración de propiedades saludables específica de las listas de declaraciones de propiedades saludables permitidas en el registro de la Unión. A los efectos del Reglamento, la declaración de propiedades saludables específica que acompañe a la mención relativa a beneficios generales y no específicos para la salud debe figurar “junto a” dicha mención o “a continuación de” esta.

En este caso concreto el producto presentaba en la cara frontal del envase una mención del siguiente tenor «B-Vitamine und Zink für Gehirn, Nerven, Konzentration und Gedächtnis» («vitaminas B y zinc para el cerebro, los nervios, la concentración y la memoria»). Ante esta declaración de carácter general el TJUE responde la cuestión prejudicial en dos líneas:

  1. La referencia a beneficios generales y no específicos de un nutriente o alimento debe ir acompañada de una declaración de propiedades saludables específica incluida en las listas contempladas en los artículos 13 o 14. No es suficiente cuando el envase de un complemento alimenticio contiene, en su cara frontal, una referencia a los beneficios generales y no específicos para la salud de un nutriente o alimento, mientras que la declaración de beneficios saludables específica destinada a acompañarla solo aparece en la cara posterior de ese envase y no hay una remisión explícita, como un asterisco, entre ambas.
  2. Estas referencias generales deben fundamentarse en pruebas científicas, bastando que tales referencias vayan acompañadas de declaraciones de propiedades saludables específicas incluidas en las listas (artículos 13 y 14).

Si eres empresa asociada a AINIA Network, recuerda que esta información puedes complementarla con la circular legislativa mensual y el flash legislativo, además del servicio de consultas legislativas. Consulta los beneficios para empresas asociadas a AINIA. Te animo a que te sumes a los más de 1.400 profesionales que forman parte de nuestro grupo de Legislación Alimentaria en Linkedin.

La entrada Declaraciones nutricionales, beneficios generales y específicos, interpretación legislativa en la Unión Europea se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Los días 5 y 7 de mayo se presentan los resultados finales del proyecto europeo REFUCOAT

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 29/04/2020 - 16:47

La economía circular y la gestión sostenible de los recursos son conceptos cada vez con mayor presencia en los procesos de la industria alimentaria. En este sentido, la búsqueda de nuevos envases para alimentos y bebidas más sostenibles tiene un gran protagonismo. Sin embargo, los materiales biodegradables que se utilizan actualmente en el envasado de alimentos, todavía no han alcanzado las propiedades de seguridad y durabilidad de los envases convencionales. El proyecto REFUCOAT, en el que ha participado AINIA, ha supuesto un importante avance. Tras tres años de investigación el proyecto REFUCOAT presentará los resultados finales a través de dos encuentros virtuales a los que puedes inscribirte a través de la página web oficial del proyecto y que tendrán lugar los próximos días 5 y 7 de mayo.

Hace más de medio siglo, el plástico trajo una revolución a la industria alimentaria. Este innovador embalaje era ligero y podía mantener fuera el gas y la humedad y proteger los alimentos del deterioro durante el transporte y el almacenamiento. El objetivo principal era una mayor vida útil y la seguridad alimentaria. Sin embargo, el aumento de estos materiales y su idoneidad para el envasado de alimentos convino con una enorme carga ambiental y económica. Esto se debe principalmente a que el material de embalaje es multicapa, a menudo incluye fuentes no renovables (por ejemplo, aluminio), puede ser difícil de reciclar y tiene altos costos de reciclaje. Ahora más que nunca necesitamos un material plástico sostenible para garantizar la inocuidad de los alimentos y reducir el impacto ambiental de los envases de alimentos.

Hacia la estrategia europea del plástico 2030

Como parte del avance hacia una economía circular, la Comisión Europea ha adoptado una estrategia de plásticos en la que todos los plásticos del mercado de la UE serán reciclables para 2030. En una economía circular, el valor de los productos y materiales se mantiene durante el mayor tiempo posible. Los residuos y el uso de recursos se minimizan, y cuando un producto llega al final de su vida útil, se utiliza de nuevo para crear más valor. Esto puede traer grandes beneficios económicos, contribuyendo a la innovación, el crecimiento y la creación de empleo. Al pensar en un entorno de plásticos sostenible y circular, es importante tener en cuenta toda la evaluación del ciclo de vida del proceso de producción de plástico.

REFUCOAT asume el reto

REFUCOAT está financiado por la Empresa Común de Industrias Basadas en la Biotecnología en el marco del programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea. Un equipo multidisciplinar de investigadores está trabajando en el desarrollo y uso de materiales de embalaje totalmente reciclables y biodegradables y de recubrimientos de embalaje con propiedades de alta barrera.

El consorcio REFUCOAT

El objetivo final del proyecto REFUCOAT es desarrollar diferentes envases de base biológica para carne de pollo, cereales y productos salados. Dependiendo del principal factor de degradación que afecta a cada alimento diferente (por ejemplo, humedad, oxígeno, microbios), las características de los envases deben seleccionarse y diseñarse cuidadosamente.  Los paquetes finales tendrán  buenas  propiedades mecánicas, térmicas y de barrera como las alternativas metalizadas y no bio-basadas actuales.

El proyecto REFUCOAT fue concebido con este concepto de circularidad en su núcleo. El equipo está trabajando en líneas de investigación que abarcan toda la vida útil de la producción, el uso y la eliminación de envases.

Uso eficiente de materiales renovables para la producción de biopolímeros para envases y revestimientos

Los polihidroxialkaaados de cadena media (PHA) son biopolímeros con propiedades físicas similares a los plásticos a base de fósiles sintetizados por microorganismos. En general, los bioplásticos tienen propiedades de barrera más bajas a los gases y la humedad que los plásticos a base de aceite. Este no es el caso de los PHA, que son biopolímeros totalmente biodegradables con una baja permeabilidad a la humedad, por lo que son una buena alternativa para el envasado de carne fresca. Como este material es biodegradable por compostaje, se puede convertir en fertilizante de alta calidad utilizable como mejora del suelo.

REFUCOAT ha utilizado con éxito el subproducto de uno de nuestros socios industriales como material de origen para la producción de PHA a través de la fermentación microbiana. En este caso, el subproducto utilizado es harina de baja calidad que de otro modo se desperdiciaría.

REFUCOAT también tiene como objetivo explorar el uso del ácido poliglicólico (PGA) como un recubrimiento de alta barrera para películas de envasado de alimentos de base biológica. Lasventajas de la PGA son que es un material totalmente biodegradable con comportamiento termoplástico y buena compatibilidad tanto con otros biopolímeros como con plásticos tradicionales como las poliolefinas. También tiene excelentes propiedades de barrera de agua, por lo que es un material prometedor para su uso en alimentos packaging. Proporcionarán una alternativa a los recubrimientos metálicos, que requieren un proceso de reciclaje complejo y costoso.

Como parte de REFUCOAT, la investigación en curso se centra en aplicar una capa de PGA a la capa de base de envases para mejorar las propiedades de barrera que son importantes para mantener la calidad de los alimentos envasados a lo largo del tiempo. La capa debería, por ejemplo, impedir que el agua entre en un paquete de patatas fritas (las haría empapar) o salir de un paquete de pollo fresco (secaría la carne).

El precursor del ácido poliglicólico, el ácido glicólico (GA) se produce actualmente a partir de materias primas a base de fósiles. La producción actual de PGA utiliza un proceso de varios pasos de GA a PGA, lo que resulta en un producto de alto precio.  La producción microbiana a partir de materiales renovables de base biológica se ha estudiado intensamente en los últimos años, pero generalmente se traduce en bajos rendimientos y, por lo tanto, no son lo suficientemente competitivos como para reemplazar las tecnologías actuales basadas en la gasolina.

REFUCOAT ha desarrollado por primera vez un proceso eficiente para la producción de GA en condiciones industrialmente relevantes, y con altos rendimientos y buena selectividad. Además, el proyecto ha desarrollado un nuevo ensayo que permite la producción de  PGA mediante policondensación continua con la posibilidad de escalar a escala de producción, eliminando la necesidad de una producción por lotes.

Recubrimientos activos para mantener la calidad y aumentar la vida útil

El embalaje activo absorbe o libera sustancias con el fin de mejorar la calidad de los alimentos envasados o para prolongar su vida útil. REFUCOAT está explorando la incorporación de algunas sustancias naturales antifúngicas, antibacterianas y antioxidantes en sus estructuras de envasado final para carne de pollo fresca, aperitivos y cereales. Su enfoque ha sido desarrollar recubrimientos activos adecuados para su aplicación en películas de embalaje de base biológica.

La carne de aves de corral cruda sigue siendo una fuente de contaminación bacteriana en las cocinas domésticas, ya que puede contener Campylobacter y Salmonella, que son responsables de un gran porcentaje de enfermedades transmitidas por los alimentos en la UE cada año. Los bacteriófagos son el tipo de virus que infectan selectivamente las bacterias. Por ejemplo, un bacteriófago de Salmonella atacará únicamente Salmonella impidiendo su replicación y propagación, lo que los convierte en candidatos prometedores para su uso en envases de alimentos antimicrobianos. Son los microorganismos más abundantes en nuestro medio ambiente, naturalmente presentes en alimentos y agua, e inofensivos para los seres humanos. Las ventajas de los bacteriófagos son que son altamente estables para el almacenamiento, y han sido reconocidos como salvos por algunos organismos reguladores (por ejemplo, la FDA).

REFUCOAT ha desarrollado un recubrimiento activo que contiene bacteriófagos antimicrobianos para atacar el crecimiento bacteriano no deseado. Estos recubrimientos logran una reducción significativa en el crecimiento de la Salmonella cuando se utilizan en muestras de pechuga de pollo empaquetadas en envases de atmósfera modificada (MAP).

Los alimentos secos, como las patatas fritas y las migas de pan, plantean diferentes desafíos a los productos cárnicos frescos. Las patatas fritas y las migas de pan deben permanecer crujientes durante mucho tiempo, sin perder ni tomar ningún sabor hacia/desde el medio ambiente en el que se almacenan.

REFUCOAT está desarrollando un recubrimiento antioxidante en a base de aceites esenciales de hierbas bioactivas, que se puede aplicar a los materiales de envasado comerciales de base biológica para preservar la frescura de estos alimentos secos.

Diseño, fabricación y caracterización de estructuras de envasado

Tras el desarrollo de materiales de embalaje de base biológica y recubrimientos de alto rendimiento, REFUCOAT combina este conocimiento con las necesidades específicas de conservación de cada alimento con el fin de diseñar y producir estructuras de envasado adecuadas para cada producto. REFUCOAT está validando cada nueva estructura de envases que desarrollan y comparando su rendimiento con las alternativas metalizadas actuales y no basadas en la biotecnología en productos industriales. Además de los socios de rendimiento, los socios también están comparando la vida útil y la biodegradabilidad con los productos de embalaje tradicionales actualmente en el mercado. La seguridad y el cumplimiento normativo, la sostenibilidad ambiental y económica se abordarán específicamente

Específicamente, la barrera innovadora y los recubrimientos activos desarrollados durante el proyecto se combinan con bio-PE comercial, bio-PET y REFUCOAT PHA y ácido poliláctico (PLA) para producir estructuras de envasado de alto rendimiento para carne de pollo libre, migas de pan y patatas fritas. Los materiales de base biológica utilizados en el embalaje aseguran que sean una alternativa sostenible al embalaje actual.

(i) Estructura de embalaje para patatas fritas: BIOPET/coating/BIOPE. (ii) Estructura de embalaje para migas de pan: PLA/PHA/coating/BOPLA. (iii) Estructura packaging para pollo: Película: BOPLA/recubrimiento, bandeja: Recubrimiento activo PLA/PHA que contiene bacteriófagos.

Anuncio final de la conferencia

REFUCOAT se enorgullece de presentar los resultados y las lecciones aprendidas en los últimos tres años en su virtual  Final  Event ‘De los plásticos a la política: ¿cómo podemos mejorar el rendimiento de los envases de alimentos?’

El evento tendrá lugar en dos sesiones en línea y será una oportunidad muy necesaria para que diversas partes interesadas intercambien y reflexionen sobre cuestiones relacionadas con el envasado de alimentos, la bioeconomía y la sostenibilidad.

  • Sesión 1: Martes 5 de mayo, 10.00-12.00 CET – Bioplásticos para envases: retos regulatorios y medioambientales
  • Sesión 2: Jueves 7 de mayo, 14.00-16.00 CET – La tecnología detrás del embalaje bio-basado

Para registrarse, visite www.refucoat.eu  o póngase en contacto con  nina.mcgrath@eufic.org

La entrada Los días 5 y 7 de mayo se presentan los resultados finales del proyecto europeo REFUCOAT se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Carinsa, Velarte y La Española en la primera mesa redonda virtual organizada por AINIA

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 29/04/2020 - 16:40

AINIA está organizando una serie de encuentros con expertos para analizar, desde distintos puntos de vista, los efectos de la pandemia del coronavirus. Con el ciclo ‘Las empresas ante el desafío del COVID-19’, que es como se llama la iniciativa, se quiere dar respuesta a las inquietudes sobre los cambios y la transformación de la actividad industrial como consecuencia de los efectos del entorno actual. Esta mañana se ha celebrado la primera mesa redonda que ha contado con la participación de los Directores Generales de Grupo Carinsa, Velarte y La Española.

La rápida adaptación de las empresas a la nueva realidad, la adecuación de la producción a los protocolos de seguridad recomendados por las autoridades y la valentía del tejido industrial alimentario, cosmético y químico ha hecho posible garantizar el suministro de bienes de consumo. Estas y otras medidas relacionadas con la crisis del COVID-19, se han tratado en la mesa redonda virtual organizada por AINIA bajo el título ‘Cómo lograr un suministro seguro a lo largo de la cadena alimentaria ante el desafío del COVID-19’.

Moderada por la directora general de AINIA, Cristina del Campo, han participado la CEO del Grupo Carinsa, Vanesa Martínez; el director general de Productos Velarte, José Vicente Herrero y el presidente del Grupo La Española, Ignacio Alberola.

Adaptación de la industria a la crisis del COVID-19

Ante la situación actual, cada empresa, con su responsabilidad y compromiso con los consumidores, ha adoptado distintas medidas y cambios en los procesos productivos que ha supuesto, en muchos casos, una dedicación adicional.

La CEO del Grupo Carinsa, Vanesa Martínez, ha explicado que a su empresa ubicada en Barcelona, la suspensión del Mobile World Congress les hizo ser conscientes de lo que iba a venir. En este sentido, la anticipación ha sido clave para que pudieran proveerse de materiales para garantizar el suministro a sus clientes desde el primer momento y en los plazos habituales. Sobre las medidas de seguridad establecidas por la empresa para hacer frente a la crisis sanitaria ha señalado que resultó imprescindible poder realizar test PCR a todos sus trabajadores de manera continuada combinándolo con diferentes medidas para garantizar su seguridad, su salud y su tranquilidad. «Esta crisis ha puesto en valor todos los puestos de la compañía y la importancia de cuidar a nuestro personal”.

Por su parte, el presidente del Grupo La Española, Ignacio Alberola, ha explicado que las empresas, -sin ser conscientes de la exponencialidad de la pandemia-, se han anticipado todo lo posible obligándose a hacer una lectura diaria, en tiempo real, para poder adaptar las medidas a lo estaba sucediendo. “En la industria alimentaria la seguridad es la premisa y tenemos que seguir analizando y revisando esta idea. Actualmente ya conocemos como gestionar esta crisis y hemos incorporado los pasos necesarios para ello. A partir de ahora, debemos analizar riesgos potenciales y el concepto de seguridad a todos los niveles, para poder prevenir posibles riesgos adicionales en el futuro”.

El director general de Productos Velarte, José Vicente Herrero, ha contado que su mercado internacional les señalaba síntomas de lo que podía ocurrir en España. «A mediados de febrero observamos que había problemas de logística y empezamos a establecer medidas de flexibilización con nuestros trabajadores. Nuestro proceso productivo es artesano en un alto porcentaje, por lo que también hemos tenido que tomar medidas para que nuestros trabajadores se sintieran seguros y cómodos realizando sus trabajos”.

¿Cómo influirá la crisis del COVID-19 en la innovación y la digitalización?

La directora general de AINIA, Cristina del Campo, ha destacado “la importancia de la ciencia, la innovación y la tecnología como únicas vías para obtener respuesta a los desafíos que nos plantea la actual crisis del COVID- 19 y posibles pandemias en el futuro”.

En cuanto a la digitalización, para Ignacio Alberola, “los cambios ya los habíamos iniciado hace tiempo, la pandemia lo que ha hecho ha sido acelerar su incorporación a nuestra manera de trabajar. Los procesos de digitalización se van a acelerar a todos los niveles, especialmente en todos aquellos que sirvan para proporcionar información que nos ayude a anticiparnos a situaciones de este tipo”.

Sobre la innovación, José Vicente Herrero ha resaltado que “la innovación se tiene que adaptar al escenario de los próximos años, ya tenemos incorporadas muchas medidas, pero tenemos que ir por delante de las próximas crisis que puedan venir. Estamos obligados a priorizar la urgencia de los nuevos proyectos de innovación para desarrollar los que mejor se adapten a las demandas de nuestros clientes. Cualquier inversión en innovación debe tener un desarrollo muy planificado para poder asegurar un retorno”.

Por su parte, Vanesa Martínez ha apuntado que en materia de innovación alimentaria cobra especial importancia que “el valor nutricional por unidad de producto sea potente; vamos a tener que reformular muchos productos para que cumplan con un paso más: el valor nutricional por cada euro invertido o gastado”.

Este webinar ha sido el primero del Ciclo de mesas redondas virtuales que AINIA ha programado con el objetivo de conocer de primera mano, la experiencia y la visión de futuro que tienen las distintas empresas referentes en el sector, y trabajar en nuevas soluciones que permitan afrontar la nueva realidad y el futuro cercano de forma responsable y sostenible.

¡Conoce la programación de mesas virtuales que hemos preparado para ti!
  • 13.05.20: Marcas en el lineal (primera parte).
  • 20.05.20: El COVID-19 en el sector primario.
  • 27.05.20: Marcas en el lineal (segunda parte).

Durante los próximos días se abrirán las inscripciones para las próximas mesas redondas virtuales. ¡Contamos contigo!

La entrada Carinsa, Velarte y La Española en la primera mesa redonda virtual organizada por AINIA se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Tendencias de consumo que abren nuevas oportunidades

Ainia-Tecnoalimentalia - Mié, 29/04/2020 - 12:19

El gran interés por llevar una dieta saludable ha despertado la curiosidad de muchos consumidores por probar nuevas formas de alimentación, y algunos de ellos se plantean cambiar de hábitos, incorporando alimentos más saludables en su día a día y eliminando otros. De esta manera van creciendo los modelos de alimentación veganos, vegetarianos y flexitarianos. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre estos consumidores? ¿Qué demandas tienen? Todos priorizan los productos vegetales, pero no todos comen lo mismo.

Los veganos llevan una dieta 100% vegetal, incluyen proteínas vegetales, no comen nada de carne, pescado, huevos, lácteos, marisco ni derivados. Además, están muy concienciados con la conservación del medio ambiente y respetan mucho a los animales.

Los vegetarianos también llevan una dieta basada en productos de origen vegetal, pero estos sí que consumen huevos y lácteos. Dentro de este grupo, se pueden distinguir los lactovegetarianos (no comen huevo, pero sí lácteos), ovovegetarianos (sí comen huevo, pero no consumen lácteos) y apivegetarianos (no comen huevo ni lácteos, pero sí consumen miel).

Los flexitarianos se decantan por las ventajas de los alimentos de origen vegetal incluyendo de manera habitual lácteos y huevos, en ocasiones consumen carne y pescado. Por tanto, podemos decir que se trata de una dieta flexible. Esta dieta apuesta tanto por una alimentación más saludable, pero también más sostenible y respetuosa con los animales y con el medio ambiente. Estos grupos, no solo buscan llevar una alimentación más saludable, sino que también existen cuestiones morales y de preocupación por el planeta.

Esta tendencia hacia lo saludable, ha abierto una oportunidad muy importante tanto a nivel de categoría de producto, como de marca. Las categorías que tienen de por sí una naturaleza de producto saludable, han aprovechado o están aprovechando para crear marca, o bien, ganar posicionamiento, como es el caso del sector hortofrutícola. Por otro lado, existen otras categorías que destacan por otros atributos como el sabor, aspecto convenience, o simplemente las consumimos porque nos gustan y nos dan placer, entre otras variables. En este caso, muchas marcas implicadas en estas categorías han aprovechado la oportunidad para desarrollar nuevos productos más saludables, como es el caso de los snacks.

Los snacks son productos apetecibles, por tanto destacan por su sabor, tienen un aspecto convenience, se pueden llevar y consumir en cualquier lugar, y cuando los consumimos nos aportan una sensación placentera. Además, el ritmo frenético, los nuevos hábitos comportamentales, han dado lugar a un fenómeno conocido como Snackificación.

El consumidor cada vez asocia más categorías con el consumo de snacks. Tras elaborar un estudio de Social Listening en el que se realizó una medición a las menciones en redes sociales sobre la categoría snacks, observamos que el consumidor utiliza la palabra snacks cuando habla de: hortalizas y verduras, frutas, semillas, bebidas, entre otras categorías. Esto nos indica que, dentro del concepto de snack, concepto atractivo y demandado por el consumidor, caben muchas otras categorías, una oportunidad en el desarrollo de snacks saludables.

Otra categoría que está teniendo mucha demanda no solo por parte de los consumidores veganos, vegetarianos y flexitarianos, sino que se extiende a otros segmentos, son las bebidas vegetales. Esta categoría ha desarrollado una amplia gama de productos para cubrir la demanda que existe en el mercado. Según datos extraídos del estudio ‘Presente y Futuro de Bebidas Vegetales ¿Qué opina el Consumidor?’ realizado por AINIA.

  • El consumo de lácteos en España indica una caída desde el año 2005. Al mismo tiempo, y de forma paralela, se incrementa el consumo de bebidas vegetales. De hecho, si en España segmentamos el consumo de ambos productos por localización geográfica, podemos apreciar como existen diferencias notables en cuanto al consumo de los dos productos.
  • Los claims más utilizados en la venta de las bebidas vegetales analizadas son: ecológica, con calcio y sin azúcares añadidos.
  • Los consumidores siguen utilizando el término “leche” para realizar sus búsquedas en Internet sobre bebidas vegetales. A pesar de que la bebida de soja empezó a despertar interés en los consumidores antes (aproximadamente 2007) que la bebida de avena y la de almendras (aproximadamente 2011), los tres tipos mantienen una popularidad similar en la actualidad.
  • Las tres principales características que debería tener la bebida vegetal ideal, según los consumidores, son: buen sabor, que sea natural o esté hecha con ingredientes naturales, y que sea baja en/sin azúcares.
  • Un 89% de los consumidores de bebidas vegetales piensa que en unos años el consumo de bebidas vegetales será mayor.

Estos son algunos datos extraídos del primer informe realizado por AINIA. En estos momentos, nos encontramos realizando una segunda parte de este estudio que estará disponible próximamente.

Por todos es bien conocido que el consumidor demanda productos saludables, naturales y sostenibles, que además encajen con su estilo de vida, pero si organolépticamente no cumple con sus expectativas, no conseguiremos que nuestro producto forme parte de su cesta de la compra. En AINIA Consumer te ayudamos en todo el proceso de innovación de tus productos ofreciendo una solución integral.

La entrada Tendencias de consumo que abren nuevas oportunidades se publicó primero en AINIA.

Categorías: Ainia-Tecnoalimentalia

Páginas